CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Satya Nadella defiende el contrato de Microsoft con el ejército

El presidente ejecutivo de Microsoft dijo que no 'ocultará' su tecnología de las fuerzas armadas, a pesar de las quejas de algunos empleados.

James Martin/CNET

Satya Nadella, presidente ejecutivo de Microsoft, está defendiendo sus decisiones después de que un grupo de empleados publicara una carta abierta pidiéndole a la empresa que abandonara un contrato millonario con el ejército de Estados Unidos para la compra de hasta 100,000 unidades de sus gafas de realidad aumentada HoloLens.

En entrevista con CNN Business, el ejecutivo dijo que el contrato no es solamente para abastecer de HoloLens al ejército. En vez, dijo que era parte de ser un ciudadano corporativo de EE.UU. responsable.

"Tomamos un decisión educada que no ocultaremos tecnología de las instituciones que hemos elegido en democracias para proteger las libertades que tenemos", dijo en una entrevista durante Mobile World Congress, la mayor feria de tecnología móvil del mundo.

Los empleados criticaron el acuerdo de US$480 millones que Microsoft firmó con el ejército cuando tuitearon la carta abierta dirigida a Nadella el viernes, dos días antes de que la empresa presentara la segunda generación de su sistema de realidad mixta, las HoloLens 2. En la carta, el grupo dijo "no nos unimos para desarrollar armas".

"Demandamos tener una voz en cómo se usa nuestro trabajo", dice la carta. "Nos negamos a crear tecnología para la guerra y la opresión".

El ejército de EE.UU. se negó a comentar.

El debate público entre Nadella y sus empleados es parte de una continua lucha en Silicon Valley sobre cómo deben trabajar las empresas con los gobiernos.

Por ejemplo, un grupo de empleados de Google protestaron en contra del llamado Project Maven el año pasado, un esfuerzo de la gigante de búsquedas por hacer que el armamento militar sea más eficaz con el uso de la inteligencia artificial. También protestaron los esfuerzos de Google de crear una versión censurada de su buscador para China, un proyecto conocido como Dragonfly.

También el año pasado, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) envió una solicitud a Amazon con más de 150,000 firmas para que dejara de venderle equipo de vigilancia a la policía. Y hace tres años, Apple luchó contra una solicitud del FBI en las cortes por su negativa a ayudarle al gobierno a acceder al teléfono de un terrorista.

En el caso de Microsoft, Nadella dice que será claro con sus empleados sobre su decisión de venderle HoloLens al ejército, pero dijo que no piensa cancelar el contrato.

"Fuimos muy transparentes sobre la decisión y seguiremos el diálogo que teneos con [los empleados]", dijo en la entrevista con CNN.

Reproduciendo: Mira esto: HoloLens 2: Pusimos a prueba las nuevas gafas de realidad...
4:07