CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Cuál es el papel de Dish en la fusión de T-Mobile y Sprint y cómo te afectará

Dish se convertirá en la nueva y cuarta opción de servicios inalámbricos para los estadounidenses, pero no faltan los escépticos sobre este nuevo servicio.

Dish Network Satellite television company logo seen

El decreto de acuerdo extrajudicial del Departamento de Justicia establece que Dish Network se convierta en el cuarto mayor operador inalámbrico del país para ayudar a preservar la competencia en el sector luego de la adquisición de Sprint por parte de T-Mobile.

SOPA Images

El destino de la fusión de T-Mobile y Sprint por US$26,500 millones todavía no está definido pero es cada vez más una realidad, ya que el 16 de octubre la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) aprobó oficialmente la fusión entre ambas compañías.

Sin embargo, el acuerdo todavía enfrenta una demanda multiestatal en donde fiscales generales de 18 estadoss se oponen al acuerdo argumentando que la fusión disminuiría la competencia y elevaría los precios del mercado. Este juicio tiene fecha para diciembre y, por el momento, es el único impedimento para concretar la fusión.

Pero, ¿qué papel juega Dish en esta fusión? A finales de julio, el Departamento de Justicia anunció un acuerdo mediante el cual Dish adquirirá algunos de los activos de Sprint para crear una red nacional de banda ancha inalámbrica 5G y competir con AT&T, Verizon y el nuevo T-Mobile. Con ello, el proveedor de televisión satelital sería considerado el cuarto competidor en el mercado de servicios inalámbricos de Estados Unidos. 

En virtud de este acuerdo, el Departamento de Justicia ha dado su aprobación a la fusión, lo que ya ha recibido el respaldo de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), liderada por una mayoría republicana. Para que el acuerdo se concrete, se requiere luz verde de estas dos agencias federales. (Los fiscales generales de 13 estados y el Distrito de Columbia aún esperan poder bloquear el acuerdo).

El ingreso de Dish representa un giro inesperado en la saga de T-Mobile-Sprint, que ya se ha prolongado durante más de un año mientras los ejecutivos ejercían presión sobre legisladores y funcionarios. Se trata de una opción nueva y potencialmente más barata para los consumidores. También ayudará a que el "nuevo T-Mobile" cree una red 5G de amplio alcance de manera más concienzuda que si T-Mobile y Sprint siguieran siendo empresas independientes.

El Departamento de Justicia ha señalado que eliminar uno de los cuatro operadores inalámbricos a nivel nacional es una opción prohibida desde una perspectiva antimonopolista. Es aquí donde entra a tallar el proveedor de televisión satelital Dish Network. La empresa está controlada por el conocido negociante Charlie Ergen, quien lleva casi una década prometiendo convertir su cada vez más reducido negocio de televisión satelital en una potencia de la comunicación móvil inalámbrica. Y ahora, con la ayuda del gobierno federal, está más cerca de lograr que esto suceda.

Para ayudarte a entender mejor este acuerdo, por qué se está considerando a Dish como parte de él y cómo te afectará todo esto, CNET ha reunido un conjunto de preguntas frecuentes.

¿Qué decidió el Departamento de Justicia?

Lo primero que debes comprender es que el Departamento de Justicia rechazó inicialmente la fusión propuesta entre T-Mobile y Sprint debido a que ello eliminaba a un competidor del mercado.

Específicamente, declaró en su reclamo (enlace en inglés) que reducir el número de operadores inalámbricos nacionales de cuatro a tres "llevaría a que la fusión de T-Mobile y Sprint (el 'nuevo T-Mobile') compita de una manera menos agresiva. El resultado sería un aumento en los precios y menos ofertas de servicios atractivas para los consumidores estadounidenses, que en conjunto pagarían miles de millones de dólares adicionales cada año por el servicio inalámbrico móvil".

Para solucionar este problema, el Departamento de Justicia ha negociado un acuerdo con las empresas (enlace en inglés), el cual permitirá a Dish comprar algunos de los activos de Sprint y crear un cuarto operador a nivel nacional.

¿Cuáles son los términos específicos de este nuevo acuerdo?

T-Mobile y Sprint deben vender los negocios prepago de Sprint (enlace en inglés), los cuales incluyen Boost Mobile, Virgin Mobile y Sprint prepago —lo que representa un total de 9 millones de suscriptores prepagos—, a Dish por US$1,400 millones. Sprint también debe ceder 14 MHz de su espectro de 800 MHz a Dish por US$3,600 millones en un plazo máximo de tres años. Además, T-Mobile deberá proporcionar a Dish acceso a su red inalámbrica a precios de mayorista, para respaldar un negocio de reventa de servicios inalámbricos por un periodo de siete años. (No se han revelado los detalles de este acuerdo ni el precio que Dish tendrá que pagar para acceder a la red de T-Mobile).

Dish obtendrá acceso a hasta 20,000 de las torres celulares desactivadas del nuevo T-Mobile en un plazo máximo de tres años. A cambio, Dish deberá construir torres adicionales y se compromete a dar cobertura al 70% del país con un servicio de banda ancha 5G con una velocidad mínima de descarga de 35 Mbps para el año 2023. Si Dish no cumple con esta condición, deberá pagar una multa de US$2,200 millones.

