CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

Tu 'smartphone' te está volviendo tonto: estudio

Investigadores de la Universidad de Texas encontraron que la 'mera presencia' de un teléfono reduce nuestra capacidad de pensar y concentrarnos, incluso cuando está apagado.

Parece que la palabra smartphone puede ser un nombre incorrecto. Seguro, nuestro teléfono puede ser inteligente, pero sólo tenerlo alrededor nos hace más tontos, de acuerdo con un estudio entre casi 800 usuarios de teléfono llevado a cabo por la Universidad de Texas en Austin. 

Los investigadores de la Escuela de Negocios McCombs de esa universidad pidieron a los participantes que tomasen una serie de pruebas basadas en computadoras que necesitaban su plena concentración. Antes de comenzar las pruebas, orientadas a medir "la capacidad del cerebro para almacenar y procesar datos en un momento dado", se pidió aleatoriamente a las personas del estudio que pusieran el teléfono boca abajo en el escritorio, en el bolsillo o en otra habitación. A todos se les pidió que silenciaran el sonido. 

iphone-7-galaxy-s8-plus-pantalla.jpg

Los celulares son una amenaza a nuestra concentración, dijo el profesor adjunto de McCombs, Adrian Ward. 

César Salza / CNET

El estudio encontró que las personas con sus teléfonos en otra habitación "significativamente superaron" los que tenían sus teléfonos en el escritorio, y fueron un poco mejor que los que tenían sus teléfonos en el bolsillo. 

"Su mente consciente no está pensando en su teléfono inteligente, pero ese proceso -- el proceso de exigir que no pienses en algo -- consume algunos de tus limitados recursos cognitivos", dijo el profesor adjunto de McCombs, Adrian Ward, quien encabezó el experimento. "Es una fuga de cerebros". 

Los investigadores encontraron que sólo tener un teléfono a la vista o de fácil alcance reduce la capacidad de una persona para concentrarse y realizar tareas, porque nuestro cerebro está trabajando activamente para no recoger el teléfono. 

"La mera presencia de sus teléfonos inteligentes fue suficiente para reducir su capacidad cognitiva", dijo Ward. El estudio completo se encuentra aquí.