CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN Videojuegos

'Super Mario Odyssey' es adictivo, divertido y quizá el mejor juego del año

[Opinión] Mario vuelve con la misma cantaleta de salvar a la princesa Peach de las garras de Bowser; la diferencia ahora, y lo divertido, es que lo harás con ayuda de Cappy, un espíritu que puede poseer tanto objeto y criatura se aparezca enfrente. ¡Wahoo!

'Super Mario Odyssey' se disfruta en la pantalla pequeña del Switch y también conectado a un televisor.

Óscar Gutiérrez/CNET

Nintendo estuvo guardando sus mejores juegos para el Nintendo Switch.

Ya vimos The Legend of Zelda: Breath of the Wildque rápidamente se convirtió en uno de mis juegos favoritos;  Mario Kart 8 Deluxe es otra joya de la consola, y ahora llega Super Mario Odyssey, un juego que desde su presentación generó altas expectativas. Después de varios días de jugarlo, puedo decir que es una obra maestra de los videojuegos y, por supuesto, cumple con todas las expectativas. 

Nintendo puso empeño para que así lo fuera. Después del éxito con Super Mario 3D World al inicio de los años 2000, Nintendo comenzó a crear Odyssey en 2003 como su próximo gran juego usando al plomero más popular en la industria del gaming.

El resultado es un juego fantástico, casi del tipo abierto (aunque no totalmente porque hay límites, pero tampoco es un juego lineal) y con Mario como nuestro personaje principal y con un giro inesperado porque hay un nuevo coprotagonista llamado Cappy, un espíritu que posee el gorro rojo típico de Mario y que también es capaz de poseer otros objetos y personajes en la historia para ir sorteando las dificultades de los niveles. Cappy, por ejemplo, puede poseer peces para nadar en profundidades a las que Mario, como el humano que es, no podría. 

Esta nueva amistad entre Mario y Cappy tiene como finalidad la misma de casi todos los juegos de Mario: rescatar a la princesa Peach de las garras de Bowser. Sin embargo, en esta ocasión, el malvado Bowser ha secuestrado a la indefensa princesa para obligarla a casarse con él. Por lo tanto, Bowser ha ido paseándose por varios mundos dentro del juego para robar diferentes objetos para la boda, como el vestido de novia y el anillo. La misión de Mario y su amigo en Super Mario Odyssey es seguirle los pasos a Bowser en cada mundo para alcanzarlo y rescatar a Peach antes de que se casen. Vamos, como en una historia de telenovela.

A pesar de que la historia es el refrito del refrito de "héroe salva a princesa", la felicidad está en el camino, no en el destino —como dice el lugar común—, y cada mundo a recorrer está lleno de acertijos divertidos y gráficos muy coloridos, dignos de la franquicia, que le sacan provecho a la pequeña pantalla integrada en la Switch (aunque también se puede disfrutar en la pantalla de un televisor). 

Es divertido manejar a Mario y Cappy en un mundo semiabierto (queriendo ser sandbox) y convirtiéndome momentáneamente en peces u otros animales, pero también puedo ser personajes malvados como Chain Chomp o Bill Bala, algo único. Obviamente es muy divertido ver a Mario muy a la mexicana con su poncho y un sombrero que le va muy bien. 

El juego asegura diversión todo el tiempo, con un poco de dificultad en algunos niveles, pero nada del otro mundo para que se mantenga entretenido sin desesperar a los jugadores. Así, Super Mario Odyssey, Breath of the Wild y Mario Kart 8 se vuelven tres títulos indispensables para el Nintendo Switch; sin embargo, sobresale Odyssey porque representa un juego divertido y muy especial por ser el épico regreso de Mario para recuperar a su amada con ayuda de Cappy en este peculiar modo de juego que plantea. En mi experiencia, no sólo jugándolo, sino disfrutándolo, podría decir que estamos frente al mejor juego del año. 

Reproduciendo: Mira esto: Probamos 'Super Mario Odyssey' para Nintendo Switch
2:03