Surface Hub: la visión de Microsoft para videoconferencias

Dos años después de adquirir a la fabricante de pantallas táctiles Perceptive Pixel, Microsoft tiene una pantalla de 84 pulgadas que busca transformar el futuro de las juntas y las teleconferencias.

ppi2.jpg
La evolución de Perceptive Pixel tras ser adquirida por Microsoft: la Surface Hub es una pantalla 4K de 84 pulgadas para oficinas y conferencias. Microsoft

LAS VEGAS -- Ubicada entre dos paredes falsas en una lujosa suite del hotel-casino Venetian en Las Vegas veo lo que creo que es un enorme televisor. Aquí, durante el caos de la feria de electrónica Consumer Electronics Show (CES) a principios de enero, los televisores gigantes parecen ser la norma.

Lo que hace a esta pantalla tan particular es la palabra Microsoft inscrita debajo del bisel inferior. Cuando el experto en pantallas táctiles Jeff Han, ahora un gerente general de Microsoft, se acerca al dispositivo, un toque de su dedo devuelve la vida a la pantalla.

El dispositivo es la Surface Hub, y se trata básicamente de una tableta gigante que ejecuta Windows 10. De hecho, se trata de una pantalla táctil de 4K "de ultra alta definición" de 84 pulgadas. Pero es mucho más que eso: embaladas en la parte superior, inferior y al lado de la pantalla, así como en el interior del dispositivo en sí, están las entrañas de varias cámaras de movimiento Kinect de Microsoft.

Artículos relacionados

El dispositivo puede detectar personas en una habitación, recoger el audio de cualquier persona en su entorno y ejecutar cualquier aplicación de Windows de forma nativa desde el dispositivo de cualquier persona en el mundo que se esté sincronizando con la Surface Hub a través de Skype, sin importar si esa tableta, laptop o computadora está ejecutando Windows 10. Por ejemplo, la Surface Hub incluso permitirá que se conecte a ella un usuario con un iPad y comparta archivos, siempre y cuando el iPad esté ejecutando algún software de Windows como Word o PowerPoint.

A fin de cuentas, Microsoft quiso crear algo que pudiera soportar una infinidad de entradas, un dispositivo para trabajar en serio. "No vas a usar Google, Apple o Samsung", dijo Mike Angiulo, vicepresidente corporativo del grupo de dispositivos de Microsoft. "Teníamos que crear una máquina que no existía antes".

ppi3.jpg
Microsoft

Puede parecer una extraña vuelta a la Surface original, esas tabletas del tamaño de una mesita de salón con pantalla táctil, que se presentaron originalmente en 2007. Algunas compañías las usaron -- compañías como AT&T tenían varias en sus tiendas para ayudar a sus clientes a entender las diferencias entre varios productos -- pero al final no pegaron. En 2012, Microsoft dio a conocer una tableta a la que llamó la Surface, y entonces rebautizó la otra como PixelSense.

Aun así, Microsoft tiene ambiciones que van más allá de una computadora, smartphone o consola de videojuegos. Microsoft es una de varias compañías que intenta fabricar dispositivos para que varios usuarios interactúen con él al mismo tiempo. Lenovo, por ejemplo, dio a conocer una computadora-tableta de 27 pulgadas en 2013.

Para Microsoft, la Surface Hub no es sólo una manera para que varias personas puedan interactuar con un dispositivo a la vez. También reemplaza proyectores, tecnología de teleconferencia, equipo de videochat y decenas de otras actividades. La Surface Hub es a la vez un intento para hacer que los productos de Microsoft estén en las paredes de todas las empresas, y una manera de impulsar aún más el software de Microsoft en el lugar de trabajo, incluso cuando la compañía abre sus brazos a los dispositivos de otras compañías que ejecutan sus aplicaciones.

