​Tesla Model 3: el auto más económico de la empresa ya está aquí

El auto eléctrico más 'asequible' de la compañía de Elon Musk está listo para salir a las carreteras y conquistar a todos los conductores... que puedan permitírselo.

El Model 3 es el carro más económico de Tesla hasta la fecha.

CNET

Ha sido un largo camino, pero por fin está aquí. El Tesla Model 3 pretende sacudir la industria del automóvil después de que quedáramos impresionados con el Model S y se sentaran la base del futuro que ahora se vuelve presente con el Model X.

El Model 3 marca el comienzo del asalto de Tesla al mercado masivo, que arranca con un primer ataque directo al precio: este nuevo vehículo estará disponible por US$35,000, antes de impuestos federales y estatales. No habrá una versión de lujo o más cara de este vehículo a diferencia del Model X y el Model S, que tienen un precio de salida de US$132,000 y US$75,000 respectivamente.

Uno de los detalles más interesantes de este nuevo auto es que podrá recorrer 215 millas con una única carga, y que además podrá beneficiarse de todas las estaciones de Supercarga de batería que según la empresa están incrementándose de forma rápida. De hecho, Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla, prometió que el número de Supercargadores pasará de los actuales 3,600 a 7,200 el próximo año. En un Supercargador, el Model 3 será capaz de recargar al menos 80 por ciento de su batería en 30 minutos.

Desde luego, nada de eso importa si el auto no se ve ni se conduce bien. Nosotros no hemos tenido la oportunidad de montarnos en el auto aún, pero desde afuera parece presentar más o menos todo lo que podrías esperar de él: las tres cuartas partes de un Model S. En vez de tres filas de asientos nos encontramos sólo con dos y la cabina ha sido optimizada para recibir a un máximo de cinco pasajeros.

Sin embargo, hay algo más que eso. La nariz del vehículo, su parte frontal, ha recibido el tratamiento del Model X, por lo que es más sencilla y limpia que el Model S, incorporando en esta parte los sensores y eliminando los molestos bultos que tenía ese otro modelo.

En la parte interior las cosas son muy diferentes en cuanto a concepto, aunque desde luego, como en el Model S, sigue dominado por una pantalla táctil, aunque esta vez se orienta horizontalmente. Curiosamente es allí en donde se observarán los indicadores de velocidad y las luces de advertencia. No habrá una guía detrás del volante. Las funciones de seguridad de los dos modelos anteriores serán incorporadas en el nuevo auto, entre las que destacan el mantener la velocidad de crucero y la alerta de cambio de carril.

Uno de los cambios más radicales es el techo. Tiene una lámina continua de vidrio que se extiende desde el parabrisas hasta la parte trasera. Aunque se ve tan genial como el Model X, la gran pregunta es si se recalentará durante los días de sol.

Este auto está programado para entrar en producción a finales de 2017. Dentro de casi 18 meses. Esto es mucho tiempo si tenemos en consideración que el Chevy Bolt, con 200 millas de alcance de batería y un precio de US$30,000 antes de impuestos, está ya en etapa de preproducción, con lo que podría adelantarse en la carrera y ganarle muchos adeptos. Sin embargo, Tesla anunció que incluso antes de la presentación del Model 3, ya había recibido 115,000 órdenes en preventa de este nuevo modelo.

Close
Drag