CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

Sex Education: Su temporada 2 vuelve a ser afilada, ingeniosa y muy didáctica

[Reseña] Regresa la comedia británica de Netflix sobre las desventuras de un grupo de adolescentes con muchas dudas sexuales. Gillian Anderson retoma su papel de terapeuta especializada en sexo (y elegancia).

Sex Education S2

Aimee Lou Wood (Aimee), Emma Mackey (Maeve) y Asa Butterfield (Otis) en la segunda temporada de Sex Education.

Sam Taylor/Netflix

Si como a mí, la primera temporada de Sex Education te pareció una de las mejores sorpresas que trajo el año nuevo de Netflix en 2019, estás de enhorabuena. Con su segunda temporada, esta comedia volverá a satisfacer tus necesidades catódicas y a responder todo lo que siempre quisiste saber sobre el sexo pero nunca te atreviste a preguntar. Todo ello a ritmo de Ezra Furman, Air, Velvet Underground, A-Ha, Rod Stewart o When in Rome y con mucho argot británico adolescente de por medio.

Los ocho episodios de esta temporada 2 de Sex Education, que se estrena el 17 de enero en Netflix, arrancan con el primer día del nuevo curso escolar en Moordale Secondary School. Otis (Asa Butterfield) completamente reconciliado con su mejor amigo, Eric (Ncuti Gatwa), reconoce tener problemas para dejar de masturbarse. A su recién encontrado pasatiempo tiene que añadir tratar de mimar su nueva relación con su novia, Ola (Patricia Allison), y el hecho de intentar normalizar sus interacciones con Maeve (Emma Mackey), que de alguna manera sigue gustándole.

La madre de Otis, Jean (Gillian Anderson), tiene una relación a escondidas con el padre de Ola, Jakob (Mikael Persbrandt). "Estás saliendo con el padre de mi novia... ¡Justo cuando estaba empezando a sentirme como un adolescente normal!", le espetará Otis a su madre cuando se entera del asunto.

jean-option-1

Gillian Anderson en la segunda de Sex Education.

Sam Taylor/Netflix

Las novedades no terminan ahí. En Moordale hay un estudiante nuevo: Rahim (Sami Outalbali) que no solo es francés, lo conocemos al ritmo de "Da Ya Think I'm Sexy?" de Rod Stewart y todo el mundo está de acuerdo que rezuma atractivo y popularidad instantánea. Además le gusta leer poesía de Pablo Neruda. Jackson (Kedar Williams-Stirling) necesita la ayuda de otra estudiante (Chinenye Ezeudu) para afrontar las asignaturas del nuevo curso escolar. Lily (Tanya Reynolds) acaba encontrando a la amiga que estaba buscando en Ola. Y Adam (Connor Swindells) se da cuenta de que no es tan raro como creía en la escuela militar a la que lo ha enviado su padre. 

Es cierto que al principio de la temporada tuve la sensación de que tal vez Sex Education no necesitaba personajes nuevos y tampoco había necesidad de recrearse en las tramas de tantos secundarios. Pero al final me ha gustado esta segunda temporada más coral y menos centrada en la figura de Otis que la primera. Sobre todo porque ha sido difícil tener favoritos. La serie creada por Laurie Nunn está desarrollada de tal forma que te acaba importando lo que pasa con todos estos estudiantes y los adultos que hay en sus vidas. 

A pesar de la pluralidad de historias, Otis y sus vicisitudes personales siguen estando en el centro de esta historia a ratos. Y es que no deja de ser un adolescente completamente atípico. "Podría haber facilitado un crescendo", le explica Otis a Eric para referirse al hecho de que podría haberle causado un orgasmo a su novia. Un adolescente cuya idea de organizar una fiesta consiste en llamarla: "pequeño encuentro de gente" y asar un pollo en el horno a modo de tentempié para la misma. 

Sex Education S2

Asa Butterfield (Otis) y Patricia Allison (Ola) en la segunda temporada de Sex Education.

Sam Taylor/Netflix

Maeve (Emma Mackey) sigue siendo el personaje atormentado y hasta cierto punto misterioso esta temporada y tendremos un poco más de información sobre su pasado, llegando a conocer a su madre (Anne-Marie Duff). La adolescente rebelde cambia de look para estos nuevos episodios. No te preocupes, no es que abandone la estética punk, solo deja el rubio platino con mechas rosas para pasarse al castaño. 

La moda que luce Maeve y en realidad la de la mayoría de personajes de esta serie sigue siendo uno de los placeres no tan secretos por los que ver Sex Education (más allá de lo mucho que se puede aprender de temas tan dispares como la pansexualidad, las diferentes técnicas para hablar sucio durante el sexo o el temario de los talleres sobre la vagina que imparte Jean). Además de los estampados imposibles que caracterizan el vestuario de Eric o los colores vivos con los que se visten él, Ola y Lily, uno siempre puede contar con Jean para simbolizar la elegancia absoluta a base de vestidos o jumpsuits ceñidos a la cintura y en colores sólidos.

Pero no ha sido todo sexo y moda en esta nueva temporada de Sex Education. De hecho si hay un tema que impregna estos nuevos episodios es el de la amistad. "Te conozco desde que teníamos 9 años y nunca eres más feliz que cuando la gente te habla de sus genitales", le dice Eric a Otis en un momento de la serie en el que le demuestra lo mucho que lo conoce. Son muchas las escenas llenas de comprensión, ternura y conexión entre los dos mejores amigos esta temporada 2. 

Que te va a gustar la segunda temporada de Sex Education, vaya. La única queja que tengo sobre ella, más allá de que querría saber quién es el diseñador de todo lo que lleva puesto Gillian Anderson, es que me hubiera encantado asistir como público a esa adaptación de Romeo y Julieta que hacen los alumnos de Moordale en versión musical.

Nota del editor: Esta crítica de la segunda temporada de Sex Education se publicó originalmente el 14 de enero de 2019.

Reproduciendo: Mira esto: Estas son las series de TV que nos morimos por ver en...
3:45