CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Videojuegos

De Skylanders a Infinity y Amiibo: la guerra de los figurines para videojuegos

Algunas de las mayores empresas de la industria de los videojuegos están compitiendo para ver quién gana en el mundo de los juguetes que interactúan con los juegos.

Nintendo has announced two new toys in its Amiibo line that will work with its own games as well as Activision Blizzard's Skylander series.
Nintendo anunció el martes dos nuevos juguetes Amiibo que funcionan tanto con sus juegos como con la serie Skylander de Activision Blizzard. Captura de pantalla por Nick Statt/CNET

Cuando te imaginas los juguetes del futuro, muy posiblemente toman vida cuando interactúas con ellos; y muy probablemente están conectados a un videojuego.

El futuro ya está aquí y hay una guerra encarnizada en la industria de los videojuegos por atraerte con sus juguetes.

Activision Blizzard, Nintendo, Warner Bros. y Walt Disney están luchando cada uno con sus propios juguetes diseñados con tecnología inalámbrica. Cuando los colocas sobre una base o control conectado a una consola de videojuego y televisor, los juguetes repentinamente aparecen en la pantalla, listos para cualquier cosa.

"Los días de ir al cine y luego jugar el videojuego han terminado", dijo John Vignocchi, vicepresidente de estudios de Disney Interactive. "Ahora se trata de ir a ver la película y continuar la experiencia en un formato interactivo".

Esa es la premisa al centro de lo que se ha convertido en una industria de US$4,000 millones, una que no existía hace cuatro años. Las fabricantes de videojuegos consideran que han creado una tecnología transformadora que cambiará por siempre a las industrias de los juguetes y los videojuegos.

El cambio ya está sucediendo. La mayor fabricante de figuritas de acción en el mundo no es Mattel, Fisher-Price o McFarlane Toys. Es Activision, que ha vendido 250 millones de juguetes desde que lanzó su franquicia de videojuegos Skylanders en 2011.

"Cada uno de estos juguetes tienen más valor que juguetes que no toman vida", dice Eric Hirshberg, encargado de la división de Activision que fabrica los Skylanders.

Creciente competencia

Por dos años, los Skylanders fueron los únicos juguetes de su tipo en el mercado. Empresas como Hasbro han intentado combinar las piezas de juegos de mesa con una tableta a través de una línea de productos llamada zAPPed. Uno de ellos fue un app para el juego de estrategia Battleship, que le permitía a los jugadores colocar sus piezas sobre la pantalla de un iPad de Apple. Pero esos esfuerzos se vieron superados rápidamente por lo que vendría después.

El posible éxito de este mercado no era evidente cuando Activision mostró sus primeros juguetes en 2011. La empresa aún estaba lidiando con la dramática caída en ventas de su serie de juegos musicales Guitar Hero, en el que los jugadores tocan un control con forma de guitarra para reproducir música de bandas de rock famosas que aparece en la pantalla. Los juegos fueron toda una sensación por cinco años, pero luego se derrumbaron en 2009.

Activision necesitaba un nuevo éxito. Afortunadamente, era una de las pocas empresas del sector que tenía experiencia en fabricar y vender accesorios de plástico, ya que por años produjo los controles en forma de guitarra y batería necesarios para sus juegos musicales.

"Teníamos una ventaja real", dijo Josh Taub, vicepresidente principal de gestión de producto de Skylanders en Activision. La empresa captó la atención de los niños con nuevos personajes cada año, y una historia que permitía a los jugadores jugar como héroe, o "líder del portal", con sus juguetes involucrados en la lucha.

"Tengo un hijo de 9 años. Cuando ponemos el juguete en el portal, le emociona ver lo que va a pasar", dijo Taub. "Estos son chicos que están enviando dibujos de Skylanders todos los días desde todo el mundo".

Activision no tuvo el mercado para sí por mucho tiempo. En 2013 Disney comenzó a ofrecer una línea de figuritas llamada Infinity, llevando los personajes de sus programas de TV y películas a los videojuegos. Ahora, puedes tomar a Elsa, el personaje de la popular película Frozen, colocarla en una base y un rayo de luz aparecerá en tu televisor. De repente, se ve el personaje en la pantalla, donde los jugadores pueden aventurarse por distintos niveles inspirados en la película, o crear un castillo de hielo y usar sus poderes para congelar a los malos.

Le han seguido más juguetes, inspirados en los personajes de otras marcas de Disney, incluyendo Marvel, Pixar y, en el otoño, Star Wars. Nintendo, cuyos personajes de Super Mario Bros. y The Legend of Zelda son de los más populares de la industria, entró en la batalla el año pasado con su propia línea de juguetes, llamada Amiibo. La demanda por los Amiibos es tan alta que Nintendo ha tenido problemas para satisfacerla.

"Estamos en un punto en el que tenemos que tomar nuestros estimados de volumen y duplicar o triplicarlos con base en los niveles de demanda que estamos viendo", dijo Reggie Fils-Aime, director general de Nintendo of America, durante una entrevista esta semana en E3, la conferencia más grande de la industria de los videojuegos. "Estamos trabajando muy duro para cumplir con esa demanda".

El mes pasado, Lego anunció que también entrará en el mercado de los juguetes que toman vida con Lego Dimensions, en sociedad con Warner Bros. El juego, que llegará en septiembre, traerá al mago Gandalf de El señor de los anillos y Marty McFly de las trilogía de películas de los 80 Volver al futuro.

Con la llegada inminente de Lego y Star Wars, de Disney a las tiendas, Nintendo y Activision se han unido para ofrecer los juguetes Amiibo en los juegos de Skylanders. Activision espera que la alianza, junto con la llegada de vehículos de juguete a un juego que se llama Skylanders SuperChargers este mismo año, le ayudará a mantener la delantera.

Los consumidores parecen quererlos todos, lo cual lleva a frecuentes largas filas en las tiendas y a esperas ansiosas por la llegada de las nuevas figuras.

Sam Dixon, de 24 años y asistente de producción de radio en Pensilvania, dice que comenzó a coleccionar los juguetes de Amiibo y Skylander junto con su hermano. "Cuando comencé no esperaba tener muchos", dice Dixon. Pero pronto, también su novia los estaba comprando. "De esta forma, acabamos con una colección más grande".

Dixon incluso deja algunos personajes poco comunes en sus cajas -- el valor para los coleccionistas, dice, es demasiado alto.