La tecnología pone en forma a la selección de fútbol de EE.UU.

El escuadrón estadounidense se prepara para enfrentar a sus rivales de la Copa América, empezando por Colombia el viernes, 3 de junio, con sensores GPS y monitores de ritmo cardíaco durante sus sesiones de entrenamiento.

La selección masculina de fútbol de EE.UU. comienza su práctica en el estadio Avaya en San José, California, en preparación del partido inaugural de la Copa América Centenario que arranca el viernes, 3 de junio.

Foto de Claudia Cruz/CNET

SAN JOSÉ, California -- Escondidas o tejidas en las camisetas de entrenamiento de los jugadores de la selección de Estados Unidos están algunas de las herramientas que les ayuda a mejorar su juego.

Ryan Alexander, el entrenador encargado del análisis de la tecnología que utilizan para entrenar los equipos masculinos y femeninos de fútbol en EE.UU., habló con CNET en Español en las instalaciones de los Earthquakes, el club de fútbol de esta ciudad en la liga MLS, donde esta semana practica la selección estadounidense para el inicio de la Copa América Centenario el viernes, 3 de junio.

Durante casi dos años y medio, dijo Alexander, la plantilla del técnico Jurgen Klinsmann utiliza dos tecnologías para medir la fatiga y la preparación física de los jugadores antes de cada competencia: el monitor cardíaco Polar Team 2 y los sensores GPS de la compañía Stats, LLC.

El Polar Team 2 se monta en un cinturón de elástico que el jugador lleva ajustado alrededor del pecho. Mediante un sensor Bluetooth, el monitor cardíaco se comunica con el sensor GPS que en muchos casos está tejido o está ubicado en una bolsa pequeña de la camiseta debajo de la nuca del jugador. Ambos dispositivos se escogieron porque no restringen el entrenamiento del atleta.

Alexander explicó que el sensor GPS se comunica con unos tres a seis satélites para rastrear la posición de los jugadores en la cancha. El GPS mide la velocidad de los jugadores de un punto a otro, la distancia que corren, cuántas veces repiten la misma velocidad o trayecto en una zona, y el número total de metros que corren durante una sesión de entrenamiento.

Simultáneamente, el monitor cardíaco mide qué tanto esfuerzo tuvieron que hacer los jugadores para cubrir 50 metros y cómo se recupera su cuerpo al finalizar una carrera de alta velocidad.

"Así podemos darnos cuenta dónde encaja tácticamente cada jugador en la alineación para Jurgen", dijo Alexander. "La meta es darle a Jurgen toda la información necesaria del aspecto físico de los jugadores para que él esté lo más informado posible".

Durante los partidos, los jugadores no portan ningún dispositivo. En vez, explicó Alexander, los entrenadores utilizan un sistema de cámaras múltiples que analizan los movimientos de cada jugador en la cancha y mandan la información a la nube. Allí unos algoritmos calculan las posiciones y las jugadas de la plantilla.

A Alexander no le importa qué forma adquirirá la tecnología en el futuro, ya sean zapatillas, telas o un tipo de dispositivo para la cabeza para monitorizar las ondas cerebrales. Sólo quiere que la tecnología sea aún más precisa y que no lastime a los jugadores.

"En cinco años, la tecnología debería ser más exacta, y la recolección de los datos dependerá de los jugadores, los técnicos, los clubes y los cuerpos gobernantes", dijo. "Nunca podemos poner en riesgo el bienestar o la seguridad de un jugador en un partido. Y, obviamente, queremos mantener la competencia lo más tradicional posible".

Más con #USMNT quienes entrenan para el partido inaugural de la #copaamerica100 este viernes. @cnet_es

A video posted by Claudia Cruz (@cruznews) on

Deportes

Encuentra las mejores guías digitales para ver tus deportes favoritos y seguir la Copa América, el Mundial, las Olimpiadas, el SuperBowl y mucho más.

All Deportes Noticias
Close
Drag