¿Por qué el Departamento de Justicia consideró a Dish como el mejor candidato para reemplazar a Sprint?

Aunque actualmente Dish no participa en el negocio de los servicios inalámbricos, su presidente, Charlie Ergen, ha expresado su aspiración de crear una red inalámbrica 5G que compita con las de los operadores inalámbricos nacionales. Durante casi una década, su compañía ha gastado miles de millones de dólares en acumular 100 MH del espectro inalámbrico en diversas subastas y a través de acuerdos privados, con el fin de reunir todos los componentes básicos necesarios para crear tal negocio.

Dish también lanzó una oferta fallida para comprar Sprint en 2013. Consideró la compra de T-Mobile, y también contempló presentar una oferta para adquirir activos de la empresa en quiebra Lightsquared.

En todo este tiempo, Ergen se ha mantenido firme en su posición de que necesita hacer una transición del negocio de la TV satelital de Dish a una empresa de servicios inalámbricos móviles. Su negocio principal continúa perdiendo suscriptores a medida que aumentan los costos de programación.

Pero hasta que se anunció este acuerdo, Dish no había hecho ninguna movida agresiva para lograr dicho propósito. De hecho, no faltan quienes han criticado a la empresa.

¿Qué se le critica a Dish?

Dish ha sido un participante importante en varias subastas inalámbricas pasadas. Pero durante años la empresa se mantuvo inactiva y no desarrolló ningún plan de implementación. Solicitó a la FCC prórrogas de construcción, las cuales le fueron otorgadas. Finalmente, la empresa se comprometió a invertir US$1,000 millones para desarrollar lo que llamó una red IoT (internet de las cosas) de banda estrecha para marzo de 2020. Han surgido rumores en la FCC y entre otros operadores, principalmente T-Mobile, de que si Dish no logra cumplir con este plazo se vería obligado a devolver sus licencias.

Aunque los términos del acuerdo negociado por el Departamento de Justicia son ampliamente favorables para Dish, el mayor beneficio para la empresa es que la FCC extenderá en tres años el plazo de construcción para Dish. Pero con una condición: la red que Dish cree debe ser una red de banda ancha inalámbrica comercial y no solo una red para dispositivos IoT.

¿Por qué a los fiscales generales estatales no les gusta este acuerdo?

Existen varias razones para ello. Algunas tienen que ver de manera específica con Dish, pero su mayor problema es que no les gusta la idea de que el gobierno apoye a un competidor para reemplazar a Sprint como el cuarto mayor operador inalámbrico del país.

"Las promesas realizadas por Dish y T-Mobile en este acuerdo son promesas que solo una competencia sólida puede garantizar", declaró en un comunicado (enlace en inglés) Letitia James, fiscal general del estado de Nueva York, luego de que el Departamento de Justicia anunciara su aprobación de la fusión. "Nos preocupa seriamente que la creación de este nuevo cuarto operador móvil, y que sea el Gobierno el que alija a los ganadores y perdedores, no aborde los daños que la fusión podría causar a los consumidores, los trabajadores y la innovación".

James también enumeró otras preocupaciones que conciernen específicamente a Dish.

  • Actualmente Dish no opera un negocio de servicios inalámbricos.
  • Dish nunca ha creado ni administrado un negocio de servicios inalámbricos.
  • Dish ha incumplido las promesas que hizo a la FCC de desarrollar una red utilizando el espectro arrendado por el Gobierno federal.
  • El éxito futuro de Dish en crear un competidor viable aún depende de T-Mobile, que le arrendará el acceso a la red para desarrollar su negocio de operador móvil virtual (conocido como MVNO en inglés).

¿Qué dice Dish sobre todo esto?

Dish afirma que está comprometida en crear dicha red. Sabe que su negocio de televisión satelital se está reduciendo y necesita un nuevo modelo de negocio. Pero está en desacuerdo con que la tipifiquen como una empresa reacia a crear una red inalámbrica.

Lo cierto es que crear una red de este tipo es una tarea sumamente costosa y riesgosa. La empresa dice que ha estado esperando el mejor momento y que se presenten las condiciones adecuadas en el mercado. Ergen, quien es el mayor accionista de la empresa y controla los votos de su junta directiva, ha estado reuniendo todos los componentes necesarios para crear la nueva red, adquiriendo espectro inalámbrico, presionando a la FCC para que cambie sus reglas de manera que se pueda usar una mayor cantidad del espectro para banda ancha inalámbrica, y trabajando con grupos del sector para la creación de estándares para 5G.

En cuanto a las acusaciones específicas de que la empresa no debería ser tomada en cuenta porque no participa actualmente en este negocio, Ergen señaló esta semana, durante una conferencia telefónica con inversionistas (enlace en inglés), que se sentía "insultado" por las sugerencias de que la empresa no se encuentra calificada para competir con los operadores inalámbricos.

