CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Pichai explica por qué al buscar 'idiot' en Google salen fotos de Trump

Un legislador de California le preguntó al líder de Google sobre el llamado 'Google bombing'.

google-hq-sede-mountain-view.jpg

El presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, explica cómo Google clasifica los resultados de búsquedas.

Captura de pantalla por CNET

Google bombing: Es una vieja táctica del Internet. Y surgió el martes, mientras el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, compareció ante el Congreso de EE.UU.

El término se refiere a la manipulación de los resultados de búsqueda al vincular un determinado término a un sitio específico en Internet. La táctica es un intento de manipular las señales de búsqueda de la compañía y asociar las consultas con un nuevo tema externo.

Pichai, que estaba respondiendo preguntas para el Comité Judicial de la Cámara sobre el supuesto sesgo anticonservador y sobre las prácticas de colección de datos, fue confrontado por Zoe Lofgren, una demócrata de California, quien preguntó por qué en Google cuando se busca la palabra "idiota" aparecen imágenes del presidente Donald Trump.

"Tomamos la palabra clave y la emparejamos con páginas y las rankeamos con base en 200 señales. Cosas como relevancia, frescura, popularidad, cómo otras personas lo están utilizando", respondió Pichai. "Y en base a eso, en un momento dado, estamos tratando de encontrar los mejores resultados para esa consulta".

Lofgren, como si intentara demostrarlo, entonces respondió: "¿Entonces no es que haya un hombre detrás de una cortina decidiendo qué mostrarle a los usuarios?". 

(Y no, no es así).

El incidente relacionado con la Google bomb fue solo uno de los muchos casos en que un representante cuestionó a Pichai sobre los sesgos potenciales en torno a los algoritmos de búsqueda de Google. Mientras que algunos vieron la sesión de tres horas y media ante la Cámara de Representantes como una oportunidad para aprender sobre sus planes en China o sus prácticas de recopilación de datos, la mayoría de las veces la sesión estuvo dominada por preguntas sobre sesgo y las inclinaciones políticas de los empleados de Google.

Trump siempre ha acusado a Google de tener un sesgo contra los conservadores, y eso fue en parte el tema de la audiencia del martes.

En agosto, Trump acusó a Google de manipular los resultados de búsquedas para defender a los liberales. Trump incluso tuiteó que los resultados de búsquedas de Google están "manipulados" diciendo que la compañía suprime las voces más conservadoras. También tuiteó un video que alega que Google promovió el discurso del Estado de la Unión del presidente Barack Obama todos los eneros, pero no el suyo. Trump agregó el hashtag #StopTheBias.

Google rechazó este reclamo, señalando que su página de inicio no ayudó a promover el discurso del presidente en enero. La compañía también dijo que no promovió ni el discurso de Trump ni el de Obama fuera de sus primeros años en el cargo. Una captura de pantalla de Internet Archive, que registra los dominios Web, le dio la razón a Google.

Después de que el gobierno de Trump lanzara una controversial prohibición a la inmigración de países musulmanes, el Wall Street Journal informó que los empleados de Google discutieron manipular los resultados de las búsquedas para ver cómo podrían ellos contribuir a causas pro inmigración.

Otra famosa Google bomb tuvo que ver con el excandidato presidencial Rick Santorum, cuyo nombre está vinculado a un sitio que solía tener una definición sexual gráfica. Eso ocurrió después de que Dan Savage, un escritor y activista LGBT, realizó un concurso en 2003 para hacer que la palabra "Santorum" significara algo nuevo debido a sus opiniones acerca de los derechos de los homosexuales.

Google no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre qué puede hacer para evitar el llamado Google bombing.