Nada detiene la oleada de nuevos suscriptores de T-Mobile gracias a BingeOn

El crecimiento de la compañía se mantiene imparable gracias su servicio de 'streaming' de video ilimitado, pero las cosas podrían cambiar en 2016 debido a la intensificación en la competencia.

Netflix es socio clave del programa BingeOn de T-Mobile.

CNET

Hoy en día es más probable que uses tu teléfono para ver videos que para hablar.

Gracias a la explosión de aplicaciones de streaming de video, como Netflix, YouTube y HBO Go, incontables horas de entretenimiento están literalmente a tu alcance.

El crecimiento del video móvil es un ejemplo de cómo ha cambiado la manera en que usamos nuestros teléfonos; los dispositivos se han convertido en herramientas lo mismo para el entretenimiento que para la comunicación.

Los proveedores de servicios inalámbricos lo han notado y mientras que Verizon y AT&T trabajan en el desarrollo de sus propios servicios de video, T-Mobile optó por dejar que sus clientes vean video de manera ilimitada de ciertos apps ya existentes.

T-Mobile no tardó en reconocer el poder que tiene el video móvil para atraer a suscriptores nuevos. En noviembre, la tercera proveedora de servicios inalámbricos más grande del país lanzó, junto con socios como ESPN y Netflix, BingeOn, un servicio de streaming de video ilimitado. BingeOne funciona mediante la compresión de la calidad del video para que consuma menos datos, permitiendo a los clientes ver todo lo que quieran.

La favorable campaña de T-Mobile y los beneficios como BingeOn están dando sus frutos. La proveedora confirmó los números que dio a conocer en enero este el miércoles, diciendo que añadió 2.1 millones de suscriptores nuevos en el cuarto trimestre de 2015, el tercer trimestre consecutivo que rompe la barrera de los 2 millones de clientes nuevos.

El crecimiento se tradujo en ganancias. T-Mobile reportó que durante el cuarto trimestre ganó US$297 millones, o 34 centavos por acción, superando las expectativas de Wall Street.

Con sede en Bellevue, Washington, T-Mobile está preparada para ver sus cifras disminuir en 2016, ya que la competencia se pondrá intensa. La compañía dijo que espera sumar entre 2.4 millones y 3.4 millones de los suscriptores de post-pago -- clientes que pagan al final del mes y suelen tener facturas más altas -- en 2016, una disminución de los 4.5 millones que registró el año pasado.

La estrategia de video de T-Mobile, que le obliga a asociarse con otros, contrasta con la de Verizon, que construyó y puso en marcha su propio servicio de video móvil, llamado Go90 a finales del año pasado. Por su parte, AT&T igualmente desarrolla su propio servicio diseñado para las personas que desean desconectar su servicio de cable.

A pesar de su éxito, BingeOn tiene críticos. YouTube, que no es un socio de BingeOn, acusó a T-Mobile de degradar la calidad de sus videos, mientras que la organización de defensa del Internet, el Electronic Frontier Foundation, critico a T-Mobile por estrangular el tráfico de video a todos sus clientes, independientemente de si participan en BingeOn o no.

La Comisión Federal de Comunicación investiga actualmente si el programa favorece algún servicio, lo que sería una violación de la leyes de neutralidad en la red.

Es duro para T-Mobile entender las críticas, dado que los consumidores se benefician directamente del servicio. Consiguen ver más video sin temer gastarse todos sus datos mensuales.

A pesar de esa ventaja, los críticos dicen que el programa de T-Mobile elige selectivamente ciertas empresas y les da el derecho de transmitir video sin gastar los datos del cliente. T-Mobile defiende el programa y argumenta que cualquiera que lo desee puede unirse.

BingeOn "cumple completamente" con la neutralidad de la red, dijo el CEO de T-Mobile John Legere en noviembre.

Close
Drag