MWC 2015: Telefónica presenta su 'plan de viaje' hacia el 5G

La gigante de telefonía global aprovechó el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles para mostrar velocidades de hasta 375Mbps en su red comercial LTE Advanced.

original.png
Foto de Telefónica

BARCELONA -- Telefónica, la gigante española de telecomunicaciones, aprovechó el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC por sus siglas en inglés) para trazar un mapa de lo que sus ejecutivos llaman su "viaje hacia el 5G".

Durante una reunión de prensa el domingo con medios latinoamericanos, Enrique Blanco, el director general de tecnología de Telefónica, presentó sus planes para agregar portadoras de tres bandas sobre una red real para lograr velocidades de hasta 375Mbps de bajada. ¿La idea? disminuir al mínimo los niveles de latencia y ampliar el espectro de su red para ofrecer la mejor experiencia móvil a sus clientes.

"No queremos hablar de 4.5G, ni de 4.9G; queremos hablar de 5G", dijo Blanco, durante una conferencia que si bien se centró en la naturaleza técnica de la evolución, tuvo mucho que ver con dos grandes tendencias: el llamado Internet de las cosas y la "virtualización" del futuro.

Una red 5G no sólo será significativamente más rápida, sino que promete ser más inteligente. Y es esa "inteligencia" de red lo que se encargará de la tendencia creciente de conectar todas las cosas al Internet.

Telefónica aprovechó la reunión para hacer una demostración en vivo de la tecnología Carrier Aggregation en un Samsung Galaxy Note 4, uno de los primeros dispositivos de categoría 9 que permite soporte LTE Advanced con Carrier Aggregation a tres bandas. "Esta tecnología es clave para la evolución de LTE", dijo Blanco, pues mejora la capacidad de red, simplifica la gestión del tráfico y amplía la cobertura.

Telefónica ya ofrece servicios de LTE Advanced con agregación de dos portadoras en Madrid y Barcelona y dice que lo lanzará en otras ciudades españolas a lo largo de este año. Los ejecutivos se mostraron también optimistas acerca de expandir el servicio a América Latina.

Además de ser más veloz, una red 5G tiene que ser también lo suficientemente inteligente como para "saber" y "reconocer" cosas. Por ejemplo, si una persona va en un coche autónomo, el usuario necesitará que una velocidad de conexión superior entre en su teléfono inteligente, mientras que el coche que se autoconduce tendrá una conexión con menor latencia, lo que acelera su tiempo de respuesta. Otro ejemplo sencillo es una red que puede reconocer cuando un dispositivo se está quedando sin poder, reduciendo el número de pings de radio para ahorrar energía.

Cuestionado acerca de cómo llamaría Telefónica el nuevo servicio, si 4.5G o 5G, Blanco respondió: "Es como cuando esperas un bebé; lo primero es que salga bien... ya luego ves qué nombre le vas a poner".

La demostración de Telefónica sobre su "viaje hacia el 5G" llega poco después de que la gigante informó de una drástica caída en sus ganancias netas del último trimestre de 2014, a US$172.4 millones o 90 por ciento menos que los US$1,450 millones del mismo período del año anterior. Según su reporte de resultados, Telefónica también informó de una caída del 14 por ciento en sus ingresos del trimestre a 12,400 millones de euros.