Silvia Vásquez-Lavado: conquistando montañas, reales y virtuales

[Latinos en tech 2015] La gestión de esta ejecutiva peruana ha sido fundamental para hacer la transición de PayPal como una subsidiaria de eBay a una empresa independiente. Su tiempo libre lo dedica a una causa muy noble.

Close
Drag

NUEVA YORK -- Cuando la joven peruana Silvia Vásquez-Lavado recibió una beca Fulbright para estudiar en el extranjero, nunca imaginó que 23 años después terminaría trabajando en uno de los procesos de reestructura corporativa más importantes de Silicon Valley: la separación de PayPal de eBay, una colaboración que se consideró incómoda desde que la casa de subastas adquirió la empresa de pagos electrónicos por unos US$1,500 millones en 2002.

Pero nada de eso estaba en el horizonte en 1992, cuando Vásquez-Lavado dejó su natal Perú para estudiar en la Millersville University of Pennsylvania, donde al principio pensó estudiar biología molecular, aunque al final se decidió por un título de licenciatura en contaduría y negocios internacionales, algo que, como descubrió pronto, combinaba dos de sus pasiones: los números y los negocios.

"Siempre he sido un poco lorna", dice Vásquez-Lavado divertida, refiriéndose a un término muy peruano para describir a una persona que es un poco nerd.

Silvia Vásquez-Lavado está decidida a escalar las 7 montañas más altas del planetaFoto de Cortesía Silvia Vásquez-Lavado
top-latinos.png

Pero quizás nerd no es la descripción más precisa de cómo esta joven se proyectaba ante el mundo. Más bien, ella misma reconoce haber sido una niña tímida, sumisa e introvertida, lo cual explica -- sin tapujos -- fue consecuencia de una infancia marcada por el abuso sexual.

Hablar del tema no le incomoda. Por el contrario, durante una charla de casi dos horas, Vásquez-Lavado intercalaba anécdotas de su meteórico ascenso profesional con recuerdos de una terrible experiencia vivida de los 6 a los 9 años, que hoy -- en retrospectiva -- ha hecho de ella no solo una mujer muy fuerte, sino una con una misión: ayudar a niñas de todo el mundo a superar el shock del maltrato físico y sexual.

Una chica muy valiente

La vida de Vásquez-Lavado, 41, desde su salida de Perú en 1992 ha sido marcada por dos grandes sucesos: su rápido ascenso a los rangos ejecutivos de eBay (trabajando para la gigante primero desde Europa y Asia para luego asentarse en Estados Unidos) y su labor social, apoyando organizaciones de todo el mundo y, más recientemente, lanzando la suya propia: Courageous Girls.

Al cierre de esta edición, Vásquez-Lavado no solo seguía inmersa en la reestructura financiera de PayPal, sino que también se estaba preparando para llevar a un grupo de sobrevivientes del Área de la Bahía en San Francisco y de Nepal a la base del campamento del Monte Everest. "La idea es probar a ellas -- y al mundo entero -- que nada las puede detener", dice Vásquez-Lavado sobre sus próximas excursiones, que tendrán lugar en el otoño de 2015 y la primavera de 2016.

Y nadie mejor que ella para demostrarlo.

En su papel actual, Vásquez-Lavado ha sido responsable de poner en marcha -- y liderar -- complejos proyectos de inteligencia empresarial a gran escala usando herramientas de software que facilitan el intercambio de información y operaciones dentro de su organización. Este tipo de ingeniería, en una empresa como PayPal que ya independiente tiene unos 17,000 empleados en todo el mundo, implica grandes retos y complicaciones por todas las piezas sueltas con las que hay que lidiar.

"Mi principal enfoque actualmente es ayudar a la comunidad financiera [de la compañía] a adoptar muchas de las cosas que ya tenemos en marcha, pero que no se han adoptado aún cabalmente. Quiero ayudarles a adoptar la tecnología para tener un mayor impacto", dice la ejecutiva que se unió a las filas de eBay en 2005, luego de trabajar durante varios años para la multinacional de licores Campari. Vásquez-Lavado, que ha ocupado distintos puestos en la empresa, funge actualmente como ejecutiva principal de tecnología empresarial y sistemas financieros en Paypal.

Sin embargo, nada de lo que ha logrado a la fecha hubiera sido posible sin el impulso que le dan otras chicas valientes como ella, a quienes no solo invita a escalar montañas, sino a abrazar la tecnología para descubrir las infinitas posibilidades que ésta puede ofrecer.

"Desde que era chiquita, mi mamá me enseñó la importancia no solo de ayudar, sino de tener compasión por otras personas, sobre todo aquellas sin los mismos medios que una", recuerda. "Siempre tuve en mi cabeza querer ayudar a otros".