'The Magnificent Seven': Una película de vaqueros chapada a la antigua

[Reseña sin 'spoilers'] La nueva versión del famoso 'western' de 1960 se apoya en el carisma de Denzel Washington y Chris Pratt para contar una historia entretenida pero que nada nuevo aporta al género.

El nuevo elenco se calza las botas del género 'western'

Columbia Pictures

Todo remake debe hacerse tarde o temprano la misma pregunta: ¿en cuál momento se distancia del filme original y forja su propia identidad?

En el caso de The Magnificent Seven -- que se estrena el viernes, 23 de septiembre -- la respuesta pareciera ser: "nunca".

El encanto de la nueva versión es precisamente ese: su intención es ser un western entretenido y sin mucho apego al realismo, que era la fórmula de casi todas las series televisivas de vaqueros de los años 60, como Cheyenne, Bronco, Hondo, Laredo y Bonanza, entre otras.

The Magnificent Seven busca recrear el espíritu del filme original de 1960, que a su vez fue un remake de la película japonesa Seven Samurai (1954), dirigida por Akira Kurosawa.

La nueva versión resulta entretenida, con un ritmo sostenido que avanza la historia sin pausas y que se apoya en su elenco de estrellas -- el gran gancho de la película -- integrado por Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio, Peter Sarsgaard, Byung-hun Lee, el mexicano Manuel García-Rulfo y Haley Bennett (la chica de moda en Hollywood pues es una de las protagonistas de The Girl on the Train).

El director Antoine Fuqua (Training Day) recurre a escenarios emblemáticos del western, como los desiertos de Arizona, fotografiados en formato panorámico para dotar a la película de una escenografía en la que discurra con verosimilitud su argumento.

El filme trata de cinco pistoleros, un cazador ermitaño y un guerrero nativoamericano que son reclutados por los habitantes de un pueblo para que los libere del acoso que sufren a manos del poderoso dueño de una mina cercana.

La nueva The Magnificent Seven introduce como elemento innovador mayor diversidad racial en su elenco en comparación con la película de 1960. Y se apoya especialmente en el carisma de Washington y Pratt, dos de las estrellas de cine más populares con la que cuenta Hollywood hoy en día.

Pero, si bien es un remake ejemplarmente realizado y entretenido, es justo reconocer que The Magnificent Seven nada nuevo aporta al género del western o roza al menos el impacto en la cultura popular que tuvo la película, con su inolvidable tema musical compuesto por Elmer Bernstein.

En la nueva The Magnificent Seven, los héroes siempre dan en el blanco y saben, incluso antes de dar un paso, dónde se encuentra el pistolero enemigo. Esto, junto con ciertas escenas que desafían la credibilidad en la secuencia final, restan calado a la película.

Quizás la mejor manera de disfrutar The Magnificent Seven sea valorarla como un ejercicio de nostalgia y un tributo a los western que poblaban las tardes de la pantalla chica en los años 60 y 70.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.

Close
Drag