Google confirma planes inalámbricos y dice que revelará algo grande 'en los próximos meses'

El ejecutivo Sundar Pichai dijo que la gigante de tecnología se estará asociando con operadoras inalámbricas de manera similar a como lo hace con sus socios de Nexus.

Móvil
Sundar Pichai, vicepresidente principal de productos de Google, habló hoy en el MWC 2015 Stephen Shankland/CNET

BARCELONA -- Google lanzará pronto su propio servicio inalámbrico, pero será únicamente un proyecto limitado.

Sundar Pichai, vicepresidente principal de productos para Google, confirmó hoy aquí que la gigante de búsquedas en Internet está en conversaciones con operadoras inalámbricas y sugirió que una respuesta llegaría "en los próximos meses". Se refería a la especulación de que Google se asociaría a las operadoras inalámbricas para ofrecer un servicio híbrido que usaría redes celulares y de Wi-Fi.

Un portavoz aclaró más tarde aclaró que un anuncio llegaría en los próximos meses, y no que el lanzamiento ocurriría en los próximos meses.

Pichai se apresuró a señalar que él se acercaría a cualquier servicio de la misma manera en que se acerca al programa Nexus. Él no ve a Nexus como un competidor de sus socios proveedores - más bien, es una forma para que Google impulse la innovación en hardware y software a través de un lanzamiento limitado. Él percibe a los servicios inalámbricos de la misma manera.

"No tenemos la intención de ser un operador de red a gran escala", dijo Pichai en un discurso de apertura durante el Congreso Mundial de Dispositivos Móviles (MWC por sus siglas en inglés). "Estamos trabajando con socios operadores. Verán nuestra respuesta en los próximos meses. Nuestro objetivo es impulsar un conjunto de innovaciones que pensamos debería venir, pero haremos esto a una escala más pequeña, como hacemos con los dispositivos Nexus para que la gente vea lo que estamos haciendo".

La línea Nexus de dispositivos móviles ha sido el intento de Google para fomentar una experiencia "pura" de Android, mediante la cual el fabricante de hardware, digamos HTC o Motorola, tienen prohibido hacer ajustes a la interfaz de usuario por encima del sistema operativo Android, o alterar el software subyacente o precargar aplicaciones personalizadas. La comunidad de los dispositivos Android fuera de esa experiencia Nexus ha sido notoria por su falta de coherencia, en contraste con la uniformidad presentada por iOS de Apple.

Cualquier servicio inalámbrico Google, sin embargo, podría sacudir a la industria de Estados Unidos. El proyecto Google Fiber de la compañía ofrece servicio de Internet súper rápido a los clientes en mercados selectos, y ya ha obligado a las empresas tradicionales de telecomunicaciones y de cable aumentar la velocidad y reducir los costos. El servicio es consistente con una misión más amplia de Google de conectar a más personas.

Se ha rumoreado que Google está trabajando con Sprint y T-Mobile para crear un servicio de telefonía móvil, que también se vería favorecido por las redes Wi-Fi locales para aumentar la cobertura. Otros distribuidores inalámbricos como Republic Wireless ya emplean el mismo tipo de red móvil, aunque ofrecen una selección limitada de teléfonos inteligentes.

Portavoces de T-Mobile y Sprint no estaban disponibles de inmediato para comentar.

El cielo es el límite

Si bien un servicio inalámbrico tradicional puede trabajar en los EE.UU., Google está trabajando en la construcción de una red troncal para la conectividad en las regiones del mundo donde no hay infraestructura existente. Google ya tiene el Proyecto Loon, que emplea globos que levantan las radios celulares en el aire para aumentar la cobertura sobre el terreno en zonas remotas y rurales.

Después de dos años, los globos pueden ahora mantener radios celulares en el aire hasta por 200 días, dijo Pichai.

Sin embargo, Pichai también planteó la siguiente fase, el Proyecto Titán, que llevará una nave ligera no tripulada equipada con radios celulares para aumentar aún más la cobertura. Dijo que los drones podrían desplegarse rápidamente a un área donde haya necesidad de capacidad adicional, como una zona de desastre, por ejemplo.

Además de la conectividad, Google ha sido muy agresivo en bajar los precios de los productos de sus socios a través de su programa Android One. Hoy en día, los teléfonos inteligentes que la mayoría de la gente estarían feliz de utilizar se pueden comprar por US$100. Pero, dijo Pichai, "eso se puede hacer por sólo US$50 dentro de dos años", algo que llevaría smartphones a un mercado de 1,700 millones de personas.

"Estamos en camino a una plataforma que a finales de la década llegará a 4,000 millones o 5,000 millones de personas", dijo. "Van a tener un equipo muy potente en sus manos."

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO