Tesla pierde otra batalla para aplicar su modelo de negocio

Según Bloomberg, Texas rechazó el modelo de venta directa de los vehículos sin intermediación de concesionarios, y no es el único estado de EE.UU. en hacerlo.

Los autos de Tesla no podrán ser vendidos bajo su modelo de negocio en Texas. CNET

Los legisladores de Texas dijeron, por segunda vez en dos años, que no permitirán la venta directa de los vehículos eléctricos de Tesla en ese estado, según un reporte de Bloomberg.


La empresa propiedad de Elon Musk ha estado intentando que Texas le permita vender sus costosos vehículos de su particular manera: de forma directa, sin intermediarios, ni concesionarios de por medio. Sin embargo, una ley estatal prohíbe el trato directo entre fabricante y comprador, supuestamente como una medida de protección a los usuarios.

La pérdida del litigio significa que Tesla tendrá que esperar dos años más hasta la celebración de la próxima sesión regular sobre el estado de la legislatura, lo que evitará que los tejanos puedan adquirir los vehículos eléctricos de manera directa hasta al menos 2017.

Pero Texas no es el único estado en el que Tesla ha encontrado este tipo de trabas. También existían impedimentos similares en Georgia, Maryland y Nueva Jersey, aunque la empresa logró que se promulgaran legislaciones favorables a la venta directa, que es su modelo de negocio. Mientras tanto, en estados como Arizona, Connecticut, Michigan y Virginia Occidental la empresa está tratando de que las leyes sean modificadas para llevar allí sus autos.


En Texas, sin embargo, la situación es más difícil para Tesla, sobre todo teniendo en consideración que los ciudadanos ven mucho mejor la gestión de los concesionarios, porque son cercanos y les dan empleo, según el reporte de Bloomberg.

Justamente los concesionarios, uno de los mayores lobbies o grupos de presión en Texas, fueron los que evitaron que se propiciara una apertura favorable a Tesla, en lo que algunos podrían considerar una batalla entre los vehículos eléctricos y los de gasolina.

"Es una especie de broma pensar que alguien va a venir aquí y va a montar un caballo que no utiliza gasolina y va a cambiar el mundo", dijo a la fuente Red McCombs, un multimillonario fundador de una red de concesionarios en San Antonio. "Ellos tendrán que jugar con las mismas reglas de competencia que todos".

Musk, por su parte, dijo que le gustaría tener a Texas en cuenta para futuras inversiones, como en la posible idea de hacer una camioneta eléctrica, un transporte emblemático de este estado, aunque no tendría sentido fabricarla allí cuando ni siquiera puede ser vendida bajo su modelo de negocio, reportó Bloomberg.

Varios rumores aseguran que Tesla planifica el lanzamiento del Model 3 en marzo de 2016 a un precio de US$35,000, lo que lo convertiría en un vehículos mucho más económico que el resto de sus modelos, que superan los US$50,000.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO