​Samsung también sufre por caída en venta de teléfonos inteligentes

En su cuarto trimestre fiscal de 2015, la gigante sudcoreana vio un descenso en la venta de celulares, aunque la venta de procesadores y pantallas ayudaron a nivelar las cosas.

Foto de JUNG YEON-JE/AFP/Getty Images

Samsung es otra de las gigantes tecnológicas que se vieron afectadas por un descenso generalizado en la venta de teléfonos inteligentes.

La compañía, alguna vez la fabricante más importante gracias al lanzamiento del Galaxy S3 en 2012 y con el que reportó cinco trimestres con ingresos récord en su historia, reveló una caída en ventas de celulares del 3 por ciento durante el cuarto trimestre de 2015, que concluyó el 31 de diciembre de 2015.

En cuanto a tabletas, Samsung dijo que sus unidades vendidas aumentaron en el trimestre, gracias al incremento en la demanda de los modelos Galaxy Tab A y Tab S2. El área de móviles, que abarca tabletas, móviles y dispositivos de vestir, generó ingresos netos 2,230 millones de won, o US$1,850 millones, una baja del 7.3 por ciento con respecto al trimestre anterior.

Samsung no estuvo sola como la fabricante que perdió por la baja en el interés y ventas de telefonía móvil, pues su archirrival Apple también sufrió al reportar 74.8 millones de iPhones en su primer trimestre fiscal de 2016, debajo de lo esperado por analistas.

Samsung espera un 2016 difícil debido a la competencia en la gama media. La fabricante, que se espera anuncie su nueva gama alta a fines de febrero en Barcelona, también culpó a la situación del petróleo y la economía global tras las dificultades a la vista. El primer trimestre, dijo Samsung, será difícil debido a que los meses de enero a marzo corresponden al trimestre más bajo en general.

Sin embargo, Samsung espera que sus teléfonos de alta gama de 2016 --como el Galaxy S7 y Note 6-- les ayuden a fortalecer su liderazgo en el mercado. Asimismo, la gigante sudcoreana espera que las tabletas y los dispositivos de vestir les ayuden a que el departamento de móviles recupere su temporada de gloria.

El negocio de procesadores y pantallas de Samsung tuvo una caída en ganancias netas de 4.7 por ciento, en comparación con el mismo trimestre del año anterior; a pesar de la caída, el área generó casi el 50 por ciento de las ganancias totales de Samsung.

Samsung espera mantener a flote su negocio de procesadores con la introducción del Bio, un procesador dedicado a los dispositivos de actividad física. Se espera que Samsung anuncie el primer reloj inteligente con este procesador muy pronto, y sería una versión deportiva del Gear S2.

Samsung reportó ganancias en total de toda la compañía de 6,140 millones de won, ó, US$5,100 millones --un incremento del 15 por ciento con respecto al mismo período del año anterior. A pesar de las cifras positivas, analistas esperaban ganancias de 6,600 millones de won.

Close
Drag