CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

El mercado de celulares en América Latina no crecerá en 2018: reporte

La firma de investigación de mercado Counterpoint dijo que los latinoamericanos ya no se están actualizando a teléfonos nuevos con la misma frecuencia que antes. Samsung sigue de líder del mercado regional.

Gráfica por Juan Garzon / CNET

Las inversiones de Samsung para fabricar, ensamblar y distribuir sus celulares -- especialmente sus teléfonos insignia Galaxy -- en América Latina han ayudado a la compañía surcoreana a convertirse en la favorita entre los consumidores de la región, dijo la firma de investigación de mercado Counterpoint el miércoles.

Su liderazgo en Latinoamérica le ha dado a Samsung una cuota de mercado del 38 por ciento en la región. Aparte de Samsung, Motorola fue la única otra fabricante cuyas ventas crecieron en 2017. En contraste, el número de unidades de celulares distribuidas por Apple, LG y Huawei bajó el año pasado. El estudio de Counterpoint halló que el 89 por ciento de los teléfonos que se distribuyeron eran smartphones (un aumento del 2 por ciento frente a 2016). 

Sin embargo, a pesar de que la distribución de celulares aumentó 5 por ciento en 2017 frente a 2016, sumando un total de 147 millones de unidades vendidas en el año, hacia finales de 2017 las ventas de teléfonos comenzaron a caer, dijo en un comunicado Tina Lu, analista con Counterpoint. 

Lu resaltó que la distribución de celulares cayó 5 por ciento durante el cuarto trimestre del año. Esta es la primera vez que el mercado experimenta esta baja y la analista espera que en 2018 continúe la tendencia a la baja.

¿La razón? Para muchos latinoamericanos es una gran inversión seguir comprando celulares nuevos. 

"Estamos viendo una desaceleración en el ritmo de reemplazos", dijo Lu. "Un smartphone es una inversión significativa para los consumidores de América Latina y muchos están manteniendo sus dispositivos por más tiempo, resultando en una tasa baja de reemplazo".

De hecho, la distribución de celulares de alta gama -- aquellos con un precio superior a los US$400 -- cayó 17 por ciento año con año. "Dispositivos como los iPhone y la serie Samsung Galaxy S en Latinoamérica siempre han sido más caros que sus homólogos en EE.UU.", dijo Lu. 

En cambio, los celulares inteligentes de gama media a baja (particularmente los Samsung J, LG K y Motorola G) dominan el mercado. De estos, la mayoría cuestan entre US$100 y US$199, un segmento de mercado que creció 13 por ciento año sobre año. 

Counterpoint también destacó que la distribución de los celulares con un precio menor a US$100 subió 5 por ciento debido a la venta de dispositivos usados. 

Similarmente, los celulares con un precio de entre US$300 y US$400 se vendieron 6 por ciento más que el año anterior, impulsado por los teléfonos de Apple y Samsung usados.