CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Cómo los 'hackers' y 'trolls' se aprovecharon de la tragedia en YouTube

Similar a lo ocurrido tras el tiroteo en una escuela de Parkland, Florida, las personas con mala intención comenzaron a propagar la desinformación en redes sociales, e incluso 'hackeando' la cuenta de un empleado de YouTube.

screen-shot-2018-04-03-at-2-58-09-pm

La cuenta verificada de Vadim Lavrusik, quien estaba en YouTube el martes y escuchó los disparos, fue 'hackeada' después del incidente. 

Dara Kerr/CNET

Una de las fuentes de primera mano en YouTube, que comenzó a mandar tuits mientras se refugiaba de los tiros en una habitación en uno de los edificios de la unidad de Google, fue víctima de un hackeo a sus cuentas de Twitter y Flipboard.

Vadim Lavrusik, un gerente de producto para YouTube y un ex periodista quien trabajó en el New York Times y Mashable, mandó varios tuits durante y después del incidente del martes, cuando tres personas fueron heridas por arma de fuego cuando una mujer comenzó a disparar a desconocidos dentro de las instalaciones de YouTube. La sospechosa, identificada como Nasim Aghdam al parecer estaba molesta con YouTube por algo relacionado a unos videos que ella publicaba.

Debido a la credibilidad de Lavrusik como fuente, muchas personas, incluyendo amigos, sitios de noticias y público, en general, empezaron a seguir su cuenta en Twitter. Por esta razón, cuando algunos tuits inusuales a los que publica Lavrusik aparecieron en su cuenta, estas personas inmediatamente pensaron que había sido hackeada. Y sí, eso fue lo que ocurrió. 

Uno de los tuits indebidos decía, todo en mayúscula, "ayúdame a encontrar a mi amigo lo perdí durante el tiroteo", con un link a una foto de Keemstar, un famoso youtuber. Unos minutos después, un segundo tuit decía, "mi nombre es muy gay, para ser honestos".

Pero por suerte, Lavrusik tiene muchos conocidos en Silicon Valley, y el equipo de Twitter y mismo Jack Dorsey, el presidente ejecutivo de Twitter, se involucró para devolverle al empleado de YouTube control sobre su cuenta esa misma noche. Twitter dijo que conocía de "intentos por diferentes personas para engañar a otros con mala información sobre la tragedia".

Aparentemente, la cuenta de Lavrusik en Flipboard también fue afectada, aunque la persona que entró a esa cuenta utilizó una contraseña correcta. Las publicaciones no autorizadas fueron eliminadas y se bloqueó "el acceso no autorizado a la cuenta", dijo por email Christel van der Boom, una portavoz de Flipboard.

Pero lo ocurrido con Lavrusik no fue la única forma que Twitter se usó inapropiadamente. Como secuela a la tragedia, BuzzFeed recopiló los tuits engañosos que intentaban propagar información falsa y en minutos ya tenían docenas. Este fue el primero:

Varias teorías de conspiración también surgieron después de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida. En ese entonces, se propagaron principalmente por Facebook y YouTube. Algunos de los estudiantes sobrevivientes, ahora organizadores de las marchas contra la violencia por armas de fuego, fueron convertidos en el blanco de teorías de la conspiración e incluso hubo quienes los acusaron de ser "actores" y no estudiantes comunes y corrientes.