La Surface Hub es el fruto de la adquisición hace dos años del fabricante de pantallas táctiles Perceptive Pixel. Eso trajo a Han, el fundador de la startup, a la división de Dispositivos de Microsoft para dirigir el proyecto. Mejor conocido como el proveedor de pantallas táctiles de US$80,000 que vende a organizaciones de medios como CNN y Fox News, que usan esas pantallas gigantescas para la cobertura electoral y otros eventos.

Pero... ¿quién quiere o necesita una pantalla táctil de 84 pulgadas? La respuesta de Microsoft -- y su esperanza -- es cualquier empresa o equipo que utiliza una sala de conferencias.

Hayete Gallot, de Microsoft, hizo una demostración de la Surface Hub durante la presentación de Windows 10 el miércoles en Redmond, Washington. CNET

Microsoft no dice cuánto costará este dispositivo. Los dispositivos de Perceptive Pixel de US$80,000 finalmente desplomaron en precio hasta los US$$7,500 para una versión de 55 pulgadas. Microsoft planea ofrecer una Surface Hub de 55 pulgadas, así como una versión de 84 pulgadas. Aún así, a un rango de entre US$15,000 y US$20,000 para el modelo insignia, las pantallas no son compras ocasionales y no encontrarán fácilmente su camino a las pequeñas empresas en el corto plazo.

Más importante que el costo, sin embargo, es si otras compañías van a comprar en la visión de Microsoft para la productividad multi-touch, que involucre a varias personas.

Los sistemas de teleconferencia cuestan mucho dinero, y muchas grandes empresas utilizan software y equipo estándar de la industria para llevar a cabo reuniones de audio y video con sus empleados en todo el mundo. Empresas como Cisco y Polycom han trabajado durante años para construir "habitaciones de telepresencia" con múltiples pantallas de alta definición con audio y micrófonos bien colocados.

Pero la Surface Hub quiere lograr con un solo gadget lo que muchos dispositivos logran trabajando varios en conjunto.

"No hay cables colgando, no hay proyectores, no hay teléfonos," dice Angiulo. Debido a que el dispositivo está funcionando con la misma base de código como otras máquinas con Windows 10, los desarrolladores serán capaces de personalizar aplicaciones de productividad teniendo en cuenta las pantallas de 55 pulgadas y de 84 pulgadas.

La compañía está haciendo grandes esfuerzos para conseguir que la Surface Hub se vuelva el centro de atención. Microsoft presentó el dispositivo durante su evento para presentar Windows 10 el miércoles desde Redmond, Washington.

Durante el breve tiempo que pasé jugando con el dispositivo, la Surface Hub resultó diferente a cualquier otro gadget que he usado antes. La interfaz táctil es tan sensible como cualquier teléfono inteligente, y la escritura y operación con múltiples manos fue impecable. Intuitivamente, yo era capaz de abrir Bing Maps, hacer un zoom al espacio exterior y hacer girar un globo terráqueo para encontrar la ubicación de las oficinas de CNET en el centro de San Francisco.

En tono de broma, me pregunté cuánto tiempo pasaría antes de ponerme a jugar Call of Duty en un monitor 4K de 84 pulgadas. Han dice que la Surface Hub ha sido utilizada de cualquier forma imaginable dentro de las oficinas de Microsoft, incluso conectándola a una Xbox One.

Sin embargo, aún no está claro cómo se utilizará la Surface Hub para mejorar la productividad de los grandes grupos de personas más allá de ejemplos de intercambio de ideas y la pizarra de videoconferencia de Skype de Microsoft. Con un precio que seguramente será elevado, hay poca evidencia de cómo las empresas van a usarla e interrogantes sobre cómo los desarrolladores la tratarán como parte del ecosistema de Windows. El gadget todavía se siente como un juguetito a la espera de una causa.

Pero la intención de Microsoft es convencer a las empresas de que el pensamiento, la comunicación y la colaboración en el lugar de trabajo será, de hecho, mucho mejor con la presencia de estas pantallas colosales.

"Nuestra intención", dice Han, "es hacer que [la Surface Hub] esté en todas partes".

Close
Drag