Tim Cook en Apple: Momentos clave tras 5 años de la era 'post-Jobs'

Cinco años después de tomar las riendas de la gigante de Cupertino luego de la partida de Steve Jobs, Cook ha llevado a Apple a una valuación de US$600,000 millones y a incursionar en la novel categoría de los 'wearables'.

Josh Miller/CNET
Close
Drag

El 24 de agosto de 2011, apenas un par de semanas después de que Steve Jobs renunció al puesto de presidente ejecutivo, Tim Cook tomó el cargo como el delegado y máximo responsable en Apple.

Cuando la entonces mano derecha de Jobs asumió el puesto, surgieron muchas dudas sobre la idoneidad de Cook para encabezar a Apple. Después de todo, Jobs era una figura mucho más pública, con más facilidad de palabra y, sobre todo, con más presencia como alto mando en Apple por sus décadas al frente de una empresa que él fundó.

Después de cinco años, casi seis generaciones del iPhone y una "salida del clóset", Cook ha llevado a la gigante de Cupertino a un valor que roza los US$600,000 millones, un aumento considerable de los US$337,000 millones de valuación que tenía Apple en 2011.

Para llegar a esa cifra, Cook le dio a Apple un giro importante que ha convertido a la empresa en una totalmente distinta de la Apple de Jobs. Aquí te contamos los cinco cambios más importantes en la última media década:

Beats Electronics como los cimientos para el futuro

Close
Drag

El 28 de mayo de 2014, Apple anunció la compra de Beats Electronics por US$3,000 millones, la adquisición más importante para Apple hasta ese entonces. La compañía era mejor conocida por sus audífonos premium que vemos en las orejas de músicos y deportistas, pero Beats también tenía otro as bajo la manga que atrajo la atención de Apple: Beats Music.

Beats Music era la apuesta de la compañía especializada en audio para competir con Pandora, Rdio y Spotify. El servicio no tuvo el mismo éxito ni la atención de los usuarios como Spotify, pero Apple vio en Beats Music lo necesario para montar lo que ahora conocemos como Apple Music.

La compra de Beats Music fue un paso obvio y necesario para Apple, una compañía que, como Tim Cook describe, "lleva la música en su ADN". Las ventas de música digital en iTunes estaban bajando y Apple necesitaba sumarse a la fiebre de los servicios de streaming de música.

Beats Music no sólo ayudó a crear el servicio musical de Apple que ya amasa una base de usuarios de más de 15 millones de suscriptores, sino también le dio a Apple una marca de audífonos reconocida que puede usar como valor agregado en sus promociones -- como las de regreso a clases.

Buena compra, Cook.

La muerte no confirmada del iPod

ipod-classic-dead-2517-001.jpg
Josh Miller/CNET

Como bien dicen en Matrix Revolutions: Todo lo que tiene un principio, tiene un final. Y esto se volvió realidad en Apple el 9 de septiembre de 2014 con la muerte del iPod Classic.

Ese día marcó el fin de una era. Apple dejó de vender el iPod Classic, el dispositivo que revivió a la compañía de una catástrofe, el dispositivo que colocó la música en el ADN de Apple. La muerte del pequeño reproductor musical sin una pantalla táctil estaba marcada desde la llegada de los servicios de música por streaming y por dispositivos como el iPhone y el iPod Touch que siguen aumentando su capacidad de almacenamiento.

El iPod Classic no permite guardar música descargada desde Spotify, y tampoco de Apple Music, a pesar de ser un producto de la misma compañía. El iPod Classic tampoco cuenta con opción para conectarse a una red celular o la opción de ver videos.

La música es uno de los eslabones más importantes del ADN de Apple, pero no sorprende que el iPod esté muriendo.

Apple lleva años sin decir exactamente cuántas unidades de iPod se han vendido, y las unidades vendidas las reporta dentro de la categoría "Otros productos", en donde se toma en cuenta ventas de accesorios, Apple TV, Apple Watch y productos Beats. La categoría obtuvo US$5,976 millones en ingresos durante el segundo trimestre de 2016, comparados a los US$5,028 millones en 2015.

Bajo Cook, Apple dijo adiós a uno de los productos más importantes de la Apple de Jobs. ¿Alguna duda de quién manda ahora?

Una manzana --más-- verde

apple-store-green-leaf-9810.jpg

Apple agrega a su logo detalles en verde en días importantes relacionados a la naturaleza o medio ambiente.

CNET

Apple siempre ha sido una compañía preocupada por el medio ambiente, pero desde que Cook está a la cabeza de la cúpula, la empresa no sólo hace más esfuerzos en ese campo, sino que lo presume.

Apple tiene un sitio dedicado a dejar saber todo lo que hace para proteger el medio ambiente, donde subraya que el 93 por ciento de la energía necesaria para operar en todo el mundo provino de fuentes de energía renovable. Las oficinas de Apple en Singapur son provistas de energía renovable gracias a paneles solares en 800 techos.

Además, todos los centros de datos de Apple, los cuales se encargan de enviar mensajes en iMessage, responder a solicitudes de Siri y la descarga de música en iTunes, funcionan con energía 100 por ciento renovable.

