Evita estos errores en Amazon Prime Day 2020 Los mejores regalos para estar sano The Haunting of Bly Manor Pixel 5 Trucos ocultos de tu suscripción de Amazon Prime Consejos para las mejores ofertas de Prime Day

Estos dispositivos quieren leer tu mente, pero su futuro se avista incierto

Los dispositivos que leen las ondas cerebrales apuntan a aumentar nuestra concentración, controlar el estrés y mejorar nuestra calidad de sueño, pero esta naciente tecnología tiene mucho camino por recorrer.

img-20200105-170840

La compañía francesa UrgoTech presentó su banda de entrenamiento para dormir.

Alejandra Ramos / CNET en Español

En este preciso momento en tu frente hay miles de señales eléctricas, producidas por la activación de neuronas, que viajan de tu cerebro hasta tu piel.

Y son esas señales las que dispositivos como la Focus1 creada por BrainCo., la Muse S desarrollada por InteraXon y la Urgonight de la empresa francesa UrgoTech quieren leer para ayudarnos a tener un mejor entendimiento ––y control–– sobre nuestra actividad cerebral, ya sea para mejorar nuestra concentración, estrés o calidad de sueño.

Una de las categorías que marcaron tendencia durante la feria CES 2020 fueron las bandas diseñadas para leer las ondas cerebrales. Bajo la premisa de utilizar "la misma tecnología de detección cerebral que los doctores y científicos han utilizado por más de un siglo para detectar las señales cerebrales", según se puede leer en el sitio Web de Urgonight, este tipo de dispositivos quiere salir de las clínicas para llegar a los hogares de los consumidores.

Sin embargo, esta incipiente categoría del mercado parece ser poco conocida tanto por analistas, científicos y centros educativos. CNET en Español contactó a una docena de profesionales en el área de neurociencia y estudios del sueño sin obtener una respuesta concreta. Por un lado, las instituciones educativas solicitaron información adicional al mismo tiempo que indicaron que difícilmente los especialistas y/o académicos ofrecerían un comentario sobre un producto de consumo. Por otro lado, otros tres expertos indicaron que desconocían la tecnología mencionada.

¿Cómo funcionan los 'lectores de la mente'?

"Lo que hace nuestra tecnología es detectar estas sutiles señales para después amplificarlas y tener un mejor vistazo de ellas. Después utilizamos algoritmos avanzados de machine learning para entender qué es lo que está pasando adentro de nuestro cerebro", dijo Max Newlon, presidente de BrainCo USA, durante una conferencia en CES 2020. 

Las bandas cerebrales como la Focus1, Muse S y Urgonight, modelos que conocimos y probamos durante CES 2020, tienen dos factores en común: todas utilizan un dispositivo de electroencefalograma (EEG) que está conectado a un app, y la neurorretroalimentación (neurofeedback, en inglés), la cual le permite a los usuarios tener datos en tiempo real para aprender a controlar su actividad cerebral. Estas bandas de EEG para el consumidor tienen precios que rondan entre US$200 y US$500.

img-0568

La banda Muse S está destinada a ayudar con la meditación y el sueño.

Alison DeNisco Rayome/CNET

"Por ejemplo, a una persona con problemas de estrés se le muestra en una pantalla un semáforo que cambia de rojo a verde a medida que se relaja", explicó Enrique Argüelles, doctor en ingeniería biomédica quien se enfoca en entender las señales del cerebro para mejorar tratamientos para pacientes con deficiencia motriz. Argüelles dijo que la neurorretroalimentación es una herramienta para ayudar a las personas a conocerse y aprender a entrar en un estado mental más favorable. 

Este tipo de bandas entran bajo la clasificación de bienestar y no de salud ante la Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), ya que a diferencia de otros dispositivos no son herramientas de diagnóstico y tampoco son considerados como aparatos médicos. Además, según la FDA, el propósito de estos gadgets es guiar a los consumidores y tienen "un uso previsto para mantener o fomentar un estado general de salud o una actividad saludable", que en el caso de las bandas es mejorar la calidad de sueño, la meditación y concentración de quienes las usan.

Un representante de Urgonight indicó que aunque su banda no está diseñada para tratar ninguna condición médica, sí puede ser utilizada a la par de una terapia, siempre y cuando sea recomendada por un médico. 

"Estos dispositivos tienen el potencial de ayudar a modificar hábitos que generen un cambio positivo en sus vidas [de los usuarios]", dijo Argüelles, quien subrayó que más que una solución para el insomnio, por ejemplo, este tipo de dispositivos son "una herramienta que les puede ayudar a aprender a cambiar ciertas conductas que afectan su rendimiento en la vida diaria". 

