​Sony busca recortar sus líneas de TV y celulares: reporte

Según reportes, la gigante japonesa busca deshacerse del 30 por ciento de los costos de las dos divisiones que menos ganancias le aportan.

Un reporte desde Japón asegura que Sony busca deshacerse de las divisiones que generan menos ganancias CNET

Sony buscaría reducir el 30 por ciento de sus costos de aquí hasta el final del ejercicio fiscal de 2017 eliminando parte de la producción de su línea de televisores y teléfonos inteligentes e impulsado otras como consolas de videojuegos y sensores de imagen, según informó Reuters el martes.


Citando una reunión entre ejecutivos de Sony con inversionistas, Reuters reporta que las ramas deficitarias de televisión y smartphones serán las que vean racionalizadas sus operaciones de venta a escala global y, al mismo tiempo, las que serán encauzadas para mejorar la eficiencia de sus áreas de mercadotecnia.

"No estamos apuntando al tamaño, ni a cuota de mercado, sino a mejores ganancias", dijo Hiroki Totoki, el recién nombrado jefe de la división de móviles de Sony en una conferencia con inversionistas.

A diferencia de los recortes planeados en TVs y celulares, Sony impulsaría inversiones en su división de videojuegos, encargada de la consola PlayStation y todo su ecosistema. Según el reporte, esa división recibirá una inversión de unos US$13,600 millones durante los próximos tres años, debido en gran parte a las fuertes ganancias que le ha representado a la empresa.


Otra área en la que Sony también invertirá es en el negocio de sensores de imagen, cuyas ventas considera pueden aumentar un 70 por ciento durante los próximos años, sobre todo teniendo en cuenta que empresas robustas como Apple lo usan en dispositivos como el iPhone e incluso cada vez más fabricantes chinos los eligen para sus equipos, según explica la fuente.

Según otro reporte de Reuters publicado este martes, dentro de las decisiones de Sony para ahorrar costos se encontraría la eliminación del patrocinio a la FIFA, el cual la empresa no renovaría tras su vencimiento el próximo 31 de diciembre.

Close
Drag