Spotify abre oficinas en Miami para crecer en América Latina

Gustavo Diament, director general de Spotify Latinoamérica, habló con CNET en Español sobre los retos y oportunidades de ofrecer música vía 'streaming' en la región y sobre su nueva aventura en la Florida.

gustavodiament.jpg
Gustavo Diament, director general de Spotify para América Latina.Foto de Raoni Maddalena

MIAMI -- En México existen en la actualidad 938,525 playlists o listas de reproducción de Spotify con la palabra "amor"; 101,696 con la palabra "romance" y más de 49,070 con la palabra "sexo". Además, en el Top Ten de las 10 canciones favoritas de los mexicanos están Decidiste dejarme, de Camila, Te perdiste mi amor, de Thalía y Bachata Rosa, de Juan Luis Guerra.

Estas son apenas unas cuantas de las muchas cosas que Gustavo Diament ha aprendido acerca de los hábitos musicales de los latinoamericanos en general -- y los mexicanos en particular -- desde que tomó las riendas de Spotify Latinoamérica hace casi dos años.

Diament, originario de Brasil, tiene a su cargo el servicio de música por streaming en 17 mercados de Latinoamérica, una región que resulta crucial en el crecimiento de Spotify. Y si bien la sede latinoamericana de Spotify está ubicada en Sao Paulo, la compañía está afinando los detalles para abrir a mediados de mayo su primera oficina en Miami. ¿La razón? sacar el mayor provecho a los acuerdos panregionales que pueden cerrarse desde aquí.

"Hay un montón de dólares de publicidad que se pueden aprovechar desde Miami, sobre todo en lo que toca a los acuerdos panregionales", dijo Diament a CNET en Español durante la conferencia eMerge Americas en esta ciudad. "Es por eso que decidimos transferir a Miami a la persona que está a cargo de la parte comercial de 15 mercados". (Brasil y México se consideran mercados aparte, debido a que ambos países tienen operaciones locales; el resto se maneja a nivel regional).

Pero además de acuerdos panregionales, el ejecutivo a cargo de la oficina de Spotify en Miami -- Fabio Brunelli -- será también responsable de poner un pie en el llamado mercado hispano de EE.UU., un mercado que ya sobrepasa los 50 millones de personas y que, en la opinión de Diament, ofrece a Spotify un montón de posibilidades.

"Si se trata de segmentar nuestras audiencias, el mercado hispano representa una oportunidad virtualmente no explorada", dice Diament. "La razón por la cual nuestro servicio es tan eficaz es porque podemos ofrecer experiencias personalizadas: sabemos exactamente quién eres, qué te gusta escuchar y qué estás haciendo; solo así podemos servirte la música en el momento adecuado y en el dispositivo que prefieras. Creemos que hay una razón para segmentar y tratar a los hispanos dentro de EE.UU. de una manera distinta".

Otra ventaja de estar en Miami tiene que ver con el tema de la publicidad móvil. Y es que aunque la mayoría de los usuarios de Spotify en América Latina acceden al servicio mediante un dispositivo móvil (un 60 por ciento), hay todavía mucho inventario de publicidad móvil, un negocio que aún está en pañales en América Latina.

Según las cifras más recientes (enero de 2015), Spotify tiene ya 60 millones de usuarios activos en todo el mundo, de los cuales 15 millones son clientes de paga. Y si bien la compañía no desglosa cifras por región, Diament dice que el modelo fremium, uno que incluye una modalidad gratuita y otra de paga, es crucial en una región como Latinoamérica donde la piratería y las descargas ilegales de música siguen siendo un problema gigantesco.

"La industria de la música fue severamente azotada -- y transformada -- por Napster en 1999 y luego por todas esas otras formas de acceder o descargar música de manera ilegal. Nosotros debemos reducir la brecha entre las descargas legales y las ilegales", dice Diament. La manera de hacer esto, dice, es ofreciendo la posibilidad de un acceso legal y gratuito a la música.

En este respecto, cuestionado acerca de la creciente presión de Apple para que las discográficas no trabajen con servicios como Spotify que ofrecen una opción gratuita, Diament fue cortés -- aunque muy claro -- sobre la posición de su compañía al respecto.

"Respeto y entiendo que Apple tiene otra visión y otro modelo de negocios de streaming y que van a entrar eventualmente a nuestro mercado con un modelo distinto", dijo. "Pero si vas a combatir la piratería en serio -- como lo intentamos hacer nosotros -- no puedes hacerlo así; no puedes combatir la piratería con un modelo de paga".