CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Ciencia

Garrapata preservó sangre de mono durante millones de años

Un evento que ocurrió hace unos 30 millones de años probablemente llevó a la preservación de lo que se dice es la sangre de mamífero más antigua jamás encontrada.

Las raras células sanguíneas conservadas en una muestra fosilizada muestran que las plagas han estado molestando a los animales durante millones de años.

Oregon State University

El ámbar, el regalo que sigue dando ideas sobre formas de vida antiguas, nos ha entregado otro espécimen raro preservado: glóbulos rojos fosilizados de un mono antiguo.

Las células increíblemente detalladas, que se cree son la sangre de mamífero fosilizada más antigua encontrada hasta ahora, fueron descubiertas en una garrapata con sangre con dos diminutos agujeros en la espalda. Los agujeros dejaron que la sangre se escapara cuando el arácnido se quedó atascado en la savia de los árboles que luego se fosilizó en ámbar.

Pero, ¿cómo llegaron ahí los agujeros?

Increíbles detalles de células sanguíneas.

Oregon State University

El paleobiólogo George Poinar, profesor emérito de la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Oregon, cree que un mono picó la corteza de la garrapata cuando recogió la plaga de otro mono durante un ritual de aseo hace 20-30 millones de años en los bosques de lo que ahora es la República Dominicana.

Él detalla el hallazgo en el número actual de Journal of Medical Entomology.

Si la sangre de los monos fosilizados no es suficiente para atraer tu atención, el hallazgo también representa los únicos fósiles conocidos de un parásito microscópico, Babesia microti, que infecta las células sanguíneas de los seres humanos y otros animales y puede causar síntomas parecidos a la malaria.

Los parásitos atrapados se destacan claramente dentro de los glóbulos rojos.

"Las formas de vida que encontramos en el ámbar pueden revelar mucho sobre la historia y la evolución de las enfermedades con las que aún luchamos hoy", dijo Poinar en un comunicado. "Este parásito, por ejemplo, [estuvo presente] claramente alrededor de millones de años antes de los seres humanos, y parece haber evolucionado junto con los primates, entre otros huéspedes".

En otras palabras, las garrapatas han estado molestando a otras criaturas durante muchos años.

Poinar, quien inspiró la ciencia detrás de Jurassic Park, ha estado estudiando durante años un montón de muestras de ámbar recogidas durante un viaje a una mina de ámbar en República Dominicana en 1986. Otros tesoros de esa colección incluyen fósiles vegetales que se remontan al menos 15 millones de años y se relacionan con un pesticida moderno.

Comparte tu opinión

Etiquetas