CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

El Senado de EE.UU. vota para restablecer las sanciones contra ZTE

El voto prepara el escenario para una pelea con la Casa Blanca.

CHINA-US-TELECOMMUNICATION-ZTE

El Senado aprueba una disposición que desharía los esfuerzos del gobierno de Trump para que ZTE siga haciendo negocios con proveedores estadounidenses.

Johannes Eisele / AFP/Getty Images

El Senado de Estados Unidos votó el lunes para restablecer duras penas contra ZTE, rechazando los esfuerzos del presidente Donald Trump para permitir que la gigante china de telecomunicaciones reanude sus negocios con proveedores estadounidenses.

La medida, que es parte de un proyecto de ley de gasto militar llamado Ley de Autorización de Defensa Nacional, fue aprobada por el Senado por una votación de 85 a 10. La disposición deshace un trato alcanzado por el Departamento de Comercio de EE.UU. a principios de este mes para que ZTE pague una multa de US$1,000 millones a Estados Unidos, y prepara el escenario para una pelea con la Casa Blanca.

ZTE, el cuarto mayor fabricante de teléfonos inteligentes en Estados Unidos, ha estado lidiando con una orden de negación del Departamento de Comercio que impide que las empresas estadounidenses vendan hardware o servicios a la compañía. La prohibición de siete años obligó a ZTE a cerrar sus "principales actividades operativas". La prohibición siguió la determinación del gobierno de que ZTE violó los términos de un acuerdo de 2017 al no despedir a los empleados involucrados en el envío ilegal de equipos estadounidenses a Irán y Corea del Norte.

La prohibición paralizó a la compañía, lo que detuvo sus operaciones principales y dejó poco probable que sobreviviera, hasta que Trump se involucró. El presidente tuiteó que quería que el Departamento de Comercio trabajara con ZTE para que se levantara la prohibición.

ZTE se ha convertido en una parte fundamental de discusiones más amplias entre China y EE.UU., las dos economías más grandes del mundo, sobre las tensiones comerciales y si los dos países pueden evitar una guerra comercial que podría implicar aranceles de miles de millones de dólares.

Antes de que el proyecto de ley se convierta en ley, primero debe conciliarse con uno aprobado por la Cámara de Representantes que no incluye la disposición de ZTE y luego firmado por Trump.

ZTE no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.