​Samsung niega que sus TVs 'hagan trampa' en pruebas de eficiencia

El periódico 'The Guardian' dijo que Samsung modifica el software de sus televisores para obtener mejores resultados. Samsung, sin perder tiempo, lo ha negado.

Samsung defiende a sus televisoresFoto de Sarah Tew/CNET

Samsung publicó un artículo en el que refuta un reporte del periódico The Guardian que sugería que la empresa modifica el software de sus televisores para dar mejores resultados en pruebas de ahorro de energía.

El periódico británico dijo en su artículo que pruebas de laboratorio independientes demostraron que los televisores de Samsung en Europa utilizan más energía en el uso cotidiano que en las pruebas realizadas por la compañía.

Según pruebas de la Comisión Europea, la función motion lighting modifica el brillo de los televisores de Samsung, haciendo posible "que el televisor detecte procedimientos de pruebas y cambie el consumo de energía", dice The Guardian. Sin embargo, Samsung dice que se trata de una función presente en todos sus televisores y que está encendida desde que el televisor se enciende por primera vez.

"Motion lighting no es una configuración que se activa durante las pruebas de laboratorio", dice Samsung. "Si no todo lo contrario; es una función predeterminada que ayuda en el laboratorio y en casa, permitiendo ahorrar energía y ayudándonos a reducir nuestro impacto ambiental". Esta función, afirma la compañía, se introdujo en todos sus televisores a partir de 2011.

El reporte de The Guardian hace eco al escándalo que azota a la fabricante automotriz alemana Volkswagen, la cual está acusada de modificar los motores de alrededor de 11 millones de automóviles para dar mejores resultados en pruebas de emisión de gases contaminantes.

No es la primera ocasión que Samsung es acusada por la tecnología en sus televisores. En febrero, se encontró evidencia de que los televisores SmartTV de Samsung grababan las conversaciones de los usuarios sin que se dieran cuenta. Poco tiempo después, Samsung aclaró lo sucedido, cambiando sus políticas de reconocimiento de voz.

Close
Drag