CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

'The Darkest Minds': una película feminista para adeptos a la fantasía y fans de 'Hunger Games'

[Reseña con pocos 'spoilers'] 'Mentes poderosas' es la nueva adaptación para el cine de una serie de libros para adolescentes y protagonizados por una chica. Si esa fórmula te suena bien, este título cumplirá con todas tus expectativas.

Darkest Minds - Mentes peligrosas

Chubs (Skylan Brooks), Zu (Miya Cech), Ruby (Amandla Stenberg) y Liam (Harris Dickinson) en 'The Darkest Minds' (o Mentes poderosas).

Daniel McFadden/ 20th Century Fox

No he leído The Darkest Minds (Mentes poderosas), el primer libro de la trilogía fantástica para adolescentes de Alexandra Bracken en el que se basa esta película. Sin embargo, después de ver su adaptación cinematográfica, Mentes poderosas está ya en mi lista de Goodreads de novelas a consumir próximamente. Y es que en el género de Young Adult y protagonizado por personajes femeninos he leído bastante pero no me han gustado tantas. Y este The Darkest Minds tiene madera y calidad como para convertirse en el próximo Hunger Games.

Los paralelismos son muchos. Empezando porque su protagonista, Ruby, está interpretada por Amandla Stenberg, la misma que hace seis años se ponía en la piel de Rue, la mejor amiga y casi hermana adoptiva de Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) en Los juegos del hambre

Cuando Ruby tiene apenas 10 años una epidemia asola a los niños. El 98 por ciento de ellos muere. Los supervivientes, sin embargo, desarrollan poderes especiales que se verán como una amenaza para los adultos. Ruby sobrevive, pero sus poderes ocasionarán que involuntariamente se borre a sí misma de la memoria de su madre y acabe en un campo de concentración para niños. En estas instalaciones, el gobierno los clasifica por colores según los poderes que hayan adquirido, en un comentario que la historia hace sobre la segregación racial de la sociedad estadounidense y que se sigue desarrollando a lo largo de toda la película. Los verdes tienen inteligencia aguda; los azules telekinesia; los de color dorado el poder para manipular electricidad; los rojos pueden controlar y crear fuego; y los naranja, el poder para controlar mentes.

Mentes poderosas - The Darkest Minds

Ruby (Amandla Stenberg) y Liam (Harris Dickinson) en 'The Darkest Minds'.

Daniel McFadden/ 20th Century Fox

La directora de The Darkest Minds, Jennifer Yuh Nelson (Kung Fu Panda 2 y 3), expone todo esto de forma rápida y ágil al principio de la película y de la misma manera hace una elipsis de seis años que nos enseña a Ruby todavía en ese campo de concentración ya convertida en una adolescente. Algo provocará que tenga que darse a la fuga y fuera del campo tendrá la suerte de cruzarse con un grupo de adolescentes formado por la dorada y algunos años más pequeña Zu (Miya Cech), el verde Chubs (Skylan Brooks) y el azul Liam (Harris Dickinson). 

Y ahí es cuando a la película se le añade otro de los ingredientes imprescindibles en toda historia fantástica para adolescentes: el romance. Y es que entre Ruby y Liam hay más que cierta atracción y por suerte mucha más química que entre Katniss y Peeta (Josh Hutcherson). Aunque las cosas no sean siempre sencillas entre ambos. Ella sigue asustada por lo que pasó cuando tocó a su madre y le borró la memoria sobre ella. Algo que la hace reticente a acercarse demasiado a Liam. Y hay un momento en el que le reprochará que él no pueda acabar de entenderla, simplemente porque no son del mismo color en cuanto a poderes se refiere.

También abundan los momentos de amistad y camaradería entre los cuatro integrantes de este grupo de supervivientes rebeldes. Con cenas sobre una manta de picnic a la luz del crepúsculo y a base de twinkies. Y es que sin adultos a la vista y estando a la fuga, cosas como llevar una dieta equilibrada y rica en verduras dejan de ser una obligación.

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

Aunque yo en realidad casi ni me diera cuenta de ello, mi colega Marta Franco se ha encargado de recordarme que —igual que en Los juegos del hambre— aquí también acaba teniendo cierta importancia el artificio de triángulo amoroso para el desarrollo de la historia. Aunque a Ruby —y a ti también— le va a costar mucho menos que a Katniss lo de decidirse entre uno u otro pretendiente.

"Me gusta bastante como soy", dice nuestra protagonista en uno de los momentos más feministas de la película. Y es que si hay algo que hace bien Mentes poderosas es establecer esta historia sobre aceptación personal, falta de prejuicios, independencia y rebelión.

Una historia un poco más ligera que Hunger Games, en realidad. Su mundo se parece mucho más al nuestro. Uno de sus protagonistas incluso tiene acceso a Internet y puede enviar mensajes de texto por Messages. También hay momentos para el humor, como cuando Ruby se ve obligada a conducir una furgoneta y reconoce que, pese a lo que le han hecho creer, ir al volante no tiene nada que ver con ir en bicicleta.

Si te gustó Hunger Games. O si simplemente te gustan las historias protagonizadas por mujeres fuertes —tengan la edad que tengan— The Darkest Minds te satisfará. Además de ser perfecta para darle un mensaje positivo, diverso e inclusivo a las adolescentes que forman su público objetivo principal.

Y no dejes que la calificación no necesariamente positiva de la película en Metacritic o Rotten Tomatoes te descorazone. Es la misma crítica que la semana pasada dejó por las nubes la demasiado larga, demasiado embrollada y rebosante de testosterona Mission: Impossible - Fallout.

The Darkest Minds / Mentes poderosas

Liam (Harris Dickinson), Chubs (Skylan Brooks), Ruby (Amandla Stenberg) y Zu (Miya Cech) en The Darkest Minds (Mentes poderosas).

Daniel McFadden/ 20th Century Fox

The Darkest Minds o Mentes poderosas se estrena en Estados Unidos y México el 3 de agosto. Mentes poderosas se estrena el 10 de agosto en España.

Nota del editor: Esta crítica se publicó originalmente el 2 de agosto de 2018 con el dato de que era la mitad de la población infantil la que moría tras la epidemia, en lugar del 98 por ciento.

¿Te gustan el cine y la tele de género fantástico? No dejes de leer nuestra crítica sobre la serie de Hulu y ambientada en un mundo creado por Stephen King, Castle Rock, o lo que nos ha parecido esa secuencia final de Ant-Man and the Wasp.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.