Bandas cerebrales: La promesa de las empresas 

Los dispositivos basados en EEG utilizan tecnología similar, aunque cada uno está enfocado en diferentes aspectos del bienestar. Por ejemplo, la banda Focus1 bajo el programa FocusNow tiene como meta mejorar la concentración de los usuarios, la Muse S es descrita por la marca como "un dispositivo multisensorial para meditar", mientras que la banda Urgonight pretende mejorar la calidad de sueño de los usuarios.

img-20200109-123009

Tras realizar un ejercicio, el app FocusNow te ofrece un análisis gráfico sobre tu nivel de concentración.

Alejandra Ramos / CNET en Español

Según Shengnan Zhang, gerente de producto de BrainCo., la Focus1 utiliza un sensor de hidrógeno que puede leer los datos del electroencefalograma y el algoritmo traduce estos datos en niveles de atención. "Así que al poner esto en tu cabeza podemos ver qué tan concentrada estás y después utilizamos un método de entrenamiento llamado neurorretroalimentación para ayudarte a estar más concentrada", dijo Zhang antes de colocarme la banda Focus1.

El app FocusNow, que funciona junto con la banda Focus1, te ayuda a entrenar tu cerebro por medio de diversos ejercicios que, según Zhang, deberás realizar durante nueve minutos diarios por 21 días para notar un avance. Uno de los ejercicios es un auto que avanza según tu nivel de concentración y aunque un centro de convenciones no es el lugar ideal para enfocarse, logré que mi carro avanzara ya que aunque no estaba concentrada en el auto, sí lo estaba en la explicación de Zhang.

Por otro lado, la banda Muse S, además de rastrear la actividad cerebral mediante sensores EEG, también puede medir el ritmo cardiaco, la respiración y el movimiento del cuerpo gracias a diferentes sensores que están incorporados en la banda. Al igual que otras bandas, la Muse S funciona de la mano de un software que le ofrece al usuario retroalimentación en tiempo real para guiarlo y mantenerlo motivado durante la meditación. Por ejemplo, utiliza sonidos del clima por lo que si el usuario se distrae al meditar escuchará una tormenta, sonido que sirve para ayudarlo a concentrarse y una vez logrado esto, el sonido volverá a calmarse. 

Por último, la banda Urgonight se presenta como una "solución de ejercicios mentales para dormir". La banda también utiliza neurorretroalimentación, técnica que según Carole-Anne Brugere, jefa de marketing de UrgoTech, ha sido utilizada por décadas en centros y laboratorios del sueño. "Lo que hicimos fue miniaturizar esta tecnología para que sea accesible para todos", dijo. Brugere indicó que aunque se trata de un dispositivo enfocado a mejorar el sueño no se utiliza durante la noche, sino que se deben realizar ejercicios durante al día tres veces a la semana por 20 minutos.

Dispositivos como los creados por BrainCo., Muse y UrgoTech, son solo una pequeña muestra de este mercado, ya que existen otras compañías que actualmente cuentan con dispositivos de EGG a la venta, como MelomindVersus o Emotiv, mientras que durante la feria de tecnología CES 2020 se presentaron al menos cinco dispositivos más.

El futuro del control mental

Según la firma de investigación Insight Partners, el mercado global de dispositivos EEG tuvo un valor de US$745 millones en 2017 y estima que seguirá creciendo hasta alcanzar los US$1,556 millones en 2027. Este estudio incluye dispositivos EEG utilizados en la medicina, neuromonitorización, videojuegos y otras aplicaciones no especificadas.

A medida que avance la ciencia, las bandas cerebrales adquirirán más capacidad para medir e interpretar el cerebro permitiendo que este mercado sea impulsado y llegue a manos del consumidor, según el analista de tecnología Rob Enderle, de Enderle Group. Sin embargo, según la agencia de investigación Gartner, la adopción generalizada de dispositivos de electroencefalogramas (EEG) tomará entre 5 y 10 años. Por lo que a pesar de la promesa que albergan estos dispositivos, su futuro aun se ve incierto. 

"Aún no existe aceptación de esta tecnología del cerebro, ni siquiera masa crítica [de estos aparatos en el mercado]", dijo Enderle. Además, los dispositivos en este rubro datan desde la década de 1920 y la mayoría han sido "basura", dijo Enderle, por lo que existe un "mal historial que despierta el escepticismo entre los consumidores".

Reproduciendo: Mira esto: Estos dispositivos leen tus ondas cerebrales
3:12