CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

iPhone 12 The Irishman Navidad 2019: Qué podrás cruzar a México Baby Yoda Galaxy S11 Ofertas ocultas de Amazon

The Crown temporada 3: Olivia Colman inicia su reinado en este drama histórico de Netflix

[Reseña sin 'spoilers'] Helena Bonham Carter interpreta a la princesa Margaret en la tercera temporada de esta serie sobre la familia real inglesa con tintes de telenovela.

The Crown

Olivia Colman.

Netflix

Soy republicana (en el sentido de que no me gustan las monarquías como formas de gobierno). Es consecuencia directa de haber nacido en un país con una familia real a la que aguantar. Así que cuando empecé a ver esta serie de Netflix sobre la reina Elizabeth II fue con mucho escepticismo. Pero pronto me convertí en una súbdita absoluta de The Crown.

Han pasado dos largos años desde que se estrenara la segunda temporada de esta telenovela histórica. Desde entonces han cambiado algunas cosas. En lugar de optar por tecnología de envejecimiento o maquillaje protésico, los protagonistas de The Crown se han cambiado por actores más mayores. Olivia Colman de Fleabag y ganadora de un Oscar por The Favourite sustituye a Claire Foy como la versión de más edad de la reina Elizabeth II. Tobias Menzies (Outlander) se queda con el papel de Matt Smith interpretando al marido de ella, el duque de Edimburgo. Y Helena Bonham Carter deja en libertad a su diva interna para interpretar a la princesa Margaret.

La temporada 3 de The Crown estará disponible en Netflix el 17 de noviembre y no defraudará a los fans de la serie. Es satisfactoria, está perfectamente narrada e interpretada. Pero en estos nuevos episodios podrían haber usado un poco más a Bonham Carter. 

Es 1964 y la reina Elizabeth, con su inseparable bolso, está mirando dos retratos de su perfil. En la versión joven tiene el aspecto de Foy, que interpretó al personaje en las dos primeras temporadas de la serie. En la versión de más edad, Colman es la representada. "La edad raramente es amable con nadie", reflexiona la reina al contemplar ambas piezas.

La edad no es lo único que la tiene preocupada. Harold Wilson va a ser el nuevo primer ministro del Reino Unido y corren rumores sobre él. Se dice que podría ser agente del KGB y un comunista.

El marido de la reina tiene problemas propios. Está aburrido. Trata de ayudar al proveedor de las pinturas de la reina dando su opinión sobre las piezas a seleccionar para una exposición sobre la colección real. Pero al duque le falta cultura. No tiene idea de quién son Carracci o Gentileschi. No solo eso, ni siquiera se da cuenta de que Gentileschi es de hecho una mujer. Luego está Margaret. Su última criada se fue por "agotamiento nervioso". La hermana de la reina yace en la cama fumando con una boquilla, preguntándose dónde se ha metido su marido, el fotógrafo. A su lado hay un cojín que dice: "No es fácil ser princesa".

The Crown

Helena Bonham Carter.

Netflix

Ese es precisamente uno de los temas que esta temporada quiere exponer: lo agotador que puede llegar a ser formar parte de la familia real, a pesar de que a veces se espere de ellos que no hagan absolutamente nada. "No tener papel ni nada que hacer me destruye el alma", suplica Margaret ante su hermana esta temporada, pidiéndole que comparta parte de las obligaciones de la corona. No es la única en quejarse del trabajo.

"Mami, tengo una voz", trata de explicarle el príncipe Charles (Josh O'Connor) a su madre. Ella simplemente le deja claro que nadie quiere oír esa voz. Ni el país, ni la familia. Ser el heredero de la corona tiene consecuencias y un enorme precio a nivel personal.

Una de mis mayores quejas sobre esta temporada es la forma en la que se desaprovecha a Bonham Carter. Soy consciente de que esto es The Crown y no Princess Margaret o Margaretology (el título de uno de mis episodios preferidos de la temporada). Pero es que hay episodios enteros en los que no vemos a la actriz o en los que lo único que hace es aparecer divinamente vestida para tomar el té o cenar con la familia y poca cosa más. El marido de Margaret la describe como: "Una número uno natural cuya tragedia ha sido nacer la número dos". Al ver The Crown no pude dejar de pensar sobre cómo sería esta serie (y la historia) si Margaret hubiera sido reina en lugar de Elizabeth.

Pero los fans de Colman van a estar contentos. Si la reina Anne de The Favourite la valió a la actriz un Oscar, esta reina Elizabeth podría ser lo que le consiga un Emmy. Ha interpretado dos reinas en un periodo relativamente corto haciendo que parecieran, sonaran y reaccionaran de formas completamente diferentes. Para esta reina, Colman opta por hacer menos, tener aspecto severo y mostrar apenas emoción alguna. Como su personaje dice esta temporada: "La corona no da el espectáculo".

thecrown-304-unit-00289-r

Olivia Colman, Tobias Menzies.

Netflix

Como en temporadas anteriores, The Crown satisface todas mis necesidades de telenovela y me deja con la sensación de que he aprendido un poco de historia. Cada uno de los 10 episodios que tiene la temporada 3 contienen un momento de la historia del Reino Unido, como el descubrimiento de un espía en lo más alto de las instituciones británicas, la investidura del príncipe de Gales, la muerte de 116 niños y 28 adultos a causa del accidente en Aberfan, la producción del un controvertido documental sobre la familia real, el viaje que la reina hizo a Kentucky para aprender un poco más sobre la cría de caballos o la gira estadounidense de la princesa Margaret durante la cual bailó con el presidente Lyndon B. Johnson

Ya sé que no debería tomarme The Crown como un documental. Dudo que su majestad y el primer ministro Wilson tuvieran conversaciones tan terapéuticas como las que se representan en esta serie. Pero esta ficción es un buen punto de partida para investigar un poco o simplemente leer un artículo o dos de Wikipedia.

The Crown también es un drama que interpela a la sociedad británica, sobre todo a medida que la serie se acerca a acontecimientos recientes de la historia. Esta temporada nos muestra la inclusión del Reino Unido en la Comunidad Económica Europea. "Estamos juntos en esta iniciativa europea, nos espera una gran aventura", declara la reina. Termina su discurso con un premonitorio "L'union fait la force", que es difícil de digerir en 2019 y con el Brexit amenazando.

La serie, que tendrá una cuarta temporada con Gillian Anderson interpretando a Margaret Thatcher, resalta muchas de las cosas que han sucedido durante el reinado de Elizabeth. Pero deja que sea el espectador quien alcance sus propias conclusiones sobre el tipo de monarca que es. Por eso, puedes ser tanto un fan de la realeza como un republicano y estar igualmente subyugado por The Crown.

Reproduciendo: Mira esto: Apple TV Plus: ¿Vale la pena suscribirse al nuevo servicio...
14:12