CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Un Tesla 'atropella' a un robot en CES 2019: ¿Verdad o truco publicitario?

Una compañía rusa que fabrica robots publicó un video en el que supuestamente un vehículo de Tesla atropella a un robot autónomo fuera de las instalaciones de CES. Como nos pareció sospechoso, le echamos un ojo y esto fue lo que pasó.

¡Señor juez, exijo una indemnización, mi robot ha sido atropellado!

Promobot, una empresa rusa que trabaja con inteligencia artificial, colgó un video en el que supuestamente un auto arrolla a uno de sus inventos. Bueno, tal vez "arrollar" sea un verbo muy alarmante. Mejor ve el video y saca tus propias conclusiones:

Como se puede apreciar, el novio de Robotina está allí, tal vez haciendo un Bird Box Challange para cruzar la calle o esperando que alguien lo devuelva al Consumer Electronic Show (CES) 2019, que era su destino original.

Pero nadie se apiada de él y, por el contrario, un coche lo golpea. ¿Por qué estaba ese robot allí? ¿Por qué la escena parece calcada de Actividad Paranormal? ¿Quién colocó esa cámara allí de manera tan oportuna? Las preguntas se sucedían una tras otra hasta que vimos la luz.

Los creadores de Promobot enviaron un comunicado a los medios de comunicación en el que "aclaraban" lo sucedido. "Un Tesla Model S autoconducido golpeó y destruyó un robot autónomo Promobot v4 en Las Vegas, en un accidente automovilístico", comienza el artículo. 

Según la nota de prensa, un usuario llamado George Caldera decidió usar el modo "autoconducción", del vehículo debido a que esta zona estaba completamente despejada. Pero entonces apareció el pobre robotico, que en un acto de rebeldía se había desviado de un lote que iba hacia el CES. El automóvil no pudo esquivarlo.

En este punto, por supuesto que empezamos a sospechar sobre la "inteligencia" del robot y del coche. La empresa de origen ruso envió un segundo video en el que supuestamente se ve a la policía de Nevada tomando cartas en el asunto:

Según Promobot, "el robot sufrió graves daños. Se destruyeron partes de su cuerpo, los mecanismos de los brazos, la plataforma de movimiento y la cabeza. Ahora el robot no puede participar en la exposición y lo más probable es que no haya manera de restaurarlo".

Después de contarnos el trágico resultado, la empresa nos informa que "Promobot es un fabricante de robots de servicio autónomo para empresas con centros de desarrollo en Europa y Asia. Varios cientos de robots Promobot operan en 26 países alrededor del mundo. Trabajan como consultores, conserjes, guías, administradores. Pueden personalizarse para las tareas de un negocio en particular y mejorar el rendimiento financiero de las empresas, la calidad del servicio y la lealtad del cliente".

En un tuit de la compañía se nota que buscan llamar la atención de Elon Musk, el cofundador y presidente ejecutivo de Tesla. "Mira @elonmusk un Tesla Model S golpeando y matando a un robot en Las Vegas. El coche estaba bajo un modo de autoconducción", dice el mensaje de la red social.

Pues la verdad es que a este servidor no le parece una genial idea contar que un aparato de tal sofisticación se convierte en chatarra con una pequeña caída para promoverlo. Tal vez aquí entra el viejo refrán de "hablen mal o hablen bien, pero que hablen".

Por medio de un correo electrónico, contactamos a Promobot para aclarar si esto es una campaña de publicidad, que busca hacerse viral, o si realmente estamos frente a un "roboticidio". La empresa se limitó a decir que "no es una campaña de publicidad".

En todo caso, si quieres leer noticias menos trágicas y más divertidas, te invitamos a que sigas toda nuestra cobertura del CES haciendo clic aquí.