CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

​Sprint despide a 2,500 empleados para recortar gastos

Según Reuters, la operadora ha decidido prescindir de trabajadores encargados del área de atención al cliente en seis centros de todo el país así como de parte de su fuerza laboral en Kansas.

Sprint ejecuta despidos de 2,500 empelados, la mayoría de ellos de áreas de atención al cliente.

CNET

Sprint ha comenzado a ejecutar la reestructuración de la cual hace meses se viene hablando y ha empezado con el despido de 2,500 empleados, la mayoría de ellos de sus seis centros de atención al cliente, aunque también de su sede en Overland Park, Kansas.

Según dijo una portavoz de la empresa a la agencia de noticias Reuters, la medida es parte de un plan para ahorrar unos US$2,500 millones en costos e incluye el cierre de los centros de atención al cliente en Virginia, Nuevo Mexico, Tennessee y Texas, al tiempo que recorta puestos de trabajo en Colorado y su sede en Overland Park.

Sprint dijo el año pasado que intentaría ahorrar no solo en mano de obra, sino que también en gastos de red, tecnologías de la información y gastos administrativos. Estas medidas llegan empujadas por la creciente preocupación del grupo japonés Softbank -- el mayor inversionista en Sprint --, que observa cómo la operadora ha estado gastando una gran cantidad de dinero con el objetivo de anotarse nuevos usuarios.

Según la fuente, la mayoría de los puestos de trabajo se han recortado en las áreas de atención al cliente gracias a que los usuarios han comenzado a utilizar Spint Zone, una aplicación que les permite resolver sus dudas, las cuales en muchas ocasiones encuentran solución en la red.

En noviembre la empresa comenzó un proceso de descentralización en cuatro regiones diferentes con un presidente local para cada una de ellas, lo que le permite adaptarse mejor a las tendencias de cada área de EE.UU. ofrecer ofertas y ganar más clientes, el objetivo más perseguido ante el avance de AT&T, Verizon y T-Mobile.