CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Los Oscar 2020: Predicciones y deseos El iPad cumple diez años Cómo revisar el estatus de tu reembolso de impuestos Tus dispositivos sexuales podrían espiarte Lo que trae Huawei para MWC 2020 Huawei EMUI 10 vs. Android 10

Sonos demanda y acusa a Google de violación de patentes: NYT

La demanda de Sonos pretende bloquear la venta de varios productos de Google en Estados Unidos; además, Sonos dice que también Amazon infringe sus patentes.

Las bocinas más recientes de Sonos ya tienen integración con Alexa y Google Assistant.

Óscar Gutiérrez/CNET

El fabricante de bocinas de alta calidad Sonos ha demandado a Google, acusando al gigante de las búsquedas de utilizar información privada y tecnología patentada, de acuerdo con comentarios de Patrick Spence, presidente ejecutivo de Sonos, publicado por The New York Times.

Sonos, fundada en 2002 y con base en Santa Barbara, California, busca una recompensa monetaria por daños y quiere bloquear la venta de bocinas, teléfonos y computadoras de Google en Estados Unidos, explica el reporte. Según Sonos, Google viola cinco de sus patentes. 

Asimismo, Sonos acusa a Amazon de violar patentes, aunque la demanda solo es contra Google ya que no se puede permitir enfrentar a la vez a dos titanes tecnológicos, dijo Spence al diario.

"Google ha copiado nuestra tecnología patentada a sabiendas y descaradamente", dijo Spence al NYT. "A pesar de nuestros extensos y repetidos esfuerzos durante los últimos años, Google no ha mostrado interés en trabajar con nosotros para una solución que beneficie a ambos. No tenemos otra opción que litigar". 

Un portavoz de Google dijo al periódico que la empresa lamenta la demanda de Sonos, pero que disputarán las acusaciones "vigorosamente". Por su parte, una representante de Amazon negó que su tecnología viole las patentes de Sonos, publicó el NYT

Sonos y Google comenzaron a trabajar en 2013, cuando la primera entregó diagramas sobre cómo se comunican sus bocinas. Entondes, Google no competía con Sonos en el mercado de bocinas. Tres años más tarde, Google lanzó la Google Home, su primera bocina inteligente. 

Sonos compró la bocina y usó una técnica llamada "packet sniffing", explica el diario, que se utiliza para monitorizar la comunicación entre las bocinas. Al usarla, Sonos descubrió que Google había usado la misma técnica que ellos. Sonos descubrió luego que Amazon usaba la misma tecnologías en sus bocinas Echo. 

Sonos notificó a Google de estas violaciones por primera vez en 2016, dice el New York Times. Durante los tres años siguientes y al tiempo que Google lanzaba más bocinas y violaba más patentes, Sonos detectó una violación de unas 100 patentes. Sonos entregó a Google un modelo de pago de licencias, pero Google contestó con su propio modelo, en el que "pagaban casi nada", según ejecutivos de Sonos. 

Amazon y Google, gracias a bocinas que cuestan tan poco como US$50, son líderes en la industria de bocinas inteligentes. Según cifras de Strategy Analytics, citadas en el reporte, Amazon vendió 10.5 millones de bocinas en el tercer trimestre de 2019, mientras que Google vendió 6 millones en el mismo periodo. Sonos, entre septiembre de 2018 y septiembre de 2019, vendió 6.1 millones de bocinas, dice el reporte.

Sonos, con sus bocinas a un precio base de US$200, no puede competir con los precios de Amazon y Google, por lo que ha cambiado su estrategia. 

Antes conocida por tener un ecosistema cerrado, Sonos recientemente comenzó a permitir que los consumidores configuren a Alexa —asistente virtual de Amazon— o Assistant —de Google— como la asistente en sus bocinas. Google, sin embargo, amenazó a Sonos con retirar su compatibilidad si en algún momento Assistant funciona a la par de sus rivales en las bocinas.

The New York Times dice que el caso entre Sonos, Amazon y Google representa a la industria tecnológica actual, en la que las compañías pequeñas no se pueden permitir competir contra los gigantes. "El miedo a represalias es un miedo real. Cualquiera de estas compañías podría enterrar [a Sonos] mañana", dijo Sally Hubbard, abogada experta en prácticas monopólicas. "Google podría enterrar [a Sonos] en sus resultados de búsqueda. Amazon podría enterrar [a Sonos] en sus resultados de búsqueda. Es muy difícil encontrar una industria en la que las corporaciones no dependan de una de las gigantescas compañías tecnológicas". 

Reproduciendo: Mira esto: Sonos Beam tiene un poco de HomePod, Amazon Echo y Google...
1:28