CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Tiroteo en YouTube: ¿Está Silicon Valley preparado para algo peor?

Silicon Valley es una comunidad con una larga historia de espacios compartidos accesibles al público. Pero ahora, las empresas pueden necesitar repensar su cultura de apertura.

US-CRIME-SHOOTING-YOUTUBE

Una mujer armada abrió fuego contra los trabajadores de YouTube en San Bruno, California esta semana. 

Josh Edelson / AFP/Getty Images

Cuando una mujer armada abrió fuego en el campus de YouTube antes de suicidarse, Silicon Valley no solo experimentó una tragedia que sacudió a otras comunidades y provocó un intenso debate sobre el control de armas en Estados Unidos. El incidente también puede haber provocado un replanteamiento entre las compañías de tecnología que han disfrutado de una cultura que abarca espacios abiertos, incluidos cafés, restaurantes y tiendas de regalos, que se comparten con el público.

Si bien han habido varios incidentes que involucran violencia con armas de fuego en una compañía de tecnología, estos son raros. Hace dos años, un ingeniero de Apple supuestamente se suicidó disparándose a sí mismo en una sala de conferencias en la sede de la empresa en Cupertino, California. En 1988, un ingeniero despedido de ESL Incorporated, una compañía de hardware y diseño de software, mató a siete personas y lesionó a cuatro en sus oficinas en Sunnyvale, California.

"Podemos apostar a que todos los jefes de seguridad en Silicon Valley se han reunido ya con sus respectivos equipos", dijo Paul Saffo, un pronosticador de tecnología, en una entrevista. "Se están preguntando, ¿cuáles son las lecciones aprendidas y qué debemos hacer o qué necesitamos reconsiderar?"

El tiroteo del martes en San Bruno, California, a 15 minutos en coche al sur de San Francisco, dejó a tres personas hospitalizadas y traumatizados a los empleados del sitio de videos propiedad de Google. Los vecinos de YouTube en Silicon Valley se manifestaron rápidamente. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, el de Uber, Dara Khosrowshahi, el de Amazon, Jeff Bezos, y el jefe de Twitter, Jack Dorsey, dejaron bien clara su simpatía y apoyo.

"No puedo ni imaginar lo que están pensando y sintiendo nuestros amigos en YouTube en estos momentos. Estamos aquí para apoyar a sus familiares y amigos", dijo Dorsey y luego agregó que Twitter estaba monitorizando a las personas en su plataforma que estuvieran diseminando información falsa. Dorsey también hizo un llamado al presidente Donald Trump para que adopte políticas que hagan cumplir las verificaciones universales de antecedentes sobre la compra de armas y para financiar investigaciones sobre programas de prevención e intervención de la violencia con armas de fuego. "No podemos seguir reaccionando a esto, pensar y rezar para que no vuelva a suceder en nuestras escuelas, empleos o lugares comunitarios. Ya es hora de que evolucionemos nuestras políticas".

En una conferencia de prensa el miércoles que proporcionó más detalles sobre el tiroteo, el jefe de policía de San Bruno, Ed Barberini, habló sobre la seguridad en los campus de tecnología en la zona de Silicon Valley. 

"Siempre estamos abogando por aumentar la seguridad y siempre queremos fortalecer las medidas de seguridad", dijo Barberini en la conferencia. "Siempre estamos buscando oportunidades para crear entornos lo más seguros posible para las personas que trabajan allí".

Silicon Valley se extiende unas 50 millas entre San Francisco y San José. Muchas de las compañías en el área están ubicadas en la tranquila península de la Bahía de San Francisco, entre comunidades tranquilas y suburbios. Aún así, sus oficinas atraen a turistas de todo el mundo, que vienen a rendir homenaje a algunas de sus marcas tecnológicas favoritas, incluyendo a Google y Apple.

Google tiene un campus en expansión en el corazón de Silicon Valley que atrae a visitantes que pueden caminar entre edificios, sentarse afuera en espacios tipo parque y mirar boquiabiertos mientras los empleados montan en bicicletas multicolores de la compañía. La compañía no dio detalles sobre sus planes de seguridad, pero nos refirió a un tuit de Sundar Pichai, el presidente ejecutivo, donde dijo que: "En los próximos días, seguiremos brindando apoyo para ayudar a todos en nuestra familia Google a recuperarse de esta tragedia inimaginable".

No obstante, en un comunicado el miércoles, Google dijo que aumentará la seguridad en sus oficinas. "Estamos revisando este incidente en detalle y aumentaremos la seguridad que tenemos en todas nuestras oficinas en todo el mundo para hacerlas más seguras, no solo a corto plazo sino a largo plazo".

Facebook tiene su sede en Menlo Park, California, en un campus que está cerrado al público. Pero los turistas a menudo se hacen selfies con el gran cartel de "Me gusta" con el pulgar hacia arriba a la entrada de su sede. La red social también se negó a compartir detalles sobre protocolos de seguridad específicos. Pero un portavoz nos dijo que: "La seguridad de nuestros empleados es primordial, y trabajamos duro todos los días para mantener un entorno seguro para nuestra comunidad".

Apple construyó un centro de visitantes independiente donde los huéspedes se registran antes de que se les permita entrar en su nuevo campus circular Apple Park de 175 acres en Cupertino. Al otro lado del centro, se encuentra una tienda y un nuevo café. La compañía no quiso hacer ningún comentario sobre el tiroteo en YouTube de esta semana.

Twitter, que tiene su sede en un rascacielos en San Francisco y que tiene su propia cafetería de servicio completo para que los empleados no tengan que aventurarse a salir a comer, dijo que no tenía detalles específicos para compartir. Pero la compañía señaló que tiene instaurados protocolos de seguridad corporativa y un equipo de seguridad.

"Creo que esto va a hacer que la gente se replanteé de nuevo el tema de los espacios abiertos en Silicon Valley," dijo el emprendedor de tecnología Jason Calacanis en una entrevista con la cadena CNBC. "Tenemos una cultura muy abierta aquí. La gente puede caminar hasta casi cualquier edificio y creo que este podría ser un momento para reconsiderarlo, como que las escuelas tienen que reconsiderar, lamentablemente, tener campus abiertos y poner barreras a su alrededor y tener el doble capas de seguridad", agregó.

El otro problema que la industria de la tecnología necesita tener en cuenta es asegurarse de que esté preparado para situaciones de emergencia.

Después del tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, en febrero, hubo un impulso para que las escuelas practiquen más simulacros para preparar a los estudiantes para esas situaciones. Ahora que las compañías tecnológicas se han enfrentado a la realidad de que un tiroteo masivo puede ocurrir en sus campus, la pregunta es qué planes tienen para prepararse para lo peor.

Nos comunicamos con varias otras grandes compañías de tecnología acerca de sus protocolos de seguridad. Microsoft, Salesforce, Mozilla, Slack y Oracle declinaron hacer comentarios al respecto.

Dara Kerr, Sean Hollister y Laura Hautala contribuyeron con este artículo.