CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

¿Qué debería decir Sundar Pichai a sus empleados en Google?

El presidente ejecutivo de Google se reunirá hoy con los 'googlers' para discutir el memo de un ingeniero que se expresó en contra de la diversidad. La industria de la tecnología también quiere respuestas.

sundar-pichai-google-cloud-next-2017-7696.jpg

Sundar Pichai suspendió sus vacaciones y se dirigirá el jueves a sus empleados.

James Martin/CNET

Se espera que el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, se dirija el jueves a sus empleados para abordar una gran controversia sobre la diversidad que acosa al motor de búsqueda más grande del mundo.

Tiene muchas explicaciones que dar. La pregunta es: ¿tendrá las respuestas correctas?

En resumen: hace unos días, un ingeniero principal de Google llamado James Damore escribió un manifiesto de 10 páginas y 3,000 palabras, titulado Google's Ideological Echo Chamber, que argumentaba que una brecha de género en Google no existe debido al sexismo, sino a diferencias "biológicas" entre hombres y mujeres. En otras palabras, pues, que las mujeres no están hechas para ocupar roles de liderazgo en puestos de trabajo en tecnología.

El manifiesto de Damore se hizo viral internamente en la compañía y se hizo público el viernes por la noche, desatando una verdadera tormenta. Los googlers lo criticaron públicamente en Twitter; Megan Smith, ex empleada de Google y directora general de tecnología para EE.UU. bajo el gobierno de Obama, dijo que los ingenieros con puntos de vista como Damore "están equivocados y son destructivos para sus colegas. Eso hace que la gente abandone la industria".

Pichai emitió una respuesta a la empresa, diciendo que el memorándum fue en contra de los "valores básicos de Google y nuestro Código de Conducta, que espera que cada googler haga todo lo posible para crear una cultura de trabajo que esté libre de acoso, intimidación, parcialidad y discriminación ilícita".

Pichai consideró que el asunto era tan serio, que tuvo que suspender las vacaciones con su familia en el extranjero.

Google despidió a Damore, de 28 años, a principios de esta semana. Damore, que ha sido investigador en el MIT, Harvard y Princeton y ha trabajado en Google por más de tres años, dijo que estaría presentando una queja a la Junta Nacional de Relaciones Laborales contra Google.

El movimiento de la llamada derecha alternativa (alt-right en inglés) ha salido a defender a Damore. Un grupo creó una página de crowdfunding para él y ya ha recaudado más de US$28,000. Damore también dio su primera entrevista después de ser despedido al youtuber conservador Stefan Molyneux. Damore explicó ahí una de sus motivaciones para crear el memo: Él fue a una clase de diversidad de Google y dijo que levantó su voz cuando no estuvo de acuerdo sobre los puntos. "Había tanta hipocresía en muchas de las cosas que estaban diciendo ahí", dijo.

En otra entrevista más tarde el miércoles, Damore dijo a Bloomberg TV que los ejecutivos de Google ahora lo están difamando.

La polémica plantea dolorosas críticas sobre Silicon Valley, una industria que se proclama orgullosamente una meritocracia. A menudo se dice aquí que es la programación lo que arregla todas las discrepancias. Pero las reflexiones de Damore muestran claramente que es un poco más complicado que eso.

Pero también hay cuestiones no-filosóficas a la mano, que Pichai debería abordar.

Para empezar, los sistemas internos de Google dependen, al menos en parte, de las evaluaciones entre los propios colegas. ¿Está Google revisando las evaluaciones de los colegas de Damore y viendo cómo su opinión podría haber impactado negativamente a sus compañeras de trabajo? 

Google se negó a comentar. 

¿Alguna de las personas examinadas por Damore ha solicitado que se revisen esas revisiones? Google se negó a comentar. 

¿Qué pasa con su jefe, el co-fundador de Google, Larry Page? Él es presidente ejecutivo de la empresa matriz de Google, Alphabet, y miembro del consejo. ¿Dirá algo sobre todo esto? ¿Qué piensa Page? Google se negó a comentar. 

La compañía también negó mi solicitud de asistir a la reunión en el Googleplex en Mountain View, California, argumentando que es para googlers solamente. Sin embargo, es casi seguro que todo lo que diga ahí se hará público.

Bajo la lupa

El momento de esta crisis en Google no podría ser peor. Google está en medio de una investigación del Departamento de Trabajo de Estados Unidos que examina las alegaciones de discriminación por género. (Google niega esas acusaciones). Y el foco está brillando tan intensamente como siempre sobre la noción de Silicon Valley como un club de chicos. La fuerza de trabajo de Google es 31 por ciento de mujeres, según el último informe de diversidad de la compañía. Eso disminuye al 20 por ciento cuando se cuenta sólo al personal técnico. Incluso con un gran empuje por la diversidad en la empresa, el porcentaje de mujeres y minorías se ha mantenido estancado.

El drama también se produce después de Uber tuvo su propia crisis, impulsada por una entrada de blog escrita por la ex ingeniera Susan Fowler en febrero sobre el acoso y la cultura sexista que enfrentó durante su año en la compañía de choferes a pedido, todavía líder en su campo. Tras una investigación interna dirigida por el ex fiscal general de EE.UU. Eric Holder, el presidente ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, renunció en junio.

Nadie espera que Pichai dimita a su cargo. Pero sí esperan que el hombre que trabaja en la construcción del motor de búsquedas del futuro, pueda anticipar todas sus preguntas -- y ojalá tener algunas respuestas.

Por lo menos, Pichai ha demostrado a través de sus acciones que se está tomando toda esta situación en serio. Él ya despidió a Damore y atrajo la ira de la derecha a Google. También ya ha denunciado muchas de las ideas sobre género que Damore mencionó en su memorando.

"Sugerir que un grupo de nuestros colegas tiene rasgos que los hacen menos adecuados biológicamente para el trabajo es ofensivo y no está bien", escribió Pichai.

Google también contrató recientemente a una jefe de diversidad, Danielle Brown, quien condenó el manifiesto de Damore en un memorándum a los empleados. "Somos inequívocos en nuestra creencia de que la diversidad y la inclusión son fundamentales para nuestro éxito como empresa", escribió. "Y seguiremos defendiendo eso y estaremos comprometidos a ello a largo plazo".

Sin embargo, el jueves es probablemente la primera oportunidad que Pichai tendrá para hablar con su fuerza de trabajo cara a cara sobre este tema tan candente. Todos estarán muy interesados en lo que tiene que decir.