CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tabletas

Samsung apuesta por las tabletas... aunque nadie las esté comprando ahora

Los dos nuevos dispositivos de la empresa y su lápiz óptico plantan cara al Apple iPad Pro y la Microsoft Surface. ¿Alguien morderá el anzuelo?

samsung-pre-brief-tablets-8968-075.jpg

Samsung presentó dos nuevas tabletas en el Mobile World Congress de Barcelona.

Josh Miller/CNET

La gran noticia de Samsung en el Congreso Mundial de Móviles no es el Galaxy S8, sino dos tabletas mejoradas.

El único problema es que en realidad ya nadie está comprando tabletas. Si no lo crees, pregúntale a Apple.

La gente está conservando sus tabletas por más tiempo (viéndolas más como actualizaciones de PC que como teléfonos). Las pantallas de los teléfonos, más grandes que nunca, están haciendo que las tabletas pierdan atractivo. Además de eso, muchos consumidores en EE.UU. preferirían gastar su dinero en actualizar sus teléfonos que en tabletas o wearables. Todo eso ha ocasionado que las ventas de tabletas vayan en caída libre.

La distribución de tabletas a nivel global cayó por el noveno trimestre consecutivo en los primeros tres meses de 2016, de acuerdo con el monitor de tecnología IDC. Las cosas han sido aún peores para el líder del mercado, Apple. Las ventas de sus dispositivos han caído durante 12 trimestres seguidos. Pese a ello, una de cada cuatro tabletas distribuidas siguió siendo un iPad.

"El mercado entero se ha estado contrayendo", dijo el analista de IDC Ryan Reith. "La gente está haciendo más cosas con su teléfono".

Reproduciendo: Mira esto: La Samsung Galaxy Tab S3 es una tableta muy delgada y...
1:45

Samsung no ha salido indemne: actualmente ocupa la segunda posición en el mercado de tabletas, por detrás de Apple, pero sólo fue responsable del 15.1 por ciento de las distribuciones del cuarto trimestre de 2016. Y si bien su porcentaje de mercado se incrementó en el periodo 13.6 por ciento hace un año, distribuyó 11 por ciento menos dispositivos de lo que hizo el año anterior.

El gigante sudcoreano de electrónicos espera que sus dos nuevos dispositivos -- la Tab S3 de 9.7 pulgadas y sistema operativo Android y la Galaxy Book potenciada con Microsoft Windows, que viene en modelos de 10 y 12 pulgadas -- impresionen a los consumidores que quieran tabletas que puedan hacer algo más que reproducir películas y navegar por internet. Ambas están hechas de materiales premium tales como cristal y vienen con el rediseñado Samsung S-Pen que, a diferencia del Apple Pencil, no necesita ser cargado.

"Lo que está pasando en el mercado es que la gente quiere hacer más", dijo Hassan Anjum, gerente senior de mercadotecnia de producto de las tabletas Samsung, durante una reunión con CNET y otros medios antes del anuncio de la compañía el domingo en el Congreso Mundial de Móviles en Barcelona. "A la gente le encanta consumir contenido en sus tabletas, pero lo que estamos viendo es una creciente demanda por tabletas dos-en-uno".

Teclado opcional

Los nuevos dispositivos de Samsung buscan ganar espacio en un segmento dorado de las tabletas: las llamadas desmontables. Piensa en éstas como una especie de híbrido computadora notebook/tableta frente a "pizarras" que son más como un teléfono de tamaño gigante. Las desmontables, también llamadas dos-en-uno, lo mismo pueden venir con teclados incorporados o ser ofrecidos como opciones. La mayoría además tienen lápices ópticos. El Apple iPad Pro cae en esta categoría; los iPads más viejos, como el Air 2, son pizarras.

El año pasado, el sector de las pizarras cayó casi un 20 por ciento, de acuerdo con IDC, además del declive de 15 por ciento del 2015.

"El mercado esencialmente llegó a su punto más álgido en 2014", dijo Reith de IDC.

Sin embargo, el mercado de los desmontables ha estado creciendo. En 2016 ese mercado creció 25 por ciento, dijo IDC, al tiempo que dispositivos de Apple y Microsoft se volvían más populares entre consumidores. Pese a ello, los desmontables solamente supusieron el 12 por ciento del total de volumen de tabletas en 2016, algo que está lejos de ser suficiente para compensar el espiral de declive en la venta de pizarras.

Samsung espera apelar a los fanáticos que estén buscando alternativas al iPad Pro de Apple o la Microsoft Surface Pro. La compañía incluirá su lápiz óptico tanto en la Tab S3 Android como en la Galaxy Book con Windows e incluirá la funda-teclado gratis con el dispositivo Windows (Microsoft y Apple venden sus fundas-teclado por separado).

Samsung no reveló el precio ni la fecha de disponibilidad, pero podemos apostar sin problemas a que las tabletas estarán posicionadas en la alta gama del mercado. Eso podría ser algo difícil de vender en el caso de la Android Tab S3 (hay bastantes opciones baratas de tabletas Android en el mercado), pero la gente ya está acostumbrada a que las tabletas con Windows 10 tengan precios más altos).

"La mayoría de la gente que está comprando [tablets desmontables] las está adquiriendo como reemplazos de notebooks, no de tabletas", dijo Jack Gold, analista de J. Gold Associates. "La gente las está usando para aplicaciones de productividad... y la mayoría del tiempo, nunca le sacan el teclado".

Ya sea que te guste el teclado o no, Samsung simplemente espera que las funciones de sus nuevas tabletas sean suficientes para alejarte de ese iPad -- o laptop -- al que te has aferrado por años.

Sigue nuestra cobertura del Mobile World Congress de Barcelona.