Samsung presenta sus nuevos Galaxy S7, que resultan un tanto familiares

La firma sudcoreana recuperó la ranura para la tarjeta de expansión microSD y la resistencia al agua en la nueva generación de sus teléfonos insignia. También presentó otras novedades en MWC 2016 en Barcelona.

samsung-galaxy-s7-edge-camera.jpg

Los nuevos teléfonos Galaxy S7 de Samsung, presentados hoy en Barcelona.

BARCELONA -- Dicen por ahí que todo el mundo se equivoca, y hoy la mayor fabricante de celulares del mundo ha dado un paso atrás para retomar un par de funciones que los consumidores extrañaron en su teléfono insignia del año pasado.

Hoy en esta ciudad y en el marco de la feria de tecnología Mobile World Congress 2016, Samsung presentó la nueva generación de sus modelos de alta gama S. El Galaxy S7 recupera la ranura para la tarjeta de expansión microSD y la resistencia al agua, dos cualidades de la línea que desaparecieron con los modelos Galaxy S6 y S6 Edge del año pasado. Esos dos teléfonos fueron los primeros celulares insignia de la marca hechos de vidrio y metal.

Ese diseño, particularmente atractivo en la versión Edge, que tiene curvaturas en los costados, se ha mantenido en los modelos S7, que también cuentan con un procesador Sapdragon 820 (Samsung dice que, en Estados Unidos, es 30 por ciento más poderoso que el chip del S6) y una cámara trasera de 12 megapixeles. El Galaxy S7 Edge tiene una pantalla de 5.5 pulgadas, mientras que el S7 mide 5.1 pulgadas; las dos pantallas tienen la misma resolución QHD de 2,560x1,440 pixeles.

Ningún modelo tiene entrada USB tipo C, que se está volviendo el estándar de la industria (el nuevo LG G5, anunciado hoy, sí la tiene). Y al igual que LG, Samsung anunció que sus teléfonos insignia tendrán la función de pantalla "siempre encendida".

Mark Zuckerberg, presidente ejecutivo y fundador de Facebook, volvió locos a los asistentes durante su participación en la presentación de Samsung en Mobile World Congress 2016 en Barcelona.

Sarah Tew/CNET

"Tenemos una responsabilidad con millones de personas alrededor del mundo que aman nuestros productos", dijo el director general de la división móvil de Samsung, Dongjin Koh desde el escenario de MWC en esta ciudad. A pesar de que Koh insistió que el Galaxy S7 es un producto repensado y reimaginado, es imposible no ver las similitudes con los celulares que le precedieron y un afán por conservar a la enorme cantidad de fanáticos de la marca.

Samsung fue la fabricante de teléfonos que más unidades vendió el año pasado. Según la firma de investigación de mercado Strategy Analytics, Samsung distribuyó 81.3 millones de teléfonos en todo el mundo en el cuarto trimestre de 2015, un alza del 9 por ciento frente a las 74.5 millones de unidades del mismo periodo de 2014. Apple, por su parte, distribuyó 74.8 millones de iPhones en ese trimestre, frente a 74.5 millones el año anterior.

La industria móvil está más saturada que nunca y es cada vez más difícil para las fabricantes llamar la atención con sus modelos nuevos. Pero mientras que la otra gigante coreana -- LG -- presentó un nuevo ecosistema de divertidos accesorios para su nuevo teléfono insignia, el LG G5, la propuesta de Samsung es más conservadora.

Sin embargo, no se puede criticar a una empresa por haber escuchado las quejas de sus fanáticos, quienes fueron muy claros en la decepción que sintieron al ver desaparecer la ranura para las tarjetas microSD y la resistencia al agua.

Samsung también aprovechó MWC 2016 para presentar productos más innovadores, como la cámara de 360 grados Samsung Gear 360, que está llegando a un segmento de mercado que se está saturando rápidamente. LG hizo lo propio más temprano este mismo día con la introducción de su LG 360 Cam.

Pero entre las sorpresas de la noche estuvo la presencia de Mark Zuckerberg, el fundador y presidente ejecutivo de Facebook, quien habló por varios minutos de su visión para la realidad virtual y su asociación en este rubro con Samsung. Zuckerberg habló no sólo de la tecnología de Oculus, empresa que compró por US$2,000 millones en 2014, sino también de todas las sinergias que ve entre los productos de Samsung para la realidad virtual y los contenidos que estarán presentes en Facebook, comenzando por los videos de 360 grados que ya existen en la red social.

"La realidad virtual es la siguiente plataforma", dijo Zuckerberg ante los asistentes, que se pararon de sus asientos y corrieron al escenario para hacerse selfies con el famoso ejecutivo de fondo.

Como una forma de impulsar sus iniciativas en realidad virtual, Samsung regalará un par de gafas Gear VR a las personas que compren los teléfonos Galaxy S7 y S7 Edge en preventa.

Ahora está por verse si estos dispositivos lograrán conservar la buena racha de la firma sudcoreana en el sector móvil, y si la realidad virtual se podrá convertir en -- ajem -- una realidad comercial para la empresa.

Close
Drag