CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Cómo SpaceX planea brindar Internet de banda ancha a todo el mundo

Los primeros satélites de Starlink están programados a lanzarse abordo del cohete Falcon 9 el jueves. Puede ser el inicio de una nueva forma de compartir 'memes' de Elon Musk.

SpaceX rendering of a rocket deploying a payload in space.

SpaceX

Después del tercer retraso, el jueves es el día en que SpaceX planea lanzar sus dos satélites prototipo abordo del cohete Falcon 9, y sería el inicio de lo que Elon Musk y su empresa esperan sea una nueva forma de conectar a la humanidad. 

El lanzamiento se había planeado inicialmente para el sábado, pero fue retrasado dos veces más para procesos de revisión de sistemas y una tercera vez debido a vientos de gran altitud el miércoles. 

También abordo del Falcon 9 está el satélite español de telecomunicaciones Paz, aunque son los dos satélites de Musk los que se llevan toda la atención: Microsat-2a y Microsat-2b. 

El proyecto ha sido relativamente secreto para los estándares de SpaceX. Actualmente conocido con el nombre de Starlink, el servicio es una nueva propuesta para proveer Internet de banda ancha a través de satélites. La mayoría de servicios de Internet por satélite, como Viasat y HughesNet, dependen de un puñado de satélites grandes en una órbita geoestacionaria, a una distancia de 22,000 millas o 35,000 kilómetros de la Tierra.

Las señales y los datos se transmiten entre los satélites y las antenas parabólicas de los clientes, así como también a las estaciones de mayor tamaño en la Tierra. Así llega Internet a las casas de cientos de miles de clientes que se encuentran en áreas rurales con pocas opciones de conexión. 

Las señales viajan miles de millas desde la alta órbita y esto puede causar altos niveles de latencia cuando se usa Internet satelital. Acciones como videollamadas en tiempo real y el jugar videojuegos puede tornarse difícil cuando existe un retraso al tener los datos que transmitirse entre el espacio y la Tierra. 

La idea detrás de Starlink es utilizar satélites posicionados a una órbita más baja para reducir el tiempo de retraso. Todo esto suena genial, pero hay un detalle. Debido a que estos satélites estarán mucho más cerca de la superficie de la Tierra, cubrirán un área mucho más pequeña, por lo que se necesitará un mayor número de estos satélites para cubrir a todo el planeta.

starlink

Una figura incluida en la solicitud de SpaceX a la FCC.

Comisión Federal de Comunicaciones/SpaceX

SpaceX se ha rehusado a dar más detalles sobre el proyecto, pero Musk sí reconoció por primera vez a través de un tuit que los satélites que van abordo del Falcon 9 están destinados para poner a prueba el servicio de Internet. La solicitud de la empresa a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) detalla los planes de empezar a lanzar un ejército de 4,425 pequeños satélites en la baja órbita, que se encuentra entre 1,100 kilómetros y 1,325 kilómetros de la Tierra. 

Una vez que los primeros 800 satélites de esta constelación estén funcionando serán suficientes para "proveer la cobertura inicial de servicio de banda ancha para Estados Unidos y a nivel internacional", dice la empresa en su solicitud ante la FCC. "El despliegue de las unidades restantes de la constelación completarán la cobertura y añadirán capacidad alrededor del mundo".

Pero eso no es todo. Una vez que su constelación esté en la baja órbita y esté funcionando, SpaceX espera lanzar una flotilla más extensa de 7,518 satélites, a una órbita de 340 kilómetros. 

SpaceX dice que esta constelación "habilitaría la provisión de Internet de alta velocidad, alta banda ancha, baja latencia en los servicios de banda ancha que serán realmente competitivas con las alternativas terrestres".

Para que su plan funcione, SpaceX incluirá más tecnología en cada uno de sus satélites en la forma de rayos láser que les permitirá comunicarse y coordinarse entre sí. 

Por otra parte, OneWeb y otros competidores han expresado sus preocupaciones con la FCC. Argumentan que la enorme constelación de satélites de Starlink pondrán en peligro los otros satélites en órbita. SpaceX ha respondido que su plan cumple con todos los estándares de seguridad y permite el espacio adecuado entre otros satélites. 

Aun así, más de 10,000 satélites representa bastante material flotando en el espacio. 

Reproduciendo: Mira esto: Los 5 proyectos más locos de Elon Musk
3:48

SpaceX indica en su solicitud que sacará de órbita los satélites que se acercan al final de sus vidas (se estima que los satélites duren entre cinco y siete años). Esto significa que se dirigirán a los satélites jubilados a la atmósfera terrestre para que se quemen. 

Pero a Starlink le falta camino por recorrer para volverse realidad. Hasta el momento, SpaceX sólo a recibido la aprobación de la FCC para lanzar los dos satélites de prueba. La solicitud para el proyecto mayor de Starlink se ha presentado ante la FCC y el director de esa entidad ha demostrado apoyo público del proyecto. Sin embargo, aun con la aprobación de la FCC, el proyecto tiene que obtener más permisos y vistos buenos de organizaciones como la Unión Internacional de Telecomunicaciones. 

Musk dice que el servicio de Internet no estará completado y funcionando hasta mediados de la próxima década. 

Con la colaboración de Suan Pineda.