CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

'Sense8' repite fórmula en su segunda temporada

[Reseña con pocos 'spoilers'] Videoclips estilizados, protagonistas hermosos, localizaciones exóticas, sexo y ciencia ficción. La serie de Netflix vuelve con su receta de éxito íntegra y ganas de reencontrarse con sus fans.

sense8203unit06775r2.jpg

La troupe casi al completo en Ámsterdam.

Murray Close / Netflix

Si no te gustó la primera temporada de Sense8, ni siquiera después de su sexto episodio, este artículo no es para ti. Si el especial de Navidad de la serie de Netflix no te alegró las fiestas, este artículo no es para ti. Si nunca has entendido por qué tantos periodistas seguimos empeñados en escribir sobre la serie de las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski este artículo, definitivamente, no es para ti. Y ni siquiera vamos a juzgarte por ello. Sense8 no es para todos.

Pero, si llevas meses pendiente del estreno de la segunda temporada de Sense8, bienvenido. Entendemos que la espera ha sido larga. Pero tranquilo, los nuevos episodios no te defraudarán.

La trama arranca poco después del final del especial de Navidad: Nomi (Jamie Clayton) y Amanita (Freema Agyeman) siguen refugiadas en el barco atracado en San Francisco de Bug (Michael X. Sommers), el amigo hacker de Nomi. Will (Brian J. Smith) y Riley (Tuppence Middleton) están a la fuga para que Whispers (Terrence Mann) no los encuentre, ella los ha llevado a Ámsterdam pero Will desconoce esta información para que no pueda revelársela por accidente a su enemigo. Wolfgang (Max Riemelt) tiene nuevas amistades en los círculos mafiosos berlineses y su objetivo continúa siendo sobrevivir. Kala (Tina Desai) ha recibido un ascenso y sigue tan confundida como siempre. El negocio de Van Damme (Toby Onwumere) va viento en popa y el conductor además conocerá a una periodista que despertará todo su interés. Sun permanece encerrada. Y Lito (Miguel Ángel Silvestre) tendrá que enfrentarse a las consecuencias de que se haya hecho público que es homosexual y cómo eso afecta su carrera.

sense8204unit01205r.jpg

Los chicos uniendo fuerzas en la segunda de Sense8.

Murray Close / Netflix


Además la manada de sensates ha aprendido a unir fuerzas y usar la mejor de las habilidades de cada uno de ellos en cada momento. Están tratando de dar con Whispers antes de que él los encuentre y enfrentarse así a BPO (Biological Preservation Organization), la organización donde trabaja. También quieren descubrir más cosas acerca de Angelica (Daryl Hannah), la creadora de su manada, y empiezan a darse cuenta de que realmente no son los únicos sensates que hay.

Pero tranquilo, que Sense8 no va a ser todo trama de ciencia ficción intentando avanzar y responder preguntas. Abundan las pausas para el típico momento de videoclip en el que vemos a varios personajes en lugares diferentes, con poca ropa y disfrutando de un instante de reflexión personal o simplemente abandonándose a los placeres sexuales. Sense8 no sería Sense8 sin ellos. Hay que reconocer que el ritmo de la serie se resiente a menudo por ello, pero nadie mira Sense8 sólo por su trama. Y sí, los fans agradecemos esas instancias a veces inverosímiles en las que los guionistas acaban ideando una forma de juntar a todos los sensates en las situaciones más extrañas y a ritmo de buena música.

También se agradece, además del reparto hermoso y con tendencia a aparecer en ropa interior al menos la mitad del tiempo, el sentido del humor. Lito y su triángulo doméstico formado con Hernando (Alfonso Herrera) y Dani (Eréndira Ibarra) siguen siendo tres de los personajes más divertidos de la serie. Pero la temporada también nos regala una secuencia de lo más ingeniosa entre Riley, un ex amante suyo, la celosía de Will y el resto de sensates juzgando la situación.

Seguimos lamentando que esta temporada la serie se haya pasado íntegramente al inglés y todos sus personajes, tanto los mexicanos, como los coreanos, como los alemanes hablen en todo momento ese idioma. Echamos de menos los subtítulos, sobre todo para una serie tan internacional y que esta temporada nos lleva a Londres, Ámsterdam, Nairobi, Bombay, México, San Francisco, Seúl y Berlín. Parte de la belleza de sus localizaciones se pierde con la unificación idiomática.

Otra de las cosas que han cambiado respecto a la primera temporada es el hecho de que Lilly Wachowski -- una de las cocreadoras junto a su hermana, Lana, y J. Michael Straczynski -- haya abandonado la serie para ocuparse de su salud personal. Lilly Wachowski podría volver en caso de que hubiera una tercera temporada pero en todo caso Lana ha dirigido por primera vez en solitario en su carrera. El hecho de que la mitad del binomio Wachowski permanezca en la serie ha permitido que ésta no pierda su esencia.

Y es que una de las mayores bazas de Sense8 es también uno de sus mayores problemas: nunca se ha respetado lo del menos es más. En Sense8 cuanto más mejor: más tramas, más personajes, más reivindicaciones, más géneros, más orgías. Por eso se trata de un drama de ciencia ficción que reivindica los derechos de la comunidad LGBTQ, además de estar diseñado para espectadores viajeros con ganas de conocer todo tipo de culturas y nacionalidades. Y tener un mensaje feminista, revolucionario y antisistema. Y seguramente me dejo cosas. En todo caso, el hecho de tener 8 protagonistas con una trama individual, además de la historia que los engloba a todos, hace que no necesariamente queramos ver las secuencias más de vida personal de cada uno de ellos. Hay veces que preferiríamos que la serie fuera más convencional y escogiera favoritos.

"Nada cambia si seguimos actuando de forma segura", dice Will durante la segunda temporada para tratar de empujar a la manada en otra dirección. Y me pregunto hasta cuándo podrá seguir la serie manteniendo esta fórmula que ella misma inventó pero está empezando a ser fija.


Sense8 tiene una segunda temporada de 10 episodios (sin incluir el especial de Navidad que ya se emitió) y se estrena en Netflix a nivel global el próximo viernes 5 de mayo.

¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.