CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN Celulares

Cómo Nokia inventó el teléfono celular moderno

Nokia planea volver por sus fueros en MWC con la presentación de sus primeros teléfonos Android. Para una compañía con tanta historia en el sector de telefonía móvil, hay mucho en juego.

nokia-1011.jpg

Todo comienza en alguna parte, y Nokia empezó con el sencillo 1011.

Nokia

Nokia... Nokía...

Sin importar cómo pronuncies el nombre, pocas compañías (excepto Motorola, naturalmente) han tenido tanta influencia en crear el teléfono celular que usamos hoy. Es posible que Apple, LG y Samsung se lleven ahora toda la gloria, pero Nokia dominó el sector móvil durante dos décadas. Cuando yo empecé en CNET hace más de 10 años, rara vez pasaba una semana en que no estuviera reseñando uno de los teléfonos de esa compañía. En esa época pensé que era algo que nunca terminaría.

Esa avalancha tuvo comienzos humildes. Fundada en 1865 cuando Finlandia todavía era parte de la Rusia zarista, Nokia (su nombre es de un poblado finlandés), fue una pequeña empresa de fabricación de papel hasta principios del siglo XX. No fue hasta 1992 cuando, después de haber fabricado casi de todo, desde cables para teléfonos hasta botas de hule, que Nokia creó su primer teléfono celular disponible comercialmente, el Nokia 1011 (abre la galería más abajo para conocer más). Operando en una red GSM (una tecnología que todavía se usa hoy en día) que la empresa ayudó a crear, el 1011 sólo hacía llamadas y enviaba textos. Desde entonces, Nokia siguió creando teléfonos y rápidamente se convirtió en el mayor fabricante de móviles del mundo.

nokia-6.jpg

El Nokia 6, que la compañía debe presentar en el Mobile World Congress, ya se vende en China.

HMD

Por eso fue tan asombroso cuando 22 años después, Nokia vendió sus operaciones de teléfonos móviles a Microsoft por US$2,200 millones. Tal parecía que Nokia había colgado los guantes para siempre, bajo el peso aplastante del iPhone y del sistema operativo Android.

Pero no vayamos tan rápido. A medida que nos acercamos al Mobile World Congress de 2017 en Barcelona, nuestros amigos finlandeses han confirmado que estarán allí para compartir "el próximo gran capítulo en la historia de Nokia en el mercado de consumo". Esa historia debe incluir al Nokia 6, el primer dispositivo Android de una compañía que hace solamente unos años lo había apostado todo al Windows Phone, además de una posible sorpresa "del pasado" (contaremos sobre eso más adelante). Honestamente, el Nokia 6 no es nada del otro mundo a saber por las especificaciones que hemos visto hasta el momento, pero espero un buen regreso de una compañía que nos ha dado tanto. ¿Cuánto es ese "tanto", preguntarán ustedes? Bueno, tomen esto en cuenta.

Teléfonos que todos tenían

Si en algún momento de los últimos 25 años tuviste un teléfono celular, lo más probable es que hayas tenido al menos un Nokia. Y si tenías un Nokia alrededor del año 2000, apuesto a que era el 5110 (lo puedes ver en la galería). Grande, robusto y disponible con una amplia gama de cubiertas coloridas, el 5110 no ofrecía mucho según los estándares de hoy, pero hacía lo suyo y bien. La variante estadounidense, el 5190, fue e primer teléfono celular que yo tuve, y estoy seguro que seguiría funcionando hoy sin problema alguno, 19 años después de su nacimiento.

Nokia 3310

El 3310 se presentó en 1999, y si los rumores son ciertos volverá a la vida.

Nokia

Otros teléfonos móviles Nokia que impusieron su presencia en casi todas partes fueron el 8210, el 3210 y el 3310. Los tres eran fiables, indestructibles y fáciles de usar, con un diseño atractivo y que podías echarte en el bolsillo (nada de telefonotes ni antenas). Y la duración de la batería se medía no en horas, sino en días. Quizás por eso es que a lo mejor volvemos a ver el 3310 resucitar en Barcelona.

Fueron dispositivos como estos los que le arrancaron el teléfono móvil de la mano a Gordon Gecko, el legendario protagonista de la cinta Wall Street de 1987, para ponerlo en manos de millones. Nokia tuvo un éxito increíble en los mercados emergentes durante años. Un ejemplo es el sencillo 1100 de 2003. Con un precio de unos US$100 cuando salió a la venta, se hizo enormemente popular en África y la India, y se vendieron más de 250 millones de unidades. Incluso hoy, es uno de los teléfonos más vendidos de la historia.

En el salón de exhibición de Nokia en Espoo, Finlandia, se muestra la mayoria de los teléfonos móviles más notables de su historia.

Roger Cheng/CNET

Diseño funcional

Los primeros diseños de Nokia eran en extremo funcionales: rectángulos negros con pantallas pequeñas y un montón de botones. (Pensándolo bien, todavía usamos un montón de rectángulos negros). Pero no pasó mucho tiempo antes que la compañía diera alas a su creatividad.

Con su debut en 1998, el 8110 fue el pionero en el diseño de tapa deslizante y se le vio en "The Matrix" (uno de muchos teléfonos Nokia en llegar en grande a Hollywood). Después hubo más modelos deslizantes, entre ellos el 8800, completamente metálico, y el 7650, que tenía una cámara. Pero en general la mayoría de los teléfonos de la compañía han sido rectangulares. Nokia no produjo muchos teléfonos plegables, a pesar de que eran lo último de la moda en todo el mundo, y sólo produjo dos modelos giratorios, que yo pueda recordar, el 7370 y el 7705 Twist.

