CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

En 2018, Sony apuesta por recuperar relevancia en el mundo celular

[Análisis] En los últimos años los celulares Xperia de Sony no han sido los mejores del mercado, pero el 2018 sería un año importante para revertir esto y volver a ser el Sony que conocíamos antes.

Sony-xperia-2018

El Sony Xperia XA2 Ultra (foto), al igual que el Xperia XA2 y L2 marcar0n cambios importantes para la empresa.

Sarah Tew/CNET

Sony es Sony, pero en los últimos años ha dejado muchas cosas que desear en su línea de celulares Xperia y se ha quedado por debajo de muchos fabricantes.

Hace unos años, el considerar comprar un celular de Sony no era descabellado y de hecho, muchas veces se enfrentaba cara a cara con los mejores teléfonos de Samsung, LG y Apple. Para muestra, recuerda al impresionante Sony Xperia Z en 2013, el Xperia Z2 en 2014 y el Xperia Z3 en 2014, teléfonos potentes, atractivo y muy completos.

Esos eran excelentes celulares y unos de los pocos, sino los únicos, teléfonos insignia resistentes al agua que no sacrificaron su diseño con ese propósito e integraron excelentes especificaciones.

Pero todo decayó en 2015 cuando la empresa presentó el Xperia Z3+, Xperia Z4, Xperia Z4v, Xperia Z5 y Xperia Z5 Premium. Sí, cinco teléfonos insignia en un mismo año y aún me sigo preguntando qué estaba pensando la empresa.

Fue en ese año cuando T-Mobile rompió contrato para vender uno de sus celulares y luego Verizon tomó la misma decisión y hasta canceló el ya anunciado Xperia Z4v, según explicó Don Mesa, vicepresidente de marketing para Sony Mobile en EE.UU. "Nos tomo por sorpresa", dijo Mesa a CNET en Español.

Debido a esto, Sony tuvo que reestructurarse y retomar una estrategia para el mercado estadounidense, uno que es importante para cualquier fabricante de teléfonos, explicó Mesa.

¿Qué significó esta reestructuración? No estamos totalmente seguros, pero fue claro que la empresa no quedó muy buen ubicada en ese momento. Aun así, Sony decidió lanzar el Xperia Z5 meses después al mercado mundial que no trajo muchas novedades y llegó con el lector de huellas desactivado en EE.UU., el único país en el mundo que no podía comprar oficialmente su teléfono insignia con un lector de huellas funcional.

Según Mesa, Sony en ese momento tuvo que reducir costos y esa fue una de las razones por las que el lector de huellas llegó desactivado a EE.UU. 

Como si fuera poco, todos los teléfonos insignia de Sony, hasta finales de 2017, han mantenido un diseño muy similar al primer Xperia Z, un celular lanzado en 2013.

Pero todo esto podría cambiar este año. 

En 2018, Sony comienza con el pie derecho trayendo por primera vez tres celulares (XA2 Ultra, Xperia XA y Xperia L2) con lector de huellas activo, considerados los primeros teléfonos de gama media de Sony con lector de huellas a nivel mundial.

Reproduciendo: Mira esto: Este celular Vivo tiene un lector de huellas en la pantalla
1:16

Asimismo, estos celulares traen un diseño un poco modificado que incluyen el lector de huellas en la parte trasera y biseles un poco más pequeños.

Aunque estos cambios no son muy grandes, son correcciones de las principales críticas que han recibido sus teléfonos insignia durante los últimos años y es el primer paso para que Sony vuelva a brillar en un mercado muy competitivo.

Esto no significa que los teléfonos de los últimos años eran malos, pero sí que eran inferiores a otros celulares, principalmente por ser teléfonos menos completos y novedosos.

Con estas correcciones, los teléfonos de Sony ofrecerían un paquete más completo y atractivo para todos.

Por otra parte, Mesa le reveló a Engadget que la empresa también tiene planeado integrar doble cámara trasera en algunos de sus celulares este año, así que esto ayudaría a que los Sony Xperia se unieran a una de las tendencias más importantes de 2017 para competir mejor.

Es cierto, el mayor cambio llegaría a EE.UU. por su lector de huellas, y como es un mercado tan importante, el crecimiento y éxito en este país también representa ingresos importantes para la empresa, más interés de mejorar, la posibilidad de invertir más en innovación y con una estrategia más unificada (un mismos dispositivo para todo el mundo). 

El 2018 se perfila, entonces, como un gran año para la empresa, o al menos el inicio del regreso de una marca grande. Esto no significa que de un día para otro Sony venda tantos teléfonos como Samsung o Apple, pero podría ser un comienzo para convertirse en una atractiva opción en el mercado. 

Por el momento, Sony espera seguir vendiendo sus dispositivos en lugares como Best Buy y Amazon, pero no descarta que en un futuro puedan volver a ser vendidos en los operadores de EE.UU. y como dijo Mesa, "tenemos las puertas abiertas" para iniciar las conversaciones.