CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

T-Mobile y Sprint anuncian acuerdo para fusionarse

En un tuit enviado el domingo por la mañana, los presidentes ejecutivos de Sprint y T-Mobile confirmaron la fusión, cuyo valor se estima en US$26,000 millones.

John Legere Marcelo Claure

En un tuit enviado el domingo por la mañana, los presidentes ejecutivos de Sprint y T-Mobile anunciaron un acuerdo para fusionar ambas compañías.

Captura de pantalla por Laura Martínez/CNET

Después de muchos años de flirteos y de mucho tira y afloja, T-Mobile y Sprint finalmente acordaron fusionarse.

El acuerdo, cuyo valor se estima en unos US$26,000 millones, combinaría la tercera y cuarta mayores operadoras de telefonía móvil de Estados Unidos, creando un jugador más grande para competir mejor contra los líderes de la industria, Verizon Wireless y AT&T.

El anuncio fue hecho oficial el domingo en la mañana, primero mediante un tuit del presidente ejecutivo de T-Mobile, John Legere, en donde anuncia el acuerdo de fusión con su contraparte de Sprint, el ejecutivo boliviano Marcelo Claure.

"La compañía combinada va a impulsar la estrategia Uncarrier [de T-Mobile] y crear una competencia robusta y precios más competitivos", dice Legere en el video que fue colgado en su tuit.

"Las líneas en esta industria se han difuminado", añadió Claure. "El video y la banda ancha inalámbrica están convergen en un solo lugar; AT&T is ahora el principal proveedor de televisión en este país. Comcast entró en el negocio inalámbrico el año pasado y añadió más clientes de telefonía pospago que AT&T y  Verizon combinadas".

De acuerdo con el comunicado de prensa oficial, la compañía combinada se llamará T-Mobile y, con base en los precios del cierre bursátil del viernes, tendría un valor empresarial de unos US$146,000 millones.  

La fusión marca la culminación de años de flirteo entre T-Mobile y Sprint, que estuvieron cerca de acordar una fusión a fines del año pasado antes de que las conversaciones fracasaran en noviembre. A medida que los operadores han aumentado sus ofertas para conquistar usuarios, lanzando todo, desde planes de datos ilimitados hasta Netflix gratuito e incluso un año gratis de servicio, el intenso entorno ha hecho que las operadores unan sus fuerzas –y recursos– para competir mejor.

Ambas compañías han hecho sentir su impacto en la industria en los últimos años. T-Mobile eliminó los contratos y los subsidios telefónicos y el año pasado lideró el impulso para traer planes ilimitados a la industria de una manera más amplia. Sprint introdujo el concepto de un plan de alquiler de teléfonos y en 2017 comenzó a ofrecer un año de servicio gratuito.

Juntos es mejor

Lanzar más incentivos para ganar clientes es una estrategia que no puede durar en el largo plazo. Los analistas de Wall Street y los ejecutivos de la industria han dicho durante mucho tiempo que la consolidación era inevitable en esta industria. Muchos señalaron la combinación de T-Mobile y Sprint como el emparejamiento más natural.

La combinación significaría una mayor base de clientes y, a su vez, más ingresos y recursos para invertir en inversiones futuras. A fines del año pasado, T-Mobile contaba con 72.6 millones de clientes, mientras que Sprint tenía 54.6 millones.

En comparación, Verizon tenía 116.2 millones a partir del primer trimestre, mientras que AT&T cuenta con 143.8 millones, ayudada en gran parte por sus activos en México.

Sprint y T-Mobile tienen cada una un espectro valioso que teóricamente podría combinarse para una cobertura nacional superior para los clientes, aunque eso tardaría años. Sprint tiene una banda única de ondas de alta frecuencia y de baja frecuencia ideales para velocidad y cobertura en distancias, aunque requieren radios especiales, mientras que T-Mobile ganó una valiosa gama de espectro de baja frecuencia que actualmente está lanzando.

Estos activos son críticos ahora que la industria hace su transición a 5G. Todos los operadores están compitiendo para ser los primeros en la tecnología inalámbrica de próxima generación, que promete velocidades significativamente más altas y una cobertura mejor y más receptiva.

T-Mobile dice que llevará 5G a 30 ciudades este año, pero no lanzará el servicio hasta que lleguen los teléfonos inteligentes en 2019. Del mismo modo, Sprint desplegará 5G en seis ciudades este año y se lanzará el próximo año.