CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN Televisión y cine

'The Handmaid's Tale' sigue deprimiéndome

[Reseña con pocos 'spoilers'] La serie de Hulu basada en la novela de Margaret Atwood estrena su segunda temporada con los mismos ingredientes y calidad que le consiguieron alabanzas y reconocimientos en la primera. Pero esta historia sobre sumisión y rebelión sigue dándome pereza.

The Handmaid’s Tale

Elisabeth Moss en la segunda de The Handmaid's Tale.

Take Five/ Hulu

Está protagonizada por Elisabeth Moss, la actriz que encarnó a mi personaje preferido (y mi momento más preciado) en Mad Men. Basada en una novela de la escritora canadiense, activista y feminista Margaret Atwood. Su primera temporada se hizo con dos Globos de Oro y una infinidad de Emmys, entre ellos los de mejor serie dramática del año. Y está realizada con un esmero que no excluye nada: interpretaciones magistrales, iluminación pictórica, dirección cuidada al milímetro y hasta una selección de banda sonora digna de ser añadida a mi lista de Spotify. Y, a pesar de todo esto, ver los tres primeros episodios de la segunda temporada de The Handmaid's Tale que Hulu me facilitó para escribir esta crítica, me dio pereza. Mucha pereza.

Reseña o crítica

Y es que The Handmaid's Tale siguió deprimiéndome en su segunda temporada tanto como lo hizo en la primera. Fue ver las primeras imágenes del resumen de la temporada anterior que Hulu ha tenido el acierto de poner frente al primer episodio de la temporada 2 y recordar todas las desgracias a las que fueron sometidas June, Emily, Moira y compañía.

Además The Handmaid's Tale (El cuento de la criada) no es precisamente una historia distópica a lo Hunger Games en la que su protagonista es una heroína que consigue liberar a Panem de la opresión de un régimen totalitario. En esta serie June (Elisabeth Moss) simplemente lucha por la supervivencia, su propia supervivencia. A ratos olvida incluso que una vez tuvo una vida relativamente feliz junto a su marido e hija y trabajando en una editorial.

Toda esa brutalidad y desasosiego que me provoca la serie se debe en parte a sus flashbacks. Los momentos en los que vemos cómo eran la vida de June o Emily antes de que Gilead y su dictadura religiosa desmantelaran Estados Unidos e impusieran un régimen anacrónico, opresor y esclavista. Unas secuencias en las que nuestras protagonistas habitan un universo muy parecido al que tenemos actualmente. Es difícil no pensar en lo fácil que podría ser perder algunas de las cosas que hemos conseguido o que todavía estamos luchando por afianzar: democracia, derechos civiles para las mujeres, reconocimiento del matrimonio gay, libertad de expresión... Y es que una de las bazas de esta serie es su realismo, en el sentido de que lo que nos está relatando es mucho más plausible o probable de lo que nos gustaría reconocer.

Unwomen

Alexis Bledel en la segunda temporada de The Handmaid's Tale.

George Kraychyk/Hulu

Naturalmente hay momentos en los que al ver estos nuevos episodios volví a juzgar a June y a su familia y pensé que a mí nunca me pasaría algo así, que hubiera reaccionado antes. Como cuando ella le pide a su marido que firme una receta para que pueda autorizar su compra de anticonceptivos. O cuando una enfermera le juzga por trabajar, teniendo en cuenta que también es madre. Son señales que le deberían haber indicado que era el momento de agarrar el pasaporte e irse a otro país donde las cosas no estuvieran tan feas. Luego reflexiono sobre qué haría yo en una situación parecida, dónde iría. Tampoco hay tantas alternativas, pienso. Y la serie me muestra esta temporada que la huida no fue fácil o posible para todos. Y aquí me vuelvo a deprimir.

Eso no quiere decir que no me guste The Handmaid's Tale. Tiene todos los ingredientes para hacer de ella un producto televisivo hecho a mi medida. Personajes femeninos fuertes, interpretaciones sutiles, mensajes subversivos, dirección cinematográfica, fotografía pictórica o una banda sonora bailable pero no excesivamente comercial que en estos primeros episodios ha incluido temas como "This Woman's Work" de Kate Bush, "Going Back to Where I Belong" de Sugar Pie De Santo o "Go!" de Santigold.

Pero a pesar de lo mucho que me guste ese ideal de serie reivindicativa y que quiere hacer pensar, cuando llego a casa cansada y pienso en qué ver en Netflix, Hulu, HBO Now, Showtime o el sinfín de opciones que tiene el espectador televisivo del primer mundo, la idea que me viene a la cabeza no es The Handmaid's Tale. Porque es una serie que, no sólo no me permite desconectar, sino que no deja de recordarme lo jodidas que están las cosas en el mundo en el que vivo.

Dicho esto, si te gustó la primera temporada de la serie de Hulu y tienes tendencias televisivas masoquistas, la segunda no te defraudará. Sigue siendo una de las mejores opciones de la televisión de prestigio del momento. El director Alex Garland me la describió en una entrevista como el mejor drama que vio el año pasado (contando también películas). Y seguramente tenga toda la razón. Es sólo que me gustaría verla en otro momento. Uno en el que la historia de June me pareciera una historia de fantasía y no una premonición y advertencia de lo que podría pasarnos si nos acomodamos demasiado.

The Handmaid’s Tale

Imagen hermosa de la segunda temporada de The Handmaid's Tale, sí. Inquietante, también.

Take Five/Hulu

Elenco o reparto

Elisabeth Moss repite como June/Offred. Vuelven también Alexis Bledel (Ofglen/Emily), Samira Wiley (Moira), Yvonne Strahovski (Serena), Joseph Fiennes (Fred Wateford), Max Minghella (Nick), O-T Fagbenle (Luke) y Ann Dowd (Aunt Lydia).

Hay que destacar además la aparición de Marisa Tomei en el segundo episodio de la temporada 2 de The Handmaid's Tale. La veterana Cherry Jones interpreta a la madre de June.

Sinopsis

La trama arranca al final de la temporada pasada, con June embarazada de Nick. Serena y Fred siendo conscientes de esta paternidad. June ha desafiado la autoridad haciendo que el resto de criadas no apedrearan a Janine a finales de la temporada pasada. June pudo ver además el hogar en el que se encontraba su hija, Hannah. Moira pudo escapar de Jezebel's y se reencuentra con Luke en Canadá. Y Emily está siendo sometida a trabajos forzados en las colonias, tras sus muchos actos de rebelión en la primera temporada.

Tráiler

Este es el tráiler de la temporada 2 de The Handmaid's Tale que Hulu ha lanzado.

Aunque tal vez prefieras esta versión más temprana con el tema "For What It's Worth" de Malia J. Y es que otra de las cosas especialmente cuidadas en The Handmaid's Tale es su banda sonora.

Fechas de estreno

La segunda temporada de The Handmaid's Tale tiene 13 episodios y se estrena el 25 de abril de 2018 en Hulu en Estados Unidos. Hulu estrenará los dos primeros episodios de la serie ese día, y el resto se irán estrenando de uno en uno cada miércoles. Ya hemos comentado alguna vez que ésta no es precisamente la serie con la que más apetezca echarse un maratón televisivo.

En España la serie se puede ver en HBO y se estrena el 26 de abril de 2018. 

La primera temporada de The Handmaid's Tale (El cuento de la criada) se estrenó el 11 de marzo de 2018 en Paramount Channel en América Latina. La segunda temporada de la serie todavía no tiene fecha de estreno allí.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.