'Spectre': una montaña rusa con altas y bajas

[Reseña con 'spoilers'] El agente 007 regresa a la pantalla grande para traernos mucha acción de calidad y toda clase de curvas peligrosas, pero su trama sin ton ni son te hará bostezar más de una vez.

Foto de Sony Pictures

Con persecuciones que te hacen comer las uñas de la ansiedad e insípidos momentos en la trama, la nueva película del agente 007 lleva al espectador en una especie de montaña rusa cinematográfica.

Y es que Spectre, aunque tenga todos los clásicos elementos de James Bond -- despampanantes mujeres, espectaculares autos y el infalible y clásico martini revuelto pero no agitado --, presenta un drástico contraste de altas y bajas que dejan al espectador un poco mareado.

Al menos ese es el efecto que surte ir de las fenomenales secuencias de acción como una intensa pelea que se desata sobre un tren en movimiento para que después los personajes se bajen de la locomotora en medio de la nada y se sienten a esperar sin explicación ni motivo alguno.

Todo este menjunje gira en torno a una trama que va más o menos así: El agente 007 regresa a un MI6 encabezado por el nuevo M (Ralph Fiennes) y se enfrenta a una reprimenda después de haber ocasionado tremendo alboroto en México, situación que alimenta la amenaza de finiquitar para siempre el programa de los agentes 00. Pero Bond decide ignorar las órdenes de M y seguirle los pasos a una organización terrorista teniendo solamente como pista un anillo con un pulpo incrustado y un funeral al que tiene que atender por órdenes de la difunta M (Judy Dench). Estos elementos desencadenan una serie de eventos que llegan hasta la misma infancia del agente 007 y el encontrar a Spectre se convierte en la única prioridad de James Bond.

Antes de subirte a esta montaña rusa de película -- con las altas y bajas que mencionaré a continuación --, es importante decir que para que Spectre resulte menos confusa, es recomendable ver las tres películas de Bond protagonizadas por Daniel Craig (Casino Royale, Quantum of Solace y Skyfall) antes de ir al cine este 7 de noviembre, ya que la trama cuenta con muchos personajes y anécdotas que vemos en los filmes anteriores.

Las altas

La película cuenta con un impresionante elenco en el que disfrutamos de Ralph Fiennes (M) como líder de MI6, un excelente villano interpretado por Christoph Waltz (Oberhauser), el geek del equipo a cargo de Andrew Scott (Q) y Daniel Craig como James Bond, quien nuevamente sorprende por las impresionantes peleas y las innumerable acrobacias que lo han convertido en uno de los mejores agentes 007 de la historia. Y hay muchas chicas Bond en Spectre: la Catrina (la actriz mexicana Stephanie Sigman), la desconsolada viuda Lucía (Mónica Belucci), Moneypenny (Naomie Harris) y Madeleine Swann (Léa Seydoux).

En esta ocasión, la misión de Bond comienza en medio de una celebración del Día de los Muertos muy hollywoodense en la que vemos brevemente a Sigman. Un plano secuencia en los techos del centro de la capital mexicana da inicio a la primera tanda de acción que comienza con una ráfaga de balas, el desplome de un edificio y una brutal pelea sobre un helicóptero que vuela sobre el zócalo capitalino repleto de gente.

Como en toda película de Bond, la acción es la protagonista y en Spectre no te va a decepcionar. La secuencia de la persecución entre el Aston Martin DB10 de Bond y el Jaguar C-X75 de Mr. Hinx en las angostas calles de Roma está repleta de adrenalina e impresionantes maniobras.

La cinta también acierta en su uso del humor, como el afortunado aterrizaje de Bond sobre un sillón después del derrumbe de un edificio o el sarcasmo de M.

Otro punto a favor de Spectre -- especialmente para los aficionados a las películas de Bond -- es la característica apertura de los créditos. A pesar de que la secuencia de Spectre no llega a ser tan buena como la de Casino Royale, resalta la creatividad con la que se utilizó al pulpo (el símbolo de Spectre) al trazar un ojo con los tentáculos

Las bajas

Pero más allá de la acción, Spectre se queda corto.

Además de intercalar las escenas de acción con una historia muy aburrida, hay momentos que no tienen lógica ni en el mismo universo de James Bond.

Por ejemplo, regresemos al viaje en tren que mencioné al principio. Primero vemos a los pasajeros y a la tripulación del tren, pero todos desaparecen -- sin motivo ni razón -- de una escena a otra cuando se desata la pelea. También está el cuarto de un hotel con una pared falsa que esconde una especie de oficina secreta que era utilizada constantemente, pero que Bond rompe a puñetazos para poder entrar. Me pregunto: ¿Mr. White tenía que romper la pared cada vez que iba a entrar y volverla a poner antes de hacer check out?.

Por otra parte, la cinta da información muy vaga sobre la organización Spectre. Eso es, el filme ofrece elementos para que la audiencia armando las piezas para conocer a los terroristas, pero estos mismos elementos jamás se consolidan para saber cómo surgen estos terroristas, por qué nadie los había identificado ni cómo logran infiltrarse dentro MI6.

Quizá la mayor decepción es la tecnología -- o escasez de la misma. En general, esta nueva franquicia de Bond con Craig a la cabeza me ha decepcionado por la falta de gadgets. Los autos son espectaculares, pero los filmes utilizan la tecnología más al nivel del guión y no de acción.

Por ejemplo, en Spectre se habla de nanotecnología para ubicar y registrar los signos vitales de Bond, pero sólo la vemos utilizada como un GPS cualquiera. Y ¿realmente era necesario otro reloj que explota? Más allá de un scanner portátil utilizado por Q y el lanzallamas en el Aston Martin, la tecnología que usan es bastante común. En una era en la que el cine utiliza sorprendentes efectos visuales que nos llevan a Marte como en The Martian, esperaría un gadget de Bond más futurista, como un reloj inteligente con un rayo láser incorporado o con la capacidad de hackear cualquier dispositivo de seguridad.

Entonces, ¿te subes o no?

¿Vale la pena subirte a esta montaña rusa? Sí y no. Súbete si estás buscando adrenalina, ya que es un filme con derroches de excelente acción, buenas actuaciones, mujeres hermosas y todos los elementos clásicos del agente 007. Pero, si buscas una película más completa con un argumento sólido, mejor vuelve a ver Casino Royale, porque vas a tener que esforzarte para mantenerte despierto mientras se desarrolla la trama.

Te invito a que me platiques tu opinión en nuestra sección de comentarios y me digas ¿cuál ha sido tu James Bond favorito?

Close
Drag