CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Serafín Díaz: De la pasión por los imanes a la investigación de realidad extendida

[Latinos en tech 2017] Este mexicano es responsable de la investigación de AR y VR en Qualcomm para que esta tecnología funcione de forma óptima y en armonía con todos los componentes de un dispositivo móvil.

edited-serafindiaz04

Serafín Díaz es vicepresidente de ingeniería en Qualcomm. 

Marta Franco/CNET

Cuando Serafín Díaz tenía 6 años, descubrió una particular pasión por los imanes. Le maravillaban tanto, que jugaba a amarrarlos con hilitos para ver cómo se atraían o repelían. Su fascinación era tal, que su padre lo incitó a aprender más del oficio técnico en el taller de electrónica de un amigo en Baja California, México, donde se crío desde que tiene 2 años (nació "por accidente" en Veracruz cuando su padre buscaba fortuna por esos sitios). 

"Mi papá nunca nos presionó para estudiar algo específico, pero cuando veía que yo expresaba interés en un campo determinado, encontraba la manera de acercarme a este área", recuerda Díaz sobre su origen "ingenieril" en La Paz, Baja California, y que años más tarde lo llevaría a dirigir un equipo de 35 ingenieros en Qualcomm, una de las fabricantes de procesadores más importantes del mundo.

top-latinos.png

Como vicepresidente de ingeniería de Qualcomm, Díaz es el responsable de que la tecnología de realidad extendida (la que permite que experiencias de realidad aumentada [AR] y realidad virtual [VR] sean posibles) funcione en armonía con los chips móviles de Qualcomm y en sincronía con todos los componentes de un celular, incluyendo su pantalla, sensores, cámaras, etc.

La inteligencia detrás de nuestros móviles 

Si bien el mundo de los chips puede sonar aburrido para la mayoría de los mortales, son estos componentes los que dotan de inteligencia a nuestros smartphones.

"Uno de los momentos que más disfruto es cuando voy al laboratorio," dice Díaz, quien se unió a Qualcomm en septiembre de 1997. Es ahí, en San Diego, California, la sede central de Qualcomm, donde él y su equipo de ingenieros debaten, por ejemplo, cómo encaja una pieza de tecnología en un circuito integrado y se encargan de corroborar si es que cada parte examinada cumple su cometido en el todo del que forma parte.

"Trabajar de cerca con Serafín en los últimos años ha sido uno de los grandes logros de mi carrera. Es un pionero en AR/VR móvil y tuvo la visión para establecer este equipo hace nueve años dentro de Qualcomm", nos dijo Sajith Balraj, director de producto del equipo de investigación en AR/VR, de Qualcomm, en un correo electrónico. "Admiro sus habilidades como mentor: su puerta siempre está abierta y realmente disfruta pasar tiempo con el equipo, especialmente con los más junior". 

Por motivos de confidencialidad, Díaz no nos dice exactamente en qué consisten los "experimentos" en los que trabaja su equipo actualmente, pero sí nos da algunas pistas sobre sus preocupaciones más recientes. Por ejemplo, no sólo se preocupa de que la tecnología avance dentro de los celulares que fabrican los clientes de Qualcomm (gigantes como Samsung, LG, Apple, etc.), sino también que ésta se acomode en dispositivos dedicados a fines específicos, incluyendo las gafas de realidad virtual, realidad aumentada y en usos variados como juegos, entrenamientos, clases educativas o hasta trabajos remotos.

Díaz, quien confiesa depositar toda su energía en su trabajo, arranca siempre muy temprano y termina muy tarde, y es que su equipo está repartido por todo el mundo. Las personas a las que dirige se especializan en la investigación y desarrollo de visión por computadora, realidad virtual y aumentada. El nombre interno del equipo es "Omnicast" y se especializa en la visión por computadora, realidad aumentada y virtual. 

edited-serafindiaz01

"Hay mucha tecnología en la que estamos trabajando [...] y que llegará al mercado en cinco, 10 años", dice Serafín Díaz.  

Marta Franco/CNET

Entre aquella fascinación por los imanes en su infancia y su trabajo actual Díaz pasó por muchos años de estudios. Estudió la carrera de ingeniería electrónica en el Tecnológico de Monterrey en la ciudad homónima en México, para luego, en 1989, trabajar en una pequeña empresa de tecnología en La Paz llamada Microsistemas Californianos, diseñando hardware de computadoras. 

Luego de pasar casi tres años en La Paz, se mudó a Dallas, Texas, para cursar una maestría en ingeniería eléctrica en la Universidad Southern Methodist y en 1995 comenzó a trabajar para Nortel Networks, en Richardson, Texas, a cargo de la verificación de las radios dentro de celulares.

Dos años después, se mudó a San Diego para comenzar su larga aventura en Qualcomm, donde ya tiene más de 20 años de carrera, aunque en sus inicios trabajaba en la automatización de pruebas, un proceso que solía ser tedioso y manual.

Más adelante, Díaz tomó las riendas de uno de los equipos que, en sus palabras, hizo posible integrar el Internet en los celulares, gracias al desarrollo de la tecnología 1XEVDO para transmitir datos de forma digital, lo que a su vez lo llevó a pasar un año en las oficinas de la empresa en Corea. "1XEVDO fue revolucionario. Lo recuerdo como un logro de la compañía, pero también como un logro personal," dice Díaz con un orgullo desprovisto de arrogancia.

Y si bien no puede ahondar en detalles sobre su trabajo actual, afirma que lo más importante para su profesión es el ejercicio de la paciencia: "Toda la tecnología que estamos viendo ahorita fue desarrollada muchos años atrás. Y, obviamente, hay mucha tecnología en la que estamos trabajando [...] y que llegará al mercado en cinco, 10 años".

Reproduciendo: Mira esto: La inteligencia artificial y la diversidad: Una unión...
4:02