Mira el submarino que NASA enviará a la luna Titán de Saturno

Los cohetes espaciales son fabulosos, pero para explorar un mundo extraño como Titán, tiene más sentido usar un submarino espacial. Afortunadamente, NASA ya trabaja en su diseño.

Ciencia
titan-sub2.jpg
Como dirían en 'StarTrek', este submarino irá a un lugar donde nunca nadie a ido, la luna de Saturno llamada Titán para explorar su mar de metano. Captura de pantalla por Eric Mack/CNET

Creo que podemos decir oficialmente que los conceptos de misión de la NASA han alcanzado, si no es que superado, la imaginación de Julio Verne y otros futuristas. Verne se imaginó a una humanidad que volaba alrededor del mundo, viajando al centro de la Tierra (que resulta que no es tan buena idea) y a la Luna. Pero apuesto que nunca se imaginó que a 110 años de su muerte estaríamos trabajando en un robot submarino para investigar los mares inflamables de mundos distantes.

La verdad puede ser más extraña que la ficción, no cabe duda.

Este mes, la NASA publicó un video (aquí abajo) donde presenta el concepto de un submarino diseñado para explorar el Mar del Kraken, uno de los mares de metano de Titán, la extraña luna que orbita Saturno. Incluso si fuera posible para los humanos nadar en los mares de Titán, quizá no sea algo recomendable. Sería como ir a nadar en un océano de gas natural líquido congelado.

Evidentemente, esta misión está hecha para un robot, específicamente un submarino robótico impulsado por energía nuclear y equipado con una cámara para las profundidades y un sistema para tomar muestras descritos en este texto (PDF, en inglés) que describe el concepto.

Enviar el submarino a Titán es todo un reto en sí mismo ya que no cabe en las formas esféricas típicas de los módulos que han sido usados para la exploración espacial en el pasado. Sin embargo, seguro cabría en un avión espacial como el X-37 de Boeing, que recientemente fue visto orbitando la Tierra en lo que probablemente fue una misión especial de la Fuerza Aérea. El avión espacial podría acuatizar suavemente en el Mar del Kraken y soltar al submarino, o posiblemente soltarlo desde una altitud baja con un paracaídas.

Además de flotar o sumergirse para analizar la química del mar de Titán y la composición del fondo marino, el submarino también podría estudiar las mareas, el clima, la costa, sus islas (que tienden a desaparecer) y estar pendiente de hallar evidencias de formas de vida extraña que le guste vivir en este ecosistema sumamente gaseoso y frío.

El concepto de submarino para Titán es sumamente preliminar, pero hay mucho tiempo para mejorarlo. El equipo detrás de la idea no cree que esté listo para sumergirse antes de 2047.