Asimismo, en los eventos de presentación de nuevos productos, Apple ha hecho un pequeño espacio para que ejecutivos al frente de sus esfuerzos ecológicos hablen de los logros obtenidos, algo que en la época de Jobs no se veía y que Cook ha hecho más notorio.

Los esfuerzos de Apple para seguir siendo una compañía ambientalista se harán más obvios cuando, a fines de este año, su nuevo campus --conocido como la nave espacial-- esté listo para despegar. La nave espacial, a pesar de su enorme tamaño, utilizará energía 100 por ciento renovable, de acuerdo con Cook. Apple realizará una inversión de US$850 millones en una granja solar que proveerá de energía al nuevo campus, un centro de datos en Arizona y otros edificios en los próximos años.

Una manzana verde que sí se antoja morder.

Apple Watch, el inicio de una era

Close
Drag

Sin duda, como el ejecutivo más importante al frente de una compañía como Apple, Cook ha tenido que tomar más de un puñado de difíciles decisiones, pero la de lanzar el Apple Watch ha sido un parteaguas para Apple en la era de Cook.

Si bien bajo el mando de Cook, la compañía ha lanzado nuevas MacBook, nuevos iPhone y nuevos iPad, el reto verdadero fue lanzar el Apple Watch, incursionando así en una nueva categoría en la que ya se encontraban importantes rivales.

El Apple Watch, en su primera generación, aún está lejos de ser el éxito que fue el iPhone o iPad. Sin embargo, el reloj es el más aclamado entre los consumidores y lo ha posicionado como el mejor vendido de entre todos los smartwatches.

Aún así, el reloj tiene espacio para mejorar. Necesita incluir un GPS para medir sesiones de ejercicio sin la necesidad de un iPhone, que exista el soporte de redes celulares, y, en especial, mejorar la duración de batería para superar la barrera de un día como máximo.

Es difícil llamar éxito o fracaso al Apple Watch; sólo el tiempo lo dirá.

China se ha convertido en una muralla

Close
Drag

Apple llegó con bombo y platillo a China, pero las cosas se han ido complicando. La compañía de Cupertino, que en 2014 vendía como pan caliente sus teléfonos, ha ido perdiendo fuerza principalmente por los participantes locales como Huawei, Oppo y Xiaomi.

La llegada de Apple a China fue comandada por el propio Cook, que vio en China el siguiente mercado a conquistar tanto por su tamaño como por tener a la operadora más grande del mundo: China Mobile. Pero con el tiempo, la violenta competencia en China los ha ido sacando del juego.

A pesar de que el iPhone SE fue un respiro para la empresa, para el cierre de la primera mitad de 2016, Apple se convirtió en la quinta fabricante de teléfonos con mayor presencia en China, de acuerdo con Counterpoint Research, al llegar al 10.8 por ciento de teléfonos vendidos en la región, casi 2 por ciento menos que el mismo periodo de 2015.

Habrá que derribar esos muros.

Los próximos 5 años

Apple es otra desde que Cook ha tomado las riendas de la compañía. Está apostando por más tamaños del iPad (a pesar de que Jobs se oponía a ello), está diversificando su negocio a teléfonos más asequibles (como el iPhone SE) y ya no es la compañía pionera que inventaba exitosas categorías (como con el iPhone o iPad).

En su lugar, Apple ya dejó ver que está investigando en el campo de la realidad virtual, aunque aún se desconoce si planea fabricar gafas como Samsung, Oculus o HTC, o proveer software. La empresa también parece estar trabajando en un automóvil autónomo y eléctrico que llegaría a las calles en 2020.

Por otro lado, Cook no se olvida de su primogénito: el Apple Watch. La segunda generación del reloj, con un GPS incluido y más funciones de salud y actividad física, podría llegar este mismo año.

Asimismo, Cook se está enfocando en la salud con esfuerzos como ResearchKit, CareKit y HealthKit que además de ayudar a diagnosticar padecimientos, colabora con investigaciones. Se especula también que Apple estaría trabajando en un nuevo producto relacionado a la salud, con el cual se podrían tomar mediciones cardiovasculares, similar a un electrocardiograma.

Apple Music, por su parte, es una fuerte apuesta de Apple en el mundo del streaming de música. Después de un año de su lanzamiento, el servicio ya cuenta con 15 millones de suscriptores de paga, comparados a los 30 millones de suscriptores de paga que cuenta la líder de la industria, Spotify. Aun así, Apple Music tiene mucho camino por recorrer para aspirar por el mismo éxito que iTunes experimentó en el mercado de descargas de música digital.

Eso sí, la Apple de Tim Cook avanza sin descuidar sus productos más exitosos, con el lanzamiento del iPhone 7 en septiembre y un "súper iPhone" en 2017 para conmemorar los 10 años de la exitosa categoría, además de nuevas MacBook Pro este año con una pantalla OLED secundaria en el teclado.

Así, la Apple de Cook sigue la vena que ha distinguido a la empresa desde la era Jobs, pero no ha dudado de dar giros y desvíos para dirigirse hacia el futuro. ¿Qué otras sorpresas nos tendrá Cook?