Pero cuando se lo proponía, Nokia no tenía temor en lanzarse. A veces los modelos eran más raros que útiles, pero quizás ese era el objetivo. Nokia produjo teléfonos cuadrados, un modelo con un teclado QWERTY desplegable, otro con un teclado circular, un modelo transparente con cubiertas de papel que los usuarios podían diseñar, un teléfono "taco" y algunos de los primeros diseños robustos que existieron fuera de la línea de Nextel.

Quizás los diseños más extraños fueron los del 7280 y 7380, teléfonos tipo "pintalabios" de la línea "Fashion" de la compañía. Aunque el 7280 habría vuelto locos a los usuarios de hoy a la hora de escribir un texto (había que descender en la pantalla y seleccionar las letras individualmente, pocos teléfonos en ese momento tenía teclados completos. Yo me acostumbré cuando lo tuve, y ofrecía características respetables (en esa época) y la calidad de las llamadas era excelente.

Aunque tenía un aspecto extraño el Nokia 7280, el teléfono "pintalabios" no era tan difícil de usar como pudieras pensar.

CNET

Cosas que se volvieron imprescindibles

Nokia presentó avances significativos en características sin las que hoy no pudiéramos vivir. El 3310 (2001) tenía marcado por voz, el 7110 (1999) fue el primero con un navegador WAP, el 5510 presentó un reproductor de música (2001), el 6310 debutó Bluetooth (2001) y el 7650 (2002) fue el primer Nokia con cámara. Y sí, también podías llamar.

¿Recuerdas aquel sencillo pero adictivo juego Snake? Anque existía en los salones de videojuegos desde los años 1970, Snake consiguió una audiencia masiva cuando Nokia lo incluyó en sus teléfonos. Apareció inicialmente en 1997 en el 6110 y siguió evolucionando hasta llegar a ser un juego multicolor con gráficas. La compañía también se dedicó desde el primer momento a sacar al mercado teléfonos especiales para juegos, como el N-Gage, de 2003, pero no resultaron ser más que novedades.

De manera similar, el sonido característico de Nokia para avisarte de una llamada también ayudó a popularizar la idea de una melodía para ese propósito. Tomado de una pieza para guitarra del español Francisco Tárrega de 1902 llamada Gran Vals, la primera melodía apareció inicialmente en el modelo 2110 en 1994. Incluso hoy, es muy probable que la reconozcas.

'Snake', los buenos días de los juegos móviles.

Google Play Store

Los primeros 'smartphones'

Aunque los teléfonos básicos siempre habían sido el producto fundamental de Nokia, la empresa también ayudó a crear el smartphone. Con la ejecución de Symbian, un sistema operativo móvil que Nokia ayudó a desarrollar con otros fabricantes, dispositivos como la serie E y la serie N estaban bien diseñados y tenían numerosas características útiles. Uno de los mejores ejemplos fue el Nokia N93, un teléfono enorme pero atractivo con su diseño rotativo y (para entonces), una poderosa cámara de 3.2 megapixeles con lente Carl Zeiss, zoom óptico 3x y capacidad de grabación de video en formato MPEG-4.

El problema era que estos teléfonos nunca llegaron a ser un éxito de ventas al consumidor. Consiguieron cierta popularidad en Europa y Asia, pero eran poco comunes en Estados Unidos. Debemos recordar que en esa época los clientes estadounidenses esperaban comprar su teléfono con un subsidio de la telefónica (con un contrato, por supuesto). Sin ese subsidio, un teléfono como el N93 costaba unos US$550. Ahora estamos acostumbrados a pagar esa cantidad de dinero por un teléfono, pero no hace 10 años.

Aún peor, tres meses después de que reseñáramos al sucesor del N93, el N95, en abril de 2007, un teléfono de Apple llegó al mercado y cambió las cosas para siempre. Y cuando Android entró en escena un año después, Nokia no pudo mantener el ritmo. Incluso sus dispositivos Lumia, que funcionaban con Windows Phone, aunque fantásticos por derecho propio, no fueron muy populares.

Buena suerte, porque la van a necesitar

Tendremos que esperar hasta la conferencia de prensa de Nokia el 26 de febrero para asegurarnos de lo que la empresa nos tiene preparado. Además del Nokia 6, otros rumores pronostican otros dos teléfonos Android con especificaciones de menor gama e incluso una nueva versión del clásico 3310. Me encantaría que Nokia me sorprendiera con un teléfono espectacular que relance la larga historia de la compañía y la haga brillar de nuevo. ¿Quizás un diseño completamente fuera de lo normal o una característica que no hemos visto antes? Cualquiera de las dos cosas sería algo típico de Nokia.

Naturalmente, esas son expectativas estratosféricas en un momento en que la mayoría de los teléfonos se parecen y comparten muchas de las mismas características. Nokia tendrá que librar una batalla cuesta arriba en varios frentes: competidores como Apple, Google y Samsung no están dispuestos a ceder terreno por las buenas, y tendrá que atraer a una generación que no conoce la larga historia de Nokia. Los fans de antes, como yo, estamos naturalmente curiosos, pero cualquiera que esté acostumbrado al iPhone no va a dejarse seducir sólo con la nostalgia.

En cualquier caso, otros ojos además de los míos estarán atentos al escenario cuando Nokia participe en el Mobile World Congress. Y como la antigua potencia de BlackBerry también promete un teléfono Android, el tema de la feria pudiera ser el "regreso" de antiguas potencias de la telefonía móvil. Cualquier cosa que sea lo que suceda, CNET y CNET en Español estarán en Barcelona para traerte todos los detalles, así que no dejes de visitarnos.