De hecho, dijo que hizo lo mismo en la década de 1990, cuando Dish adoptó la tecnología de compresión digital para ingresar al negocio de la televisión por satélite. Hasta ese momento, Dish había sido solo un distribuidor de equipos satelitales, pero con la llegada de la tecnología de compresión digital, la empresa invirtió en el lanzamiento de sus propios satélites y comenzó a ofrecer servicios de televisión satelital a hogares en todo Estados Unidos. Con el tiempo, se convirtió en uno de los líderes del mercado de TV paga, y en un competidor de la TV por cable.

"No teníamos dinero", dijo Ergen sobre la incursión de su compañía en el negocio de la televisión digital por satélite en la década de 1990. "Nunca habíamos construido un satélite. Nunca habíamos ensamblado un decodificador. Nunca habíamos interactuado con los clientes; nunca habíamos atendido una llamada; nunca habíamos creado un centro de enlace ascendente (uplink); nunca habíamos hecho encriptación, pero aun así logramos hacer todo eso".

Prosiguió diciendo que sabe a lo que se enfrenta en el mercado de servicios inalámbricos.

"Este no es nuestro primer rodeo", dijo. "Creo que seremos una amenaza competitiva en este negocio".

¿Significa eso que habrá más ofertas para mí?

No está claro. Nadie está hablando aún de cómo serán dichos planes. También debes tomar en cuenta que Dish está comprando el negocio prepago de Sprint. Eso dejará fuera a muchos de los llamados clientes pospago, que pagan a fin de mes y tienden a tener billeteras más abultadas y mejores puntajes crediticios.

Ergen también dijo que espera que el nuevo servicio prepago de Dish ofrezca precios "disruptivos" desde el primer día. Y "no solo por sus precios atractivos sino también por la capacidad de crear paquetes de servicios mencionada en el acuerdo", dijo Tom Cullen, vicepresidente ejecutivo de Dish.

Si Ergen y Dish son sinceros en sus planes, ¿por qué tienen tantos detractores?

La defensora del consumidor Gigi Sohn, miembro del Instituto de Derecho y Política Tecnológica de Georgetown Law y exabogada de la FCC, quien asesoró al anterior presidente de la FCC, Tom Wheeler, dijo que incluso si se toman al pie de la letra las afirmaciones y aspiraciones de Dish, el acuerdo del Departamento de Justicia sigue siendo demasiado riesgoso para los consumidores. Sohn reiteró una de las principales preocupaciones que los fiscales generales aún tienen sobre este acuerdo, que es el acuerdo de MVNO y la dependencia de Dish de T-Mobile.

La forma en que funcionan estos acuerdos es que Dish pagará a T-Mobile por el acceso a su red, pero no está claro cuánto será ese precio ni si Dish podrá obtener ganancias mientras sigue pagando a T-Mobile por acceder a su red.

El Departamento de Justicia no reveló detalles del acuerdo entre T-Mobile y Dish, excepto para decir que las tarifas deben ser "razonables". Los ejecutivos de Dish dijeron en su conferencia telefónica esta semana que los "aspectos económicos del acuerdo sobre MVNO" son "atractivos". Cullen señaló que "al fin y al cabo, siempre será más rentable para nosotros contaron con una red propia". Dijo que esto proporcionará un incentivo para que la empresa construya su propia red rápidamente, antes de que expire el acuerdo sobre MVNO en siete años.

Pero Sohn señaló que aún está escéptica de que Dish pueda convertirse en un fuerte competidor de inmediato, dado que T-Mobile no está obligada a entregar sus locales minoristas o torres celulares desactivadas hasta dentro de cinco años.

"No veo nada en este acuerdo que me deje tranquila sobre que habrá un competidor que beneficie a los consumidores en el corto plazo, por no decir nunca", dijo. "Y no creo que el consumidor deba correr el riesgo de este fracaso".

¿Se puede hacer algo más para que Dish sea un competidor más fuerte?

Esa es la gran pregunta. Pero expertos como Sohn dicen que no.

"No veo la lógica de respaldar a un cuarto competidor que es esencialmente más débil que Sprint", dijo. "¿Hay alguna forma de remediarlo? No, que yo sepa, salvo bloqueando el acuerdo".

Si se bloquea el acuerdo, ¿significa que Dish no desarrollará una red de banda ancha 5G?

No necesariamente. Dish ha invertido miles de millones en su espectro y tiene ya el compromiso de crear una red 5G, aunque en una implementación por etapas. Ergen ha declarado en numerosas ocasiones que su plan a la larga es crear una red de banda ancha 5G de alcance nacional.

Si los fiscales generales llevan su caso a los tribunales y un juez federal bloquea la fusión, Sprint podría terminar escindiendo sus activos por su cuenta. Pero se desconoce si esos activos irán a Dish u otra empresa, como proveedores de cable.

"Estoy segura de que hay otras formas para que Dish se convierta en un operador inalámbrico 5G", dijo Sohn. "Y los aliento en su búsqueda para ingresar a este mercado. Pero este acuerdo no es la forma de hacerlo".

Reproduciendo: Mira esto: Tecnología 5G: Preguntas y respuestas
3:26