CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Seguridad

Samsung pagará hasta US$200,000 si encuentras 'bugs' en sus plataformas

Samsung invita a la comunidad de investigadores a localizar problemas de seguridad en casi 40 dispositivos, incluyendo sus joyas como los Galaxy S8 y Note 8.

¿Encontraste un 'bug' en un producto de Samsung? Podrías recibir US$200,000.

CNET

Samsung anunció un programa de recompensas monetarias para expertos informáticos que localicen problemas de seguridad y posibles puntos vulnerables en sus sistemas operativos.

Un total de 38 dispositivos --incluyendo los nuevos Galaxy S8, Galaxy S8 Plus y Galaxy Note 8-- entran en este programa que dará como recompensa por la ubicación y reporte de estos bugs hasta US$200,000. Los expertos tendrán que demostrar el bug y documentarlo para hacer válida la recompensa.

"Como proveedor líder de dispositivos móviles y experiencias, Samsung reconoce la importancia de proteger la información y datos del usuario, y prioriza la seguridad en cada uno de sus productos y servicios", dijo en el comunicado Injong Rhee, vicepresidente de investigación y desarrollo en Samsung. "Como parte de nuestro compromiso con la seguridad, Samsung se enorgullece de trabajar en alianza con la comunidad de investigadores de seguridad para asegurarse de que todos nuestros productos son monitorizados de cerca y continuamente por cualquier vulnerabilidad."

Las recompensas de Samsung no son nuevas, pues desde octubre de 2015 la compañía tiene un programa de seguridad para sus dispositivos móviles. La diferencia ahora es que el programa tiene un nombre oficial y se vuelve más formal. Asimismo, en enero del año pasado la firma surcoreana inició el piloto de este programa anunciado hoy.

Samsung no es la única empresa con este tipo de programas. Apple, Google y Microsoft tienen programas de recompensas similares para asegurarse de que sus dispositivos son lo suficientemente seguros como para sobrevivir a los ataques de hackers que buscan problemas de seguridad y obtener la información de los usuarios. 

Hace poco, la fabricante de drones DJI anunció un programa propio para asegurarse de que los programas de vuelo e itinerarios de sus drones no cayeran en manos equivocadas, esto luego de que la milicia estadounidense prohibiera su uso por problemas de seguridad.