CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Cultura tecnológica

Te mostramos una fábrica para hacer pizzas con robots

En Zume Pizza, parte del proceso culinario lo hacen los robots. Así es cómo funciona.

Reproduciendo: Mira esto:
27:13


¿Sabrías distinguir el sabor de una pizza hecha por humanos y otra hecha por robots?

Una de las fundadoras de Zume Pizza, Julia Collins, no cree que pudieras hacerlo. Y ése es el motivo por el que esta empresa de Mountain View, en California, ha decidido que parte de su proceso culinario lo hagan robots.

Cuando un cliente pide una pizza en la página Web o el app de la compañía, un humano pone la masa en una cinta transportadora. Los robots añaden la salsa de tomate en la base hasta que llega al siguiente humano, que añade el resto de los ingredientes.

Un robot ABB de seis ejes -- que normalmente se usa para apilar palés en fábricas -- agarra la pizza y la mete en un horno a 800 grados Fahrenheit.

Se usan cámaras y sensores ópticos para monitorizar el proceso para que los robots sepan grosor, tamaño y el ritmo de avance de la pizza en la línea de producción. A capacidad máxima, el sistema puede producir hasta 5,000 pizzas cada día, pero todavía no han llegado a esos niveles.

La automatización se hace más interesante cuando las pizzas salen para ser entregadas en camionetas especialmente diseñadas.

Cocidas sólo parcialmente por el primer horno, las pizzas terminan de hacerse en los 56 hornos computarizados que hay en la camioneta.

No tienes que recibir pizza reblandecida en caso de que haya mucho tráfico. "[Cada horno] usa un algoritmo que es la combinación de datos GPS, además de las condiciones de conducción en tiempo real. Eso nos permite tener en cuenta cosas como retrasos por culpa del tráfico u otras anomalías que puedan darse en la ruta de entrega", explicó Collins.

En el futuro la idea no es automatizar el proceso de hacer pizza por completo, sino que sea un proceso de colaboración entre humanos y robots.

"No creo que una automatización a escala completa sea la respuesta a cualquier problema que implique comida", dijo Collins. "Siempre necesitarás humanos cuando estás preparando comida y sirviéndola. Nosotros proponemos un tema de sustitución de una tarea, no sustitución de una ocupación".

Zume Pizza no es la primera compañía que ha experimentado con nuevos métodos para repartir pizza. Domino's ha probado drones para repartir pizza en Nueva Zelanda y usó un prototipo de robot repartidor de pizza en Australia.

Zume reparte en un radio pequeño alrededor de Mountain View pero el mes que viene quiere expandirlo a Palo Alto, Menlo Park, Sunnyvale, Atherton y Los Gatos. Para finales de año, el reparto llegará hasta San José, Milpitas, Cupertino y otros vecindarios en la parte sur de la Bahía de San Francisco.

Te mostramos Zume Pizza en 360 grados.