Sprint suspende reducción de velocidad de datos

De cara a las leyes de neutralidad de la web, la operadora estadounidense asegura haber abandonado su política de 'throttling', según el 'Wall Street Journal'.

Sprint has put the kibosh on data throttling. Lynn La/CNET

Sprint ha suspendido su política de reducción de velocidad de datos (conocida en inglés como throttling) ahora que las reglas de la neutralidad en la red entran en efecto, según reportó el Wall Street Journal el jueves.

La operadora telefónica ha estado reduciendo la velocidad de datos para algunos clientes que sobrepasan su cuota de datos. Pero Sprint canceló esta política el viernes, de acuerdo con el Journal, el mismo día en que las reglas actualizadas de la neutralidad en la red de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. (FCC, por sus siglas en inglés) entró en efecto.

De hecho, la FCC mostró el miércoles que se está tomando las reglas muy en serio. La agencia multó a la operadora AT&T por US$100 millones después de acusar a la telefónica de engañar a los clientes al reducir su velocidad de datos en sus planes de datos ilimitados. Al "categorizar falsamente" estos planes y denominarlos ilimitados, AT&T quebrantó la Ley de la Transparencia del Internet Abierto de 2010 (2010 Open Internet Transparency Rule), dijo la FCC. Esa fue la primera vez que la agencia ha impuesto cargos contra una empresa por violar las leyes de la neutralidad de la red.

Sprint confirmó que suspendió su política de reducción de velocidad de datos en un comunicado enviado a CNET:

Durante menos de un año, Sprint ha utilizado una práctica de gestión de redes que aplicaba solamente al nivel de sitios celulares congestionados individuales, y esta práctica sólo se aplicaba mientras existiera congestión. En estos sitios, canalizamos temporalmente los recursos desde el 5 por ciento de los usuarios más activos al 95 por ciento que tiene un uso normal, para tratar de distribuir los efectos de la congestión de una manera más justa. Una vez que menguaba la congestión en el sitio, la limitación [en la velocidad de datos] finalizaba automáticamente. Después de realizar una revisión, y para asegurarnos de que nuestras prácticas son consistentes con las reglas de la neutralidad de la red de la FCC, determinamos que la técnica de gestión de redes no es necesaria para asegurarnos de que la mayoría de nuestros clientes tengan una experiencia de calidad.

La operadora le dijo al Journal que cree que su política hubiese sido permitida bajo las nuevas reglas pero dijo que la abandonó por si acaso. Sprint también dijo que ha conservado el derecho de priorizar el tráfico basado en el plan del consumidor, aunque nunca lo ha hecho y que ha decidido que esta clase de política ya no es necesaria.

Utilizada con frecuencia por las operadoras para controlar la congestión en las redes, la técnica de data throttling consiste en reducir la velocidad de datos a los usuarios que consumen la mayor cantidad de datos. Por ejemplo, aquellos que tienen un plan 4G pueden ver que su velocidad se reduzca a 3G después de sobrepasar una cuota mensual. Las operadoras han defendido esta práctica como una manera de restringir a los grandes consumidores de datos. Pero los críticos han dicho que esta práctica se debe prohibir, especialmente en planes móviles que se anuncian como "ilimitados".

A aquellos cuya velocidad de datos ha sido reducida no se les notifica cuál es la cuota asignada de datos que no deben sobrepasar para que no se le reduzca la velocidad. En lugar de imponer un límite específico, las operadoras tienden a reducir la velocidad de los usuarios que más datos usan. Eso significa que el consumidor no tiene manera de saber si o cuándo se le reducirá la velocidad de datos.

La decisión de la FCC la semana pasada se alinea con la opinión de los críticos de esta práctica.

Las nuevas reglas reclasifican la banda ancha como un servicio público y previenen que los proveedores de banda ancha reduzcan la velocidad o bloqueen el tráfico en Internet. Estas reglas estipulan que la reducción de la velocidad de datos es considerada una violación de la política de la FCC.

Estas reglas, además, previenen a los proveedores de Internet ofrecer la posibilidad de pagar para obtener prioridad en momentos en que el ancho de banda y la red están congestionados. Por ello, el acto de priorizar tráfico va en contra de la esencia de la neutralidad de la red.

Sin embargo, la batalla que se libra sobre la neutralidad de la red sigue en pie. La FCC se enfrenta a varias demandas que desafían las nuevas reglas.

Close
Drag