Thaddeus Arroyo: el hombre en AT&T detrás de la conquista de México

[Latinos en tech 2015] El presidente ejecutivo de AT&T México tiene un gran reto por delante: mejorar la infraestructura en ese país y expandir el número de suscriptores.

thaddeusarroyoatt-2.jpg
El presidente ejecutivo de AT&T México, Thaddeus Arroyo. Cortesía AT&T/Paul S Howell

Thaddeus Arroyo tiene una regla muy simple para ser exitoso: invertir en uno mismo para mantenerse relevante en un ambiente de tecnología que evoluciona constantemente.

"Si no lo haces, te quedarás atrás", dijo el presidente ejecutivo de AT&T México, en una entrevista con CNET en Español.

Esta simple regla ha acompañado a Arroyo en los 25 años que lleva trabajando en la industria de las telecomunicaciones. Este ejecutivo de 52 años llegó a su posición actual tras una serie de adquisiciones de las compañías en las que trabajaba: Southwestern Bell Telephone Company (SBC) compró AT&T en 2005, que a su vez adquirió Cingular en 2006 (aunque todas originalmente eran AT&T antes de que el gobierno las dividiera en 1984). En los años 90 trabajó para Sabre, una compañía de sistemas de gestión de viajes y hotelería, que en aquel entonces era subsidiaria de American Airlines.

Arroyo -- nacido en San Francisco, California de padre español y madre tejana -- ha sobrevivido todos estos cambios en la industria porque, como él mismo asegura, siempre mantuvo una curiosidad acerca de cómo cambiaría el mundo de la tecnología y cuál sería su participación en el mismo.

"Me guiaba por el arte de lo posible", dice. "Me preguntaba cómo podía aprender esas capacidades que me permitieran crear algo nuevo para los negocios y las personas".

El tener en la mira un mundo lleno de posibilidades le será de mucha ayuda en su nueva función en AT&T. Como presidente ejecutivo de AT&T México desde enero de 2015, Arroyo, quien ahora vive en la capital mexicana, es responsable de la expansión de la operadora inalámbrica en ese país. El esfuerzo abarca no sólo la actualización de la infraestructura celular -- con una inversión de US$3,000 millones -- para proveerle un mejor servicio a los 8 millones de clientes que ya tiene AT&T tras haber adquirido las operadoras locales Iusacell y Nextel.

Entre los otros objetivos urgentes de Arroyo está el ofrecer más y mejores servicios inalámbricos a los clientes de AT&T en México con miras a funcionar en todo Norteamérica, algo que la empresa anunció en detalle el mes pasado.

Arroyo se graduó de la carrera en ciencias de computación en la Universidad de Texas en Arlington en 1986 y completó una maestría en administración de empresas de la Universidad Metodista del Sur en 1989. Sin embargo, mucho de lo aprendido hasta el momento ha llegado con los años y la experiencia en distintas áreas del negocio de telecomunicaciones.

"Yo aprendo de cada posición en la que estoy", dice este ejecutivo que a lo largo de su carrera en Cingular y AT&T ha sido presidente de desarrollo tecnológico, presidente de informática y ahora presidente ejecutivo de la compañía en México. "Al fin y al cabo uno tiene que ponerse en situaciones donde va a aprender y ganar experiencia".

Corrección: Esta nota se corrigió el 17 de septiembre de 2015 a las 5:50 p.m. hora del Pacífico para reflejar la cantidad correcta de suscriptores de AT&T en México.

Close
Drag