El Quantum of the Seas surca los mares con lo último de la tecnología

El crucero más nuevo de Royal Caribbean incluye cantineros robots, brazaletes inteligentes, balcones virtuales y banda ancha asequible y superrápida. CNET le dio un vistazo de cerca.

El Quantum of the Seas a su llegada a Nueva York en noviembre. Michel Verdure/Royal Caribbean

Las cifras son ciertamente impresionantes. Su peso es de 168,666 toneladas de registro bruto. Es 2.5 veces más alto que la gran pirámide de Giza. Es más largo que cinco aviones Boeing 747 y 11 veces más grande que una ballena azul. Y sus cuatro propulsores producen 4,694 caballos de fuerza cada uno -- lo mismo que 24 coches de Fórmula Uno de carreras.

Pero los números sólo pueden llegar tan lejos. Yo estaba ansioso por ver lo impresionante del nuevo crucero Quantum of the Seas de Royal Caribbean en persona, así que cuando invitaron a los medios de comunicación a bordo me lancé de inmediato.

Anunciado como el primer "buque inteligente", el Quantum mete la tecnología de vanguardia en cada rincón de proa a popa. Hay un bar donde unos robots mezclan bebidas; un teatro donde los artistas principales son seis "roboscreens"; 30 autos chocones; una sala de juegos de Xbox; un brazo hidráulico con una cápsula de cristal que cuelga y que te eleva a 303 pies por encima del mar; y un simulador de paracaidismo que te permite volar en una columna de aire en el medio del océano (sí, todo eso hicimos).

Tal vez el aspecto más útil de la tecnología de la nave es su veloz --y gratuita-- conexión Wi-Fi. Como reportamos hace un par de meses, Royal Caribbean forjó una alianza con O3B para poner en marcha su propio sistema de satélites de baja órbita terrestre para proporcionar una conectividad más rápida a sus naves. Al enviar señales a los satélites dedicados tres a cuatro veces más cerca de la Tierra que los utilizados por los sistemas anteriores, Royal Caribbean dice que ahora tiene más ancho de banda que todos los otros barcos en el mar combinados.

Royal Caribbean dice que las velocidades a bordo deben ser similares a los de la tierra, y encontré con que esto es en realidad así. Curiosamente, la red de O3B no se activa hasta que estés en el mar, por lo que las cosas se pusieron mejor cuando estábamos lejos de la bahía de Nueva York.

Pero no todo es Internet rápido. Nuestra colega Bridget Carey, de CNET.com estuvo también ahí y nos trajo algunas impresionantes imágenes en video del paseo que se dio a bordo del Quantum.

Chéquenlo aquí abajo, ¿qué les parece?

Close
Drag

Con la colaboración de Sally Neiman.