Imagina un futuro sin colas (hay un app para eso)

Una 'startup' llamada Density ha construido un sensor para contar gente que podría usarse para saber cómo de lleno está el gimnasio o en qué hospital te pueden visitar antes de urgencias.

density-r57-3q.jpg

El sensor Density se sitúa sobre el marco de la puerta y recoge información sobre cuánta gente hay en una habitación.

Density

En caso de emergencia, el tiempo es oro.

El tiempo de espera para que te visiten de urgencias en un hospital es de unos 30 minutos y el tratamiento puede llevar hasta 90 minutos, según los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Pero cuando tienes algo que tiene que ser tratado de urgencias, cuanto antes te atiendan mejor.

Éste es el tipo de situación que la startup Density cree que puede afrontar. Fabrica un sensor que se coloca sobre el marco de las puertas y cuenta cuánta gente hay cerca, un poco como esa gente que tiene contadores que hacen clic y solían estar en las entradas de los parques temáticos. Este dispositivo usa luz infrarroja. Sus datos se envían en tiempo real a un programa. Las empresas pueden pagar una cuota mensual para tener acceso a este programa. El resultado es la posibilidad para estas empresas -- e incluso tal vez tú algún día -- de ver cuánta gente hay haciendo cola dentro de un edificio.

"Me encantaría no tener que volver a hacer cola en el DMV nunca más", dijo el director ejecutivo de Density, Andrew Farah, imaginando lo que podría hacer su tecnología.

En el caso de los servicios de urgencias, tener información acerca de cuál servicio está menos concurrido podría darle a los técnicos de las ambulancias (EMT, por sus siglas en inglés) la posibilidad de llevar a los pacientes allí, en lugar de acabar en un servicio de urgencias que está muy lleno o más lleno de lo habitual.

Farah dijo que uno de los fundadores de Density trabajó como técnico de ambulancias durante una temporada y llamaba a los hospitales en su ruta para saber cuáles no estaban llenos.

"Es una forma arcaica de tomar decisiones y que podría afectar potencialmente la vida de alguien", dijo Farah.

density.gif

Density dice que su sensor monitoriza a la gente anónimamente.

Density

Density tiene muchos usos. La compañía se negó a nombrar a sus clientes pero dijo que ha empezado a trabajar con hospitales, redes de refugios para vagabundos, universidades, startups grandes, agencias inmobiliarias, hospicios, negocios que quieren examinar el uso de su espacio de oficinas e incluso una iglesia.

El sector empresarial lleva años monitorizando el tráfico de sus clientes. Al principio lo hacían con personas que estaban en la entrada con un contador. Las últimas dos décadas, los comercios han optado por instalar sensores en sus entradas para contar cuánta gente pasa por la puerta. Density cree que el futuro consiste en usar sensores más detallados que pueden descifrar la diferencia entre una puerta y una persona. También quiere que esa información esté accesible online, donde se puede monitorizar en tiempo real.

El sensor ve básicamente masas amorfas. Puede distinguir una puerta de una persona y proporcionar el suficiente detalle como para mostrar a una persona con su brazo alrededor de otra. Pero incluso si alguien mira directamente al sensor, Density dice que éste no puede distinguir sus rasgos faciales. La compañía añadió que el sensor podría estar incluso dentro de un baño.

Con el lanzamiento del sensor, la compañía ha recaudado US$4 millones en financiación liderada por Upfront Ventures de Mark Suster.

